Antes de partir

Una vez más

Desperté. Vi mi reloj, marcaba media noche, estaba mareado, y nauseabundo, la cabeza me daba vueltas, y el televisor sonaba, ¿lo dejé encendido? Ni siquiera recuerdo haberlo prendido. Me sentía confundido, todo era borroso y difícilmente diferenciaba las cosas. ¿Qué está pasando? Oigo ruidos extraños que desconozco, mas no me puedo levantar de este sillón, cosquilleos me recorren el cuerpo repentinamente, miro a mi alrededor, no sé si la casa se mueve o mi visión falla, hay tantos sonidos, veo luz y oscuridad, todo al mismo tiempo, siento que caigo a un vacío profundo e interminable, siento un nudo en la garganta. Y en un abrir y cerrar de ojos, ahí está, parada frente a mí. Viéndome directamente a los ojos, quiero decir tantas cosas, pero mi boca tiene otros planes, y ninguna palabra escapa de mis labios. Hacemos contacto visual, y me ve como si pudiese penetrar mi alma, quemando hasta el fondo de mi ser. Me observa como si pudiese leer mis pensamientos, siento una gran presión en el pecho, mis pulmones parecen estar incendiándose, y mi corazón palpita a tal velocidad, que estoy seguro que podría estallar en cualquier instante. Era la muerte. Extendiende su mano sobre mi cabeza, pronunciando palabras que no puedo repetir o entender, no me puedo quejar ni me puedo mover. Intento resistirme, pero mi cuerpo simplemente no responde. Es entonces cuando entra el terror. ¿Me mintió? ¿Son estos mis últimos momentos? ¿Así es como termina todo? La muerte tiene su mano puesta en mi cabeza. Y finalmente sucumbo ante su poder. Cierro los ojos, rendindo y cansado. Una lágrima recorre lntamente mi mejilla. Todo se torna negro. Se hace más frío. Me siento sólo. Siento miedo. Siento todo.

Despierto. La luz del sol entra por mi ventana, y un pequeño pájaro canta, como si fuera solo para mí. No puedo moverme muy bien, todo está borroso, sé que no estoy en mi casa, todo huele distinto, se ve diferente, se siente nuevo, pero familiar, como si ya lo hubiese visto o sentido antes. Es entonces, en mi desesperación, que llega una mujer hermosa, que parece tan distante y de proporciones diferentes, me toma en sus brazos, envolviéndome en un cálido abrazo, su perfume, su cabello, su rostro, se quién es esta mujer, esta mujer es mi madre, esta casa es mi casa, este cuarto era mi cuarto. Comienza entonces a cantar con una voz tan dulce y melodiosa, que calma todo mi ser. Su sonrisa es cálida, sus ojos están llenos de ternura, su tacto es suave y sus brazos me hacen sentir en casa. Me hace sentir el amor que hace mucho no sentía. No puedo decirle palabra alguna. quisiera decirle cuanto la extraño y cuanta falta me hizo desde su partida. Quiero abrazarla, mas no puedo moverme. Lentamente, me quedo dormido, una vez más, por última vez, entre los brazos de mi madre.

 Despierto nuevamente, ahora en un parque, y ella sigue conmigo. Me encuentro algo confundio, no sé por qué estoy de nuevo aquí, ¿será la reencarnación? es tan confuso. Es como ver mi vida desde mi perspectiva, pero siendo conciente de que en realidad no es del todo real. Se asemeja a ver una película, simplemente no puedo intervenir en los eventos, pero puedo ver todo lo que ocurre y sentir lo que en ese momento sentía.

Veo a todas partes con tanta curiosidad e inocencia, todo parece tan nuevo, tan joven, tan impresionantemente bello, tan perfecto, jamás había notado la perfección con la que están hechas las cosas que me rodean, nunca había sentido más profundamente conectado con el mundo como lo siento ahora, es como volver a sentir la vida pasando de mis manos a mis pies, es la dicha de estar vivo, es la alegría inigualable de ver de nuevo el rostro de mi madre, la mujer que me guio en mi vida, aquella mujer que me quiso incondicionalmente, ojala pudiera decirle, que la amo, que es la mejor madre del universo. Ojalá pudiese congelar este momento, enmarcarlo, y tener esa delicada sonrisa para toda la vida. Mi relación con mi madre nunca fue la mejor, debí apreciarla más, siendo una madre soltera de 4 hijos, trabajaba demaciado para mantenernos y yo ni siquiera lo notaba.

Despierto una vez más, mi cuarto ha cambiado, sé que es miércoles, la mitad de la semana está aquí. Ahora es distinto, soy un niño de 7 años, en un día normal. Aun con mi edad, soy incapaz de pronunciar palabra alguna, las ideas fluyen, pero las palabras no dejan mis labios. Veo en mi pared, dibujos, representando lo que yo quería hacer cuando fuese grande, todos mis dibujos me recuerdan a esta etapa de mi vida, donde quería ser absolutamente todo, un chef, un astronauta, un policía, un bombero, un doctor, un presidente, un vaquero, un veterinario, un piloto, todo lo que se me venía a la mente.

Estaba en esa etapa donde toda persona adulta, me preguntaba: ¿Qué quieres ser de grande? Y yo pensaba en mi futuro como si fuese la cosa más maravillosa. A los adultos les gusta ver a los niños soñar y contarles las aventuras que piensan tener en el futuro. En cuanto a mi, yo pensaba en las nuevas tecnologías, en ser importante y famoso, en hacer todo lo que pudiese hacer, navegar por los mares, viajar por el espacio, descubrir nuevas especies, hacer toda clase de locuras, ser feliz.

 Pero era tan solo un pequeño, sin preocupaciones ni percepción de la realidad. Sin mbargo, ni siquiera sabiendo lo dura que es la vida, con las experiencias que el mundo me ha brindado, y siendo un viejo amargado, mataría los sueños de un niño. Sino todo lo contrario, ayudarle a extender sus alas, para que vuele más alto que las nubes, y descubra nuevos horizontes. Cuando eres un niño, la gente aparenta darte todo su apoyo, te dicen que puedes hacer todo lo que te propones, te dicen lo especial que eres y lo mucho que vales, te dicen que puedes hacerlo todo, que no hay límites ni barreras, y mucho menos obstáculos. Pero en fondo, todos saben que el mundo no es de esa manera. Mas la ilusion de un niño es probablemente lo más puro e inocente que puede haber. 



#30235 en Otros
#9693 en Relatos cortos

En el texto hay: nostalgia, muerte, romance

Editado: 10.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.