Ami

Vamos por ello

Ya había pasado una semana desde que Ami atrapo al zorrito y lo llevaba a la escuela. Todos pensaban que era un peluche que le gustaba mucho, por lo que no preguntaban mucho. Y, aunque algunas de las compañeras querían poder abrazarlo y tenerlo, Ami no permitía que lo hicieran diciendo que es un poco difícil poder dárselo a otra persona ya que a ella le gustaba mucho. Bueno, aunque no fue una muy buena excusa que las hiciera estar convencidas por completo. Pero, debido a como ella insistía en no poder dárselo a nadie, entendían que debía de ser algo importante para ella por lo que mejor dejaron de intentarlo.

El tiempo que había pasado, por estar corriendo entre una cosa y otra, Ami no había tratado de averiguar nada más sobre estas criaturas. Pero, en esta ocasión debía de cambiar la forma de ver hasta donde le era posible encontrar la información como si era necesario tener que lidiar con ello o solamente dejarlos pasar sin hacerles nada.

Mientras se encontraba sola en el aula, vio al zorrito y dijo – ya ha pasado una semana y no hemos podido hablar, por cierto ¿Cómo te llamas? – el zorrito, un poco ofendido, respondió – hasta ahora se te ocurre preguntar por eso, cuando creía que ya no había nada más en ti para pensar en preguntarme sobre como me llamo o si habías perdido el interés en mí – Ami – bueno, no es como si eso hubiese sido verdad, lo que pasa es que he tenido que pensar en muchas cosas y por eso no había podido preguntarte sobre eso. Peor, ahora que ya estoy un poco más relajada, será mejor que me digas o yo decidiré un nombre para ti sin que pongas alguna excusa – el zorrito – muy bien, te lo diré. Yo soy Lid, un honorable zorro ilusionista – Ami – Ah~, quien diría que puedas ser alguien honorable. Pero, mucho gusto en conocerte, mi nombre es Ami – luego sonrió – espero que podamos llevarnos bien durante todo este tiempo – el zorrito – mucho gusto, pero, dime, cómo es que sabes de nosotros. Hasta el momento nadie nos había visto – Ami – eso sí que es gracioso, pero lo que sí sé es que no fue tan bueno el día que los vi por primera vez. Por cierto, Lid dime cómo es que llegaron aquí o ya desde hace tiempo es que ya vivían entre nosotros, pero nunca nos dimos cuenta de ello – Lid – la verdad no estas tan mal. Nosotros hemos vivido con ustedes desde épocas antiguas, pero, con el pasar del tiempo, hubo un instante en la que esta realidad no nos pudo contener a ambas partes viviendo en armonía. Como consecuencia de tal caos, es que todo cambio para nosotros al tener que dejar este lugar y terminar en una clase de dimensión alterna donde podemos vivir. Por supuesto que eso no es nada divertido y siempre terminamos siendo limitados. Pero, desde el día en que fuimos liberados de tal atadura, fue el momento en donde nuestra libertad se vio como una fuente triunfal para los angustiosos días que habíamos tenido durante tanto tiempo – Ami – en otras palabras, ustedes también pertenecen a este lugar como nosotros pero tuvieron que abandonarlo por cuestiones de la misma realidad del mundo – Lid – Así es, no puedo creer que me hayas entendido a la primera y no te molestaste en preguntar más cosas relacionadas con esto – Ami – bueno, no es que no haya tenido problemas para poder procesar toda esta información sino que me imaginaba que debía de haber algo más en esto que no sabía. Pero, bueno, lo que más deseo saber es si hay algún tipo de peligro con ustedes aquí para mi tranquilidad – Lid – después de haber estado tanto tiempo contigo, ahora piensas que no soy para nada alguien confiable – Ami – no es que no seas confiable – dio una pequeña vuelta y aparto la mirada por un instante – sin embargo, en sí no conozca nada sobre ustedes y estas características como lo es la ilusión que causaste la otra vez – Lid – Mira pequeña – Ami – ¿Pequeña?, estas seguro que soy alguien pequeña – Lid – bueno, así te ves para mí – Ami – para que lo sepas yo ya tengo 13 años, así que no puedo seguir siendo una niña pequeña como te lo imaginas ­– Lid – no veo la diferencia de lo que dices. Sigues siendo una niña sin importar como me lo quieras decir – Ami, dándole un coscorrón a Lid, agrego – Espero que puedas volver a pensarlo la próxima vez que me digas algo como esos otra vez – Lid, poniendo sus patas sobre la cabeza – está bien, lo pensaré mejor la próxima vez – en voz baja – niña – a lo cual Ami le volvió a dar otro coscorrón.

Ya, una vez se había calmado, Ami continúo diciendo – de acuerdo, continuemos con lo que estábamos hablando antes – Lid – está bien – Ami – bueno, diem ahora que es lo que son ustedes exactamente – Lid – nosotros somo animales que inicialmente habían salido de una pequeña imaginación de todos los seres humanos. Por supuesto que no somos feos, pues todos nos basamos en lo bello que puede ver en las personas – Ami – Si esto es así. Entonces no sé que clase de belleza pudo hacer que aparecieras en primer lugar – Lid, enojado, respondió – me vas a dejar continuar hablando o sólo te seguirás burlando de mí – Ami – está bien, sigue hablando – Lid – de acuerdo, en lo que estaba diciendo. Veras nosotros al nacer de todos ustedes, hay algo más que no conocemos ni ustedes pueden comprender y eso es que hay una parte de todos que es traviesa. Es por ello que nosotros hemos tomado esa parte traviesa de todos. Si hacemos alguna que otra travesura es debido a nuestra naturaleza. Por ello, para mantener todo en orden, nosotros debemos de ser capaces de seguir absorbiendo esta fuente que es el exceso de esta energía – Ami – en otras palabras, cuando una persona es demasiado traviesa y se sobrepasa de lo que podríamos llamar los estándares normales, es en ese momento en le que ustedes aparecen para ser parte y poder controlar que esta se salga de los limites – Lid – Efectivamente – Ami – en ese caso, el motivo por el cual ustedes han sido rechazado por la misma resalida es por ser la personificación de este tipo de limite de las personas. Es por ello que sería mejor que regresaran al lugar de donde vienen y no, de esta manera, no tener que lidiar con ustedes sería lo mejor para mí – Lid – oye, ¿De dónde has obtenido este resultado? – Ami – bueno, eso es lo más obvio, sino fuera así entonces que más tendríamos que hacer para no tener problemas más adelante. Después de todo ya tuve un pequeño problema con unos de ustedes y no deseo tener que vivir con otro igual – Lid – calma, calma, piénsalo con cuidado. No es bueno para nadie el sacar conclusiones precipitadamente – Ami – lo que estoy pensando no es para nada precipitado. Ya que al final de cuentas, lo he estado pensando mucho durante todo este tiempo que ha transcurrido por lo que considero el no estar equivocada en lo más mínimo sobre esto – Lid – bueno, mira, puedes tener muchas ventajas si te mantienes conmigo y en lugar de deshacerte de mí – Ami – vamos, dime una sola cosa para que pueda creerte todo lo que me estas diciendo en este momento para que pueda reconsiderar tus palabras y no trate de regresarte de donde vienes – Lid – Bueno, una cosa que puede serte útil es... es... – empezó a ver de un lado a otro sin tener ni la más mínima idea de que poder responderle pero, al verla como lo miraba muy directamente y no le quitaba esa mirada en lo más mínimo, sintió un pequeño escalofrío pasar en su cuerpo antes de decir – lo que puedo hacer por ti es encontrar una manera de lograr tener un poco más de contacto con otros como yo. Por supuesto que podemos llegar a un acuerdo en el que te puedo dar una mano para que no te hagan nada y de esta manera poder seguirlos sin tener miedo a qué te hagan una mala broma del cual termines arrepintiendo más tarde. Que te parece eso – Ami – si lo vemos de esa manera, es una buena propuesta la que me das. Así que no puedo dejarte ir ni tener que regresarte a ese lugar. Ya que si puedes mantenerme esa promesa de estar siempre atento a cualquier cosa que intenten los demás por hacerme algo – lo miro nuevamente como si esperara a que le dijera algo más para terminar de convencerla. Lid, al notar que no tendría escapatoria si no lograba conseguir otra manera en que le satisficiera a Ami, agrego – te puedo enseñar lo que usaban antes para poder estar con nosotros. Por supuesto que te garantizo que es totalmente efectivo. Sin o lo es, puedes tomar la decisión de regresarme al lugar de donde me sacaron sin ni un remordimiento – Ami – si es así, en ese caso aceptaré – le extendió la mano mientras decía – será un gusto poder contar con tu ayuda para resolver esto y evitar que realicen algún estrago – Lid, que le extendió su pata para hacer el trato – claro, ya veras que no te decepcionaré – mientras en el interior se sentía mal y pensaba – si alguien se entera que termine perdiendo en contra de una niña como ella, de seguro que todos se reirán de mí. Por ello será mejor que trate de mantenerme alejado de los demás y no deje que ella los encuentre o ellos a ella. Sólo de esa manera es que podré continuar mi vida, por lo menos haré eso hasta que encuentre la forma de poder terminar quitándome esto que me engancha a ella. Si tan sólo no me hubiese topado con ella, si hubiera sido un poco más cuidadoso, estaría en este momento divirtiéndome y haciéndole bromas a varios de aquí. Pero, ya verás, en el momento en que ya no esté atado a ti me las vas a pagar por tal humillación que me estás haciendo pasar, sólo espera y veras pequeña niña traviesa – y fingía una sonrisa para que Ami no sospechara de lo que en realidad estaba pensando y quería.



#9621 en Fantasía

En el texto hay: diversion

Editado: 10.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.