Amor por Mentiras

Capitulo 4

Leydi Daft 

Al terminar de prepararme para la escuela salgo de mi casa y nuevamente veo a Kadry parado esperando, hago como que no lo vi y me aseguro de cerrar bien la puerta ya que mi padres ya se han ido a trabajar; comienzo a caminar pasando a un lado de Kadry ignorándolo completamente pero al aun así me sigue hasta que llegamos a la escuela y se separa de mi. 

Yo hago lo que normalmente, me voy un rato a la cafetería para poder comprar algo y después me dirijo a mi clase la cual comparto con Jason. 

—  Hola—  me saluda pero yo solo le sonrió—  ¿Todo bien?—  pregunta y yo solo asiento. 

Durante toda la clase el hacia preguntas y yo solo contestaba con gestos y cuando no había un gesto posible anotaba la respuesta. 

—  ¿Qué hiciste ayer para que no puedas hablar?—  pregunta y por alguna razón los ojos se me vuelven llorosos—  ¿Qué te paso?

Intento hablar pero aun no tengo voz para hacerlo y al final me termino lastimando mas la garganta; así que decido escribir todo lo que sucedió el día de ayer y al terminar de explicarlo el me abraza hasta que la profesora nos dice que nos alejemos y nos concentremos en el trabajo. 

Termina la clase y antes de que cada quien se vaya por su camino logro decirle a Jason que el día de hoy mantenga lo mas alejada de mi a Sandra y acepta ya que lo entiende a la perfección pero Sandra no entiende nada o si lo entiende lo ignora por completo. 

Las clases continúan hasta que llega el descanso y me voy para la cafetería, es el único lugar en donde no me debo preocupar porque es el único lugar en donde nadie me habla para conversar o para tocar algún tema de clases, no compro comida porque el poco dinero que tenia me lo gaste por la mañana así que tan solo me siento en una mesa a esperar que el descanso se acabe. 

—  Toma—  me dice el chico dándome una bandeja—  Tienes que comer—  se sienta enfrente mío con otra bandeja para el. 

La comida aquí adentro cuesta mucho y yo por el momento no tengo la forma de pagarle así que le regreso la bandeja haciendo un gesto de negación pero el nuevamente me la da. 

—  No te la voy a cobrar—  dice como si me hubiera leído el pensamiento—  Asi que come que de seguro no lo has hecho. 

Y yo lo hago, mientras comemos el me platica sobre alguna cosas que ha hecho y me hace preguntas pero yo solo me quedo callada sin poder responder hasta que el saca una hoja y pluma para que pueda escribir, la campana sonó y ya estaba lista para ir a mi siguiente clase pero el me detuvo. 

—  ¿Segura que quieres ir a clase?—  yo solo asiento—  La clase que tienes ahora es la que compartes con Sandra. 

Mierda 

—   Vamos al campo—  propone—  Solo te vas a perder esta ultima clase y eres una persona responsable así que no te afectara—  intenta convencerme—  Y a mi tampoco me afectara saltarme la ultima clase—  explica y yo finalmente accedo. 

Al llegar al campo afortunadamente no hay ningún grupo para deportes, el se quita la chamarra que trae y  nos sentamos un rato el en pasto a mirar a la nada sin que ninguno de los dos hable.

—  Perdón—  dice de la nada y lo miro confundida—  No debí haberte llevado a mi casa sabiendo que tus padres llegarían. 

No es tu culpa, digo en mis pensamiento como si el pudiera leerlos, le tomo la mano y solo sonrió teniendo la esperanza de que pueda entenderme; el se acerca mas a mi y me abraza sorpresivamente. 

—  Yo estoy contigo—  dice sabiendo que eran las palabras que deseaba escuchar. 

—  ¡Kadry!—  lo llaman a nuestras espaldas y reconozco quien es. 

Sandra. 

Tomo la sudadera que Kadry tenia y me la pongo en la cabeza para que Sandra no vea quien soy, suena algo estúpido pero tengo la esperanza de que funcione. 

—  Kadry—  vuelve a llamarlo pero esta vez estando enfrente de nosotros—  ¿Quién es ella?—  pregunta al verme con la cabeza tapada y la cara agachada. 

—  ¿Qué se te ofrece, Sandra?—  le cambia la pregunta. 

—  Te he estado buscando, para pasar tiempo con mi gran amigo. 

—  Sandra, se que tu pasar tiempo—  dice entre comillas—  Viene con una doble intención y te quiero decir que no me interesa. 

—  ¿Que?—  pregunta confundida y ofendida. 

—  Que no me interesa salir contigo, Sandra—  le aclara—  Claro que nuestra amistad me interesa pero mas haya de eso no, yo solo quero ser tu amigo y ya. 

—  ¿Eres idiota o que?—  pregunta enojada y me dan unas ganas de reírme—  Mírame Kadry, soy la chica que cualquiera desearía. 

—  Yo no soy cualquier persona— dice—  Y no me interesas porque a mi me gusta alguien mas.

—  Púdrete Kadry—  dice y por su tono de voz se que esta extremadamente enojada porque no se esperaba que la rechazara, mucho menos el; de la misma forma que yo, Sandra quedo flechada por Kadry desde que lo conoció, pero la diferencia es que yo lo supere y estoy segura de que ella no. 

—  Ya se fue—  me informa Kadry y me quito la sudadera—  Creo que se molesto un poco—  dice riendo y por alguna razón yo también lo hago—  Ya deberíamos irnos—  me confundo ya que aun no se terminan las clases—  Ya que no vamos a entrar a la ultima clase deberíamos irnos, si caminamos derecho hay una cerca que se puede saltar fácilmente y saldremos de la escuela sin que se den cuenta—  me explica—  ¿Vamos?—  pregunta para mi aprobación. 



#4481 en Joven Adulto
#5408 en Thriller
#3064 en Misterio

En el texto hay: misterio, romace, venganza

Editado: 28.06.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.