Alguna vez

Capítulo 1

Callie está en su cuarto terminando de alistarse como cada mañana, ese día es el cumpleaños número 18 de Mery, su mejor amiga, sabe que ésta hará una super fiesta de la que no quiere perderse, pero también sabe que es muy difícil que su padre con lo estricto que es, la deje ir, no es que sea una chica fiestera ni mucho menos, en más, es bastante tranquila y responsable, pero este caso es especial y sabe que Mery jamás le perdonaría si falta. Entre los pensamientos que rondan su cabeza, termina por fin de peinar su castaño cabello largo, deja el peine a un lado y escucha que alguien toca el timbre; John, el empleado de la casa, justamente ese día tiene libre y Froy, su padre, está en su empresa como siempre, por lo que Call baja las escaleras y abre la puerta, como se lo imaginaba, era Mery, la morena que la abraza eufórica. 

 — Estás contenta por lo visto, feliz cumpleaños – Dice Call soltándose del abrazo de su amiga.

— Si, claro, estoy muy contenta, bueno yo nada más venía a recordarte que esta noche es la fiesta de mi cumpleaños y no quiero que faltes

— Mery... Tú sabes que me muero por ir, pero también sabes como es mi papá... 

— Si no te deja venir te escapas, pero quiero que estes esta noche, es muy importante para mí que estés ahí, además viene Ian, mi novio del que tanto te he hablado, así lo conoces de una vez – Call sonríe, en eso tiene razón, desde que su mejor amiga comenzó a salir con ese tal Ian, no ha parado de hablar de él y a Call ya le entrado curiosidad por saber que tanto tiene de especial 

— Bueno está bien, haré lo que sea para ir — La morena la abraza una vez más pero se suelta de inmediato. 

— Bueno entonces te espero esta noche, ahora debo irme porque aún me quedan muchas cosas que arreglar para la fiesta, te quiero, nos vemos –Ambas sonríen y Mery sale de la casa de Call rápidamente, la castaña cierra la puerta y sonríe, la sonrisa se le borra pronto del rostro cuando piensa en cómo convencer a su papá de que la dejé ir, lo de escaparse no se le sienta bien, nunca ha hecho una locura así y a decir verdad, le da bastante miedo, su padre es un hombre poderoso y bastante riguroso, nunca ha sido permisivo ni siquiera cuando su difunta esposa y madre de Call estaba viva, pero algo se le debía ocurrir, a esa fiesta iba sí o sí. Call subió las escaleras rápidamente hasta llegar a su cuarto, abrió el clóset y buscó dentro algún vestido indicado para la ocasión, tenía bastantes y la mayoría nunca los había usado, se probó 1, 2 hasta 3 y ninguno la convencía, se sienta en su cama algo frustrada y se pasa las manos por la cara, mira un segundo hacia su clóset y se fija en una bolsa que había dentro, no se acordaba de ella, pero la alegró bastante porque sabía que ahí dentro habían unas cosas de su mamá, probablemente ahí hubiera algún vestido que le sirviera, fue rápidamente hasta ella, sacó la bolsa y la abrió, ahí estaba, el vestido perfecto, su madre la salvaba aún no estando con ella

– Gracias mami – Dice la chica sonriendo enormemente mientras mira hacia arriba, enseguida se lo prueba y le gusta aún más, es un vestido color crema con un escote en V pero que no muestra más de lo normal, no muy corto ni muy largo, es perfecto para ella que es una chica de 1.70. Se saca el vestido tras unos minutos de modelarlo y vuelve a colocarlo en su lugar, ahora solo le queda lo más pesado, convencer a Froy de que la deje ir. 

 

Horas más tarde... 

Froy regresa a casa a las 7 en punto, hora en que llega normalmente, Callie, su hija, lo espera en la sala, por su mirada imagina que le pedirá algo. 

— Pa... Que bueno que llegas, quería hablar contigo, bueno, mejor dicho pedirte algo muy importante 

— ¡Bah! Supuse que algo me pedirías, acabo de llegar y ni saludarme haces, bueno en fin, ¿qué quieres? 

— Bueno... Esta noche es el cumpleaños de Mery, y quería pedir tu permiso para ir, por favor – Froy mira lentamente a su hija, ésta está bastante temerosa, siempre le ha tenido miedo. 

— Nunca me ha gustado esa muchachita

— Papá... Yo nunca te he faltado el respeto ni pretendo hacerlo, pero si me permites decirte, nunca te ha gustado nadie que hable conmigo, no me dejas tener amigos, no me dejas hablar con nadie 

— Te equivocas, sabes muy bien que hay un chico que siempre me ha gustado para ti – Sonríe, una sonrisa oscura y maliciosa. 

— Evian – Dice revoleando los ojos, no soporta a ese chico y su padre siempre ha querido imponerselo. 

— Exacto, ese chico es perfecto para ti, pero bien, por hoy no te hablaré de él, ya te darás cuenta de que es el hombre perfecto para estar contigo

— ¿Me dejaras ir? – Dice Call con cara de súplica, sabe que su padre nunca ha sido un hombre cariñoso y esos gestos no le harán cambiar de opinión pero nada perdía intentándolo. 

– Callie, ve a tu cuarto, no responderé esa pregunta porque sabes mi respuesta — Call en ese momento siente unas enormes ganas de llorar, pero no lo hace, solo sube corriendo las escaleras hasta llegar a su cuarto y tirarse en su cama, cada vez le hace más sentido las palabras de Mery sobre escaparse, siempre hay una primera vez para todo, y quizás este sea el momento perfecto para su primera escapada y revelarse un poco de su padre, tras estar unos minutos pensando encima de su cama, se levanta y se decide, a ese cumpleaños no faltará, se da un baño, se maquilla, se hace un peinado bastante simple y finalmente se coloca el vestido que tanto le gustó, cree recordar a su madre alguna vez con él, después de todo murió cuando ésta tenía ya 10 años; tras estar completamente lista, dieron las 20:30 hrs, bajó las escaleras lentamente y miró hacia todos lados asegurandose de que no haya Froy a la vista, así con pasos silenciosos llega hasta la puerta, la abre despacio y sale lo más pronto que puede, una vez afuera respira aliviada y casi corre hasta la parada de taxis antes de que su padre la pillara, solo reza para que no se de cuenta de su ausencia esa noche, tras tomar un taxi llega pronto a la casa de su mejor amiga, le paga al chófer y baja, toca el timbre, 2 minutos después sale Mery a recibirla, abre rápido el portón, Call entra y se abrazan. 



Krn_Esc

Editado: 01.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar