Aparentemente Ella

Capítulo 29

POV'S Paola

Me dolía hasta pensar en abrir los ojos.

El ardor insoportable en las partes de mi cuerpo se volvía cada vez más difícil de sobrellevar. Las heridas que me dejó Brittany de seguro. Jamás fue mi madre. Y si lo fue, era una desnaturalizada. Prefirió a un hombre antes que a su hija, a la criatura que salió de ella. La trágica película se reproducía sin control en mi mente, acuchillándome de cierto modo.

Pensé que mi violación en los fríos y escalofriantes bosques de Wyoming había sido la peor noche de mi vida. Resulta que estaba equivocada. Descubrir que siempre viviste cerca del enemigo, que le hablabas, que lo amabas. Ésa era la peor parte, la peor noche de todas. Y todo su odio e ira en sus árticos ojos, dirigidos a mí con una sorprendente intensidad permanecería en mis recuerdos hasta tiempos lejanos. ¿Perdonar ahora? ¡Esa carta no podía jugarse! No la quería cerca de mí, representaba un peligro viviente.

Sólo recordaba haber intentado tomar las llaves del collar que tenía. La pérdida de mi conciencia me lo impidió. Tenía que saber cómo es que estaba viva. Tenía que abrir los ojos. Tenía que...

—... la haré pagar, te amo —escuché ésa declaración, sincera y cruda.

¿Mason?

Lo miré, con su cabeza azabache recostada en mi abdomen, sentí esa área húmeda. ¿Estaba llorando?

Me removí en la cama para intentar llamar su atención, o esa fue mi intención. No lo conseguí. Traté de silbar o chasquear la lengua pero mi boca estaba inhumanamente reseca. Reuní las pocas fuerzas que estaban a mi alcance y le acaricié el cabello. Tan sedoso y negro como siempre.

Se quedó crispado bajo mi mano, la tensión en su cuerpo era muy evidente. Levantó su rostro, mirándome directo a los ojos. No pude evitar sentirme conmovida, lidiar con todo esto al menos tenía su recompensa y se hallaba allí donde nada podía saberse a ciencia cierta; en el profundo mar verdoso de sus irises que arrasaban con todo a su paso.

—Soy yo. —Exploré su rostro con mi mano, creí que no lo vería de nuevo—. Y después de esto prometo que no me perderás, a no ser que haya otro familiar que quiera aniquilarme —musité con sarcasmo.

Tomó la mano con la que lo tocaba, entrelazándola con la suya.

—Y yo prometo no dejarte sola;... No es gracioso—alegó llorando silenciosamente, pronto una sonrisa se extendió por su rostro.

Claro que era gracioso.

Me aprisionó en un abrazo cálido y delicado. No sabía si podría acostumbrarme a que todo fuese así siempre, soñar no costaba nada.

Algo carcomía mi mente. Muchas cosas la verdad.

— ¿Dónde están los demás? —interpelé suavemente, hablándole con el mayor tacto que pude conseguir.

No era estúpida. Sabía de cajón que lo que él menos deseaba era introducirme de golpe a la realidad, era como si yo fuese el pececillo que escapa de la malvada red y vuelve al agua; aun expuesta al peligro. El peligro se igualaba a un cáncer que habitaba en cada rincón de la tierra, causándole el más inimaginable de los dolores.

Me escudriñó dubitativo, sopesando sus posibilidades. Sabía muy bien cuales eran. Si me lo decía, todos contentos, por así decirlo. Si se mantenía en silencio, podía estar más que seguro que lo ignoraría hasta que suplicara.

Estaba muy capacitada para hacerlo.

—Emily y Elliot presentaron evidencia ante a un juzgado con el oficial Higgins, ya que ambas estaban incapacitadas para asistir y ellos son testigos clave. Mi madre y Grecia están afuera. —Confiesa bajando su rostro.

La realidad hizo su magia para desestabilizar mis nervios.

—Así que está viva...

—No por mucho —interrumpe mi lamento—. Si tener una cadena perpetua es vivir, entonces no sé qué es morir.

Casi me atraganto, acomodándome en la cama.

—Espera, detente ahí vaquero ¿Cómo que cadena perpetua? ¡Pero si apenas están presentando las pruebas! —encogí mi rostro, me dolieron las heridas suturadas.

—Con calma, eso es... ¿Has escuchado lo que dije? —interrogó, estrechando sus ojos sobre mí.

Analicé sus palabras, atando el cabo suelto. Estaba hablando en pasado, en hecho reiterado. De haber podido saltarle encima, lo habría hecho.

— ¿Quieres decir...? —Dije en un hilo de voz—. Ella... Ella no...

—Sí. Brittany Blake no te atormentará nunca más.

∞∞∞


*Narrador Omnisciente*

Querida Pao:

Quiero que sepas que te extraño. Todos lo hacemos. Espero que despiertes. Y quiero que me perdones... Por haberle disparado a tu madre.

Me siento terrible, como si ya no fuese un ser humano. No murió, pero eso no borra que jalé del gatillo. Porque, ¿qué derecho tenía? ¿En qué momento desaparecen los bordes entre la moral y lo circunstancialmente correcto?

Dios. Tengo ocho años y ya casi mato a alguien. No sé decir si lo merecía o no. No soy quién para decidirlo. Norris tiembla en mi mano mientras escribo esto, Norris debe temerme ahora; está tan asustado como yo.

Solo espero no me odies por eso, cuando leas esto (espero que no ocurra nunca) tenlo presente. Te quiero muchísimo y a mamá le hubieses encantado como cuñada.

Con amor, Emily

La niña leyó una y otra vez la carta y decidió guardarla en su caja de recuerdos. Un pequeño cofre de madera reforzado con plata reluciente que su madre le había dejado para que guardara cosas importantes. Piensa que es mejor que Pao no se entere de lo que hizo. Lo coloca en un escondrijo de su clóset, bajo un tablón suelto. Qué bueno que no había dicho nada sobre reparar el clóset, así estaba más perfecto.

El cuarto de cada persona era un aliento del alma, lo sostenía desde hace mucho. El suyo distaba de toda anormalidad, era sencillamente el cuarto azul de una niña de ocho años. ¿Seguía siendo ella aquella niña?

Los posters de 5SOS la reconfortaban enormemente, aunque en el fondo lo considerara infantil. ¡Pero, vamos! Esos ángeles sabían cómo hacer música. Buscó en el tocador su reproductor y lo puso en marcha mientras le lanzaba un beso a su querido Luke. Se tendió boca arriba.



#4326 en Joven Adulto
#13036 en Otros
#2085 en Humor

En el texto hay: humor amistad, suspenso amor dolor, amornotoxico

Editado: 03.12.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.