Belleza Intocable

5 Verdadera Cara

Sus labios se sentían diferente de la otra persona, su lengua se movía y acariciaba diferente que la otra persona, me provocaba sensaciones que no había sentido, no sé que era, pero quería más. Se alejo de mi cuando ya no podíamos respirar. Ambos respirábamos con dificultad.

-No pares- Dije con desesperación.

Sos manos se movían ágilmente por mi cuerpo. Tenía experiencia, se notaba sabía que puntos podrían llegar a provocarme y los usaba sabiamente. Me lamió, me besó, me mordió cada centímetro de mi cuerpo sin dejar nada. Lo manoseaba como quería, él se dejaba mientras seguía en lo suyo. Todo mi cuerpo estaba caliente por su toque. Me volteo en un solo movimiento y quede boca abajo, levanto mi cadera y con brusquedad me penetró. Sus embestidas eran desesperadas, cada vez trataba de ir más y más adentro. Cada embestida me generaba olas de placer que mi cuerpo pedía cada vez más.

-Más fuerte- Pedía desesperada.

No me alcanzaba, quería más. Me embestía más fuerte y no me saciaba. Podía decir que su miembro era bastante importante. Le decía desesperada pidiéndole más.

-Más profundo- ¿Qué estaba esperando, que me perforara la panza?

Para nada satisfecho, Christopher me jalo hacia él sin darme vuelta. Está posición permitía que fuera más profundo. Me estaba volviendo loca.

-Deja de gemir así, que me estás volviendo loco- Christopher con la respiración entrecortada, parecía que lo estaba disfrutando.

Me besaba el cuello, provocándome más. Me giro la cara hacia él y nos dimos un beso. Sin que le baste está posición, me volteo hacia él y me tiro en la cama. Me envolvió en sus brazos y mientras me embestía nos besamos. Lo envolví agarrándolo fuerte, sin pensarlo clave mis uñas en su espalda, arañándolo con fuerza. El jalo mi cabello hacia atrás, beso mi cuello y lo lamio. Todo era muy intenso, solo me dejaba llevar por todas estas sensaciones nuevas. Nos vinimos juntos, después de estar no sé cuánto tiempo haciéndolo, lo hicimos unas cuantas veces más antes de caer acotados. Me quede dormida apenas me calme, no sé cuánto habrá pasado, cuando abrí los ojos estaba sola en la cama. Me senté sin saber a dónde estaba, cuando volví a mis sentidos, me di cuenta que estaba en la habitación de Christopher, ¿Cómo lo sé? Porque una vez cuando él no estaba en casa, entre accidentalmente. Recordando todo lo que había pasado, mi cara se puso roja de la vergüenza. ¿Qué me paso? ¿Por qué pedí eso? ¿Qué habrá pensado él? Tenia que ir a disculparme. Me estaba sintiendo muy mal, me pesaba el cuerpo y tenía mucho frio, a pesar de todo tenía que salir de ahí. Me puse una de sus camisas blancas y abrí la puerta para irme, pero me encontre con Christopher que estaba por abrir la puerta. Me congele, no podía mirarlo por el miedo y la vergüenza. Me sentía muy mareada, solo me quede ahí hasta que él me dijera que me fuera.

-¿Qué estás haciendo?- Me moví para dejarlo pasar.

-Lo siento- Dije débilmente. Solo veía mi cuerpo temblar y vi unos moretones generados por sus besos.

-No te pedí disculpas, aparte ya tenía pensado en hacerte mi juguete sexual, aunque no creí que viniera a mí. Hiciste las cosas más fáciles, asique no te disculpes. Las cosas van a cambiar a partir de ahora. Cuando te diga vas a esperarme esa noche en mi habitación sin ropa y bañada. Ahora vete-

-Si amo- Me fui corriendo a mi habitación, algo tambaleante por la poca energía que tenía.

Me tire en mi cama, estaba cansada y con mucho frio. Dora entro a la habitación y me tomo la temperatura.

-Tienes fiebre. Vamos a bañarte y luego esperemos al doctor-

Dora me baño y me cambio, al verme al espejo desnuda vi todas las marcas que tenía en todo el cuerpo, me sonroje de solo pensar que Christopher provocó esto. Me acosté en la cama de nuevo, a cada ratito me ponía paños fríos en la frente, me dormí al cabo de un ratito. Me despierte con el sonido de la puerta, entro el doctor con su valija. Me examino y recetó un remedio para bajar la fiebre.

-Es normal que tenga fiebre, su cuerpo no resistió y termino colapsando. Debe descansar lo más que pueda, todavía no se recupera y si sigue exigiendo su cuerpo va a terminar en algo peor- Luego Dora y el doctor se fueron de la habitación, dejándome descansar.

Me despertó los lengüetazos del perrito, toda mi cara llena de baba. Me generaba cosquillas y me hacía reír.

-Gracias perrito- Lo abrace.

-Parece que ya tienes energía- Christopher estaba en la puerta mirando.

Me senté para estar derecha y miré al perrito. Christopher se sentó en la cama. Estaba nerviosa, podría acostumbrarme a su persona.

-Ya que estas recuperada podemos seguir con lo que había dicho. Pero esta noche solo descansa, no quiero lidiar con el doctor de nuevo. Aparte tener un juguete enfermo no me sirve- Se levantó y se fue sin decir nada más.

Me quede todo ese día en la cama con el perrito al lado mío haciéndome compañía, a la noche Dora me preparo un baño de agua tibia para bajar la fiebre más rápido. Dora me ayudo a ir al baño, me desnude y escuche la puerta abrirse. Dora fue a fijarse pero se encontró en la puerta con Christopher que estaba mirándome serio.

-Dora, báñala y ponla presentable. Las espero en el salón- Christopher se fue sin esperar una respuesta.

-Si señor Jhonsson- Dora me ayudo a bañarme y me cambió.

Con la fiebre que tenía me puso unos pantalones y una camisa de mangas largas. Unos zapatos y la gargantilla con mi nombre en él. Me sentía muy débil, por esa razón Christopher me fue a buscar a la habitación. Me llevo en sus brazos hasta el salón. Pensé que nos esperaría abajo pero me vino a buscar, es algo raro, que haga estás cosas da miedo. Llegamos al salón, había una mujer joven sentada en uno de los sillones.

-Esteban trae el té- Christopher me sentó en el sillón en frente de la mujer. Él se sentó a mi lado sin separarse ni un milímetro de mi.

-Si señor Jhonsson- Esteban se va y aparece a los minutos con las mucamas que traen el té.



#3442 en Novela romántica

En el texto hay: obsesion, romance, drama

Editado: 16.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.