Blood Rites (the grey Wolves #2 )

Capitulo 27 Jacob XXVII

Diana se aferró a la manija en el techo de la avioneta que Jacob había conseguido una vez que habían llegado a Dallas. Ella nunca había volado en una tan pequeña y ya había decidido, después de 30 minutos de traqueteo por todo el lugar, que nunca lo haría otra vez.

¿Cuánto tiempo dijiste que tardaría este vuelo? le pregunto a Jacob.

Nos faltan alrededor de una hora y quince minutos.Dijo la Dra Lawrence

Genial murmuro ella en voz baja.

No había sido tan difícil como había pensado conseguir meter a Annabeth en el avión. Tuvo que darle otra dosis del sedante cuando Annabeth había empezado a gemir de nuevo. Diana tenía la esperanza de que una vez que llegaran a su cabaña podía permitir que el sedante desapareciera para que Annabeth pudiera decirle lo que estaba sintiendo. No había forma de que ella midiera el progreso de su enfermedad sin la contribución de Annabeth.

Jacob miro a la doctora Lawrence y decidió que a era hora de que ella le explicara exactamente qué era lo que necesitaba hacerse para arreglar a Annabeth. No quería tener que esperar para vincularse con ella, sabía que incluso ahora Percy estaría haciendo todo lo posible para localizarla.

Dime otra vez lo que está mal con ella dijo Jacob, más como una orden que como una pregunta.

Diana respiro hondo y soltó el aire lentamente, sabiendo que era inevitable que esta conversación tuviera lugar.

Recibió una transfusión de sangre humana. En pocas palabras, debido a que ella es medio lobo, esa parte de su sangre no la reconoce. Por lo tanto, está atacando a las células. Células que ya has comenzado a fluir por su corazón, su hígado sus riñones, todos sus músculos. La sangre es el alimento del cuerpo, llevando nutrientes y oxígeno a los órganos. Su cuerpo está tratando de evitar que eso suceda porque piensa que la sangre ella recibió es un virus.Dijo la Dra Lawrence

El rostro de Jacob era sombrío cuando le pregunto lo que tenía que hacerse.

Ella necesita sangre de hombre lobo para reemplazar las células humanas que su cuerpo está atacando explico la Dra Lawrence.

Eso será fácilmente remediado.Dijo Jacob

No sé si es tan fácil, Jacob. No sé si ella tiene que recibirla a través de un mordico y tomar la sangre a través de sus colmillos, ni siquiera sé si tiene colmillos, o si una transfusión funcionaria admitió la Dra Lawrence.

Sigue siendo fácilmente remediable, haremos las dos cosas dijo Jacob, con plena confianza en su voz.

El resto del viaje transcurrió en silencio. Diana se preocupaba por Annabeth y por como Jacob prácticamente había salivado ante la idea de Annabeth tomando su sangre. Diana no estaba prestando atención al hecho de que no estaba viendo ninguna de las cadenas montañosas que perfilan el horizonte de Colorado.

Fue sacada de su estupor cuando oyó a Jacob en su teléfono.

¿Esta listo? le oyó preguntar bien, deberíamos estar allí en unos minutos. Dijo Jacob

Al darse cuenta de que algo no estaba bien, Diana miro por la ventana y por el paisaje pudo notar que no estaban en Colorado.

¿Qué está pasando, Jacob? pregunto con voz temblorosa, traicionando lo nerviosas que estaba.

Cambio de planes fue lo único que escucho antes de que todo se volviera negro.

Jacob miro la forma desplomada de Diana, sintiendo una pequeña punzada de arrepentimiento por tener que causarle dolor, pero era necesario. Después de haber decidido llevarla con él se dio cuenta que ella podía decirle a Annabeth en donde estaban y luego Annabeth podría decirle a Percy. No iba a permitirle arruinar todo su trabajo duro si de repente decidía tener consciencia. Así que había llamado a uno de sus lobos, Sam, porque sabía que le era leal a él y no se pondría en contacto con Frederick, y le pidió que alquilara una cabaña en las montañas de Ozark al sur de Missouri y le enviara las coordenadas, así como encontrar un lugar para aterrizar. Su compañero de manada había hecho algo mejor que eso. Había encontrado una cabaña con un campo vacío junto a él. Una vez más, Jacob sintió como si el destino estuviera interviniendo. Él le dijo a Sam que se subiera a un avión y se volara al aeropuerto más cercano a su ubicación, luego alquilara un auto y, después de conseguir víveres, lo encontrara en la cabaña.

A medida que se acercaba a la ubicación de campo, comenzó su descenso. Vio la cabaña a la derecha del campo. Cuando las ruedas tocaron la tierra, el avión reboto ante el contacto. En general, no estaba tan mal como aterrizaje, pensó Jacob.

Una vez que el avión se detuvo completamente, Jacob entro en acción, no queriendo que Diana despertara antes de que la tuviera con los ojos vendados y la esposara. Todavía iba a necesitar su ayuda con Annabeth, así que pensó que podía permitirle estar sin las esposas bajo su supervisión mientras ella atendía a su paciente. Se fue hacia el lado del pasajero del avión y abrió la puerta. La forma inconsciente de Diana cayo fuera y el la atrapo justo a tiempo para evitar que golpeara el duro suelo. Agarro una bolsa de la tabla de suelo frontal y luego se dirigió en la dirección en que había visto la cabaña.

Cuando llego a la puerta, recordó que Sam le había dicho que el lugar que alquilaba las cabañas pondría una llave bajo la alfombra. Inclinándose sigilosamente hacia abajo para mover la alfombra a un lado sin dejar caer a la doctora, vio la llave plateada. A sus ojos era un pequeño trofeo proclamando su victoria por haber llegado finalmente a su destino con la que pronto seria su compañera.

Entro en la cabaña, sin molestarse en mirar alrededor, y rápidamente puso a Diana en la primera pieza de mobiliario que vio. Metió la mano en la bolsa que había traído y saco un par de esposas. La inclino hacia adelante, halando ambos brazos detrás de ella, y aseguro sus muñecas con las esposas. Sintiendo que por ahora eso sería suficiente, se dirigió de nuevo al avión para buscar a Annabeth.



#15264 en Fantasía
#33556 en Novela romántica

En el texto hay: hombres lobo, sangre, ritos

Editado: 17.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.