Registrarse

Arcan y el linaje de los Nephilim

Prologo

Prologo

–El sonido de la apertura de una puerta de piedra retumbaba el suelo y las paredes dejando caer trozos de piedra desde el umbral. De brazos cruzados posando ante la luz, veían el oscuro camino que debían recorrer hasta el otro lado por una misteriosa cueva. Mientras esperaban la completa apertura de la puerta, uno de estos tres sujetos, de cabello negro alargado en forma de cola de caballo sujetado con un lazo blanco. se mantenía pensativo recordando las instrucciones de su superior.

–Recibieron un escandalosa y repentina noticia que mantuvieron a todos en alerta, finalmente habían encontrado pistas sobre el paradero de su querida luego de registrar una misteriosa aura activarse en el mundo humano. Recibiendo un pedazo de papel con la descripción de la ubicación, observó con impresión una foto tomada desde el cielo cuando el aura comenzó a intensificarse en una ciudad destruida en la tierra.

–Esta fotografía fue tomada ayer – Dijo uno de los sujetos mientras entregaba la foto.

–Señalando el área verde con sus dedos, preguntó.

 –¿Este es el aura? – Preguntó el sujeto de cabello alargado.

–Sí. – Contestó el otro sujeto – Sabíamos que ya era un aura conocida, que ya hemos visto antes. Así que decidimos compararla con los otros registros – Agregó.

–¿Y qué encontraste? – Levanto la mirada mientras apartaba el papel.

–¡Jamás adivinaras de quien es el aura! – Comentó mientras sonreía.

–Corriendo directamente hasta el palacio real, la noticia había llegado hasta los oídos de otros seis sujetos importantes quienes ya se encontraban en una reunión extraoficial con su rey, quien permanecía sentado en su trono al otro lado de la cortina de luz donde solo se podía apreciar su enorme silueta gigante. Mostrando reverencia manteniendo una rodilla en el suelo y la otra doblada, mostraban respeto mientras veían llegar a la séptima persona a la reunión, el mismo sujeto de cabello en forma de cola de caballo. Antes de que él llegara, la reunión ya había comenzado y todos se encontraban hablando sobre la noticia.

–¿Es cierto? ¿Él ha vuelto? – Preguntó uno de los primeros sujetos quienes se encontraban inclinados. Portando una armadura brillante y una espada.

–Es la misma aura. Es imposible que sea de otro ser que no sea él – Contestó alguien de voz femenina sosteniendo un candelabro con su mano derecha.

–Entonces, es posible que la princesa también este con él. No sería la primera vez – Dijo alguien quien había colocado una balanza dorada junto a él.

–Yo pienso que deberíamos enviar un mensaje – Comentó alguien que olía una flor blanca, acercando su nariz a ella con mucho placer.

–En ese caso tú serías el indicado para enviar un mensaje. Sin embargo, estamos hablando de Zyrel quien tiene a la princesa. No sabemos si puede usarla en nuestra contra – Dijo alguien de voz agresiva, manteniendo un gigantesco libro bajo su brazo izquierdo y un mazo en su mano.

–Zyrel no es una mala criatura. Es solo alguien diferente, alguien quien no comparte nuestras costumbres – Dijo el sexto sujeto inclinado, portando un báculo con una cruz en la punta.

–En ese momento, el sujeto de cola de caballo se une a la reunión e inmediatamente comienza  debatir.

–Iré yo – Dijo mientras se arrodillaba.

–Todos en el gran salón comenzaron a mirarlo, manteniendo absoluto silencio mientras esperaban una justificación.

–¿Por qué crees que debes ir? – Preguntó el sujeto de armadura.

–Por lo que sabemos, uno de los querubines huyó con la princesa desafiando mis órdenes. Ahora sabemos que está en la tierra, solventaré el error de Gladiel corrigiéndolo yo mismo – Contestó.

–Es razonable – Dijo el sujeto de la rosa blanca.

–Yo también pienso que Liryus es el adecuado para ir a la tierra – Dijo la única mujer en sala.

–En ese momento, el supremo líder se levante mientras asentaba su cabeza, permaneciendo en absoluto silencio mientras veía a sus fieles corderos solventar esta situación. Al aprobar la petición de Liryus, el sujeto de armadura se mantuvo firme ante la decisión de su superior aceptando que debe ser él quien debe ir a la tierra.

–¡De acuerdo! ¡Iras a la tierra en busca de la princesa! – Dijo el sujeto de armadura – Tienes tres días para recuperarla, de lo contrario el resto de nosotros iremos por ella – Contestó.

–Estamos en guerra contra los Demorianos, Miguel. Arcan necesita toda la ayuda posible – Contestó.

–Al concluir la reunión, todos los presentes desaparecieron en un destello de luz, todos excepto el líder superior y el sujeto llamado Liryus quien había llegado a pie hasta el gran salón. Al quedarse completamente solo con la persona cuyo único aspecto que Liryus podía ver y recordar de él era la gigantesca sombra sobre las cortinas, él miró a su líder superior y dijo:

–¡Te prometo que encontraré a tu hija y la traeré de regreso a casa!

–Al abrir los ojos, terminando de recordar lo que había ocurrido horas atrás luego de llevarlo hasta la puerta Arcana que yacía frente a él, Liryus amarra bien su lazo que sostenía su cabello y toma la empuñadura del sable en su cintura mientras que caminaba hacia el interior de la cueva, del otro lado brillaba la cortina de luz que daba paso hasta el otro extremo de la puerta arcana, en la tierra. Al pararse frente a la cortina de luz, notando como su cuerpo era iluminado por su intenso brillo, Liryus coloca sus dedos sobre ella sintiendo un pegajoso y tibio líquido cuya sensación no había sentido desde hace mucho tiempo, hasta ahora al introducirse hacia ella junto con sus dos soldados quienes lo seguían a la tierra.




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.