Antes de partir

el ultimo adiós

Hoy es domingo. Mi último día con vida. Esta mañana, me levante sintiendóme más vivo que nunca antes. A diferencia de como supuse que iba a ser este día, me siento tanto feliz como triste, sin embargo es un tristeza dificil de explicar. Es un sentimiento de alivio, como si se me quitra todo un peso de encima, mi primer instinto es pensar que el romper la rutina es ese algo que le ha dado vuelta a mi vida, literalmente. Sin embargo esta constante presion en el pecho, y este nudo en la garganta que hace que sea difícil respirar, me ponen a pensar en lo inevitable. Todos estos sentimientos, simplemente son un presagio, hoy será el día más reflexivo de mi existencia.

 La muerte, para mi, jamás ha sido algo sobre lo que medite a menudo, incluso ahora, con varios años encima; no obstante, el estar a unas horas de mi muerte, realmente me pone a pensar en todo. Y me refiero a todo en un sentido tanto fisico, pero más que nada metafísico. No profeso ningúna religión, a difrencia de mi esposa, que siempre creyó que al morir se encontraría nuevamente con sus seres queridos que han fallecido. Para mi, la muerte simplemente es este proceso natural, es tan natural como nacer, pero es más doloroso, y no lo digo por la persona quien muere, porque ciertammente, estando muerto no hay conciencia de que estas en ese estado, sino, por todos los demás. Es como una bomba que acaba de estallar, y lastima a todas las personas que tenias cerca, a pesar de que no planeabas lastimarles.

Pienso en tantas cosas, comenzando y basandome en lo que ya sé, esto es, la existencia de un ser que llamamos muerte. A partir de esta idea, pienso en todas las posibilidades. Pienso en lo que puede seguir después de la vida y a dónde me llevará la parca, si será este mundo de lo que la mayoría de las creencias hablan, si será que hay un Dios que decida si entro o no, o si es que solo la muerte tiene el poder de decidir sobre las almas que toma, de este punto en adelante, nosotros ya no importamos, la voluntad del hombre termina donde la voluntad de la muerte comienza, es asi como arrasa con lo que le place, y nosotros no podemos oponernos y simplemente aprendemos a vivir con la ausencia. 

 Pienso entonces también en esta casa, y en como se convertirá en un lugar olvidado por el hombre, siendo que se encuentra lejos del pueblo. Cuando la noche caiga, ni siquera la luna sabrá de nuestra existencia. Nada podrá encapsular nuestra ecencia. En estos momentos, me es imposible pensar en otra cosa más que en la muerte misma, y no solo como un concepto, pero aquella imágen de la muerte, que se niega a abandonar mis pensamientos, alta y fría, con mirada vacía donde guarda las almas perdidas, esa cara que denota indiferencia y a la vez compasión, es un concepto de dualidad hecho materia. Ni siquira estoy seguro de poder describirlo como tal. Es más bien como un sueño lúcido, quizá una parte de mi desea con tantas fuerzas que sea mentira, que de hecho, se ha convertido en una pesadilla en la cabeza de un anciano moribundo que intenta explicarse el acecamiento de el evento más importante de su vida: su muerte.

 Todo está listo, solo espero a mi familia con ansias, hace mucho que no los veo, y no puedo esperar por el momento en el que entren por esa puerta, pronunciando mi nombre y envolviendome en un abrazo cariñoso. Del mismo modo, comienzo a pensar en ellos, recuerdo el día de ayer, cuando estuve nuevamente a su lado, rio un poco y una sonrisa se pinta en mi rostro, pero lo acompaña una lágrima que se ha escapado de mis ojos. Se viene a mi mente su primer día de escuela, tan pequeños, tan lindos. A diferencia de sus compañeros, ellos iban con tantas ganas, tenian la ilusión de estar dando el paso más grande de su vida. Caminando por estos pasillos veo entonces la fotos de sus graduaciones universitarias, y me pregunto en qué momento fue que cecieron tanto, y cómo pasaron de sr astronautas vaqueros a licenciados, o doctores. Recuerdo ese día que construyeron una nave espacial con cartón, y como su madre se alteraba al ver que estaban pintando las pardes con crayones, a manera de un universo. Recuerdo llegar a casa para encontrarlos a todos, limpiando apenados, mientras mi esposa preparaba la cena, avergonzada por haberlos regañado. Verdaderamente, estas paedes guardan los recuerdos como si fuera un album, sólo que los unicos que podemos ver las historias somos nosotros, quienes vivieron en esta casa. Camino lentamente, recorriendo toda mi vivienda, supongo que la nostalgia hace que mis pies paseen más que otros días.  Me siento como un loco, sonriendo y dejando una o dos lágrimas. Como si no pudiera controlar lo que siento. Y creo que es asi. No puedo evitar más que pensar, pero los recuerdos llegan sin aviso.  

Preparo la mesa y la cocina. No puedo esperar  a que lleguen. No quiero gastar ni un segundo más. Me he dado cuenta de todo el tiempo que no había aprovechado, todo lo que pude haber hecho mejor, y me duele pensar que no puedo hacerlo de nuevo , sin embargo - volviendo a los sentimientos mezclados- de no haber sido por los caminos que rcorrí, no hubiera llegado a este punto de mi vida. No habría tenido todo lo que tuve, ni logrado lo poco o mucho que logré.

Finalmente, después de un tortuso tiempo, llaman a la puerta. Son ellos. No necesito asomarme por la ventana para saberlo, mi corazón ha saltado dentro de mi pecho, anunciando su llegada, no puede ser alguien más. Me saludan y los saludo, no tiene ni idea de cuan agradecido me siento de que se hayan tomado el tiempo y la molestia de venir, no tienen idea de lo mucho que los amo y aprecio, y supongo que eso es mi culpa, por no haberlo expresado lo suficiente. Preparamos la comida, todos juntos, mis hijos, una vez más reunidos en esta casa, todos unos profesionistas exitosos ue han formado su vida con sus parejas, cada uno de ellos tan diferentes, pero con una chispa que los hace únicos.



#30235 en Otros
#9693 en Relatos cortos

En el texto hay: nostalgia, muerte, romance

Editado: 10.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.