Bouquet de fleurs

Bouquet de fleurs

6to Reto Literario de Mundo Yuri: El amor en pocas palabras

Género: Romance/Drama/GL

Original

Pareja: Violet & Iris

Nivel avanzado del reto

Palabras: 1,281 –OS-

Notas: Este fanfic fue realizado para el reto de Mundo Yuri. Me gusta usar el tema floral cuando hago historias GL, espero lo disfruten. Bouquet de fleurs viene del francés y significa ramo de flores.

Bouquet de fleurs

[Ella lucía radiante usando su vestido de novia, su figura deslumbraba a todos los presentes y yo sonreía emocionada al ver su radiante sonrisa dirigiéndose al altar, en su ramo sostenía todas las flores que le regalé en cada etapa importante de nuestra vida]

Iris es una flor que incluso marchita siempre permanecerá hermosa, lo sé porque desde que era una semilla la contemplé con cuidado y orgullo. Aquí estoy, esperándola en el altar con una sonrisa que no puedo quitar de mi rostro, ella luce hermosa mientras va apareciendo por la puerta. Las mujeres cambian cuando usan un vestido de novia, parecen ángeles que han bajado del cielo para mostrarnos un poco de divinidad.

Iris le hace honor a su nombre luciendo sus pétalos blancos con ese estilizado vestido que brilla bajo la luz tornasol de la iglesia. Se sujeta del brazo de su padre quién está demasiado feliz de que su hermosa niña pequeña se case, estoy segura de que esa expresión se grabara en los confines de mi memoria hasta mi último aliento.

Sobre sus delicadas manos sujeta el ramo que las dos nos tomamos nuestro tiempo en perfeccionar, en cada flor se esconde un significado profundo de nuestra vida juntas. Ella realizó esta petición como un mero capricho, pero debo admitir que la idea me llevó al borde de las lágrimas, ¿no sería perfecto para marcar el inicio y fin de esta etapa en nuestras vidas?

Nuestro ramo de flores comenzaba lleno de begonias amarillas que hacían alusión a nuestro primer encuentro de amistad. Iris siempre había sido una niña tímida que se escondía detrás de los arboles al ver jugar a los niños del vecindario, yo siempre fui más ruda al convivir con otros así que los niños me escogían como parte de su equipo en el fútbol, cuando miré a Iris por primera vez… conocí el significado de querer proteger a alguien. Mi madre siempre decía que las flores animaban cualquier lugar cuando se usaban como adorno, así que mi primer regalo fue una begonia que coloqué en su cabello castaño.

Mientras Iris avanzaba hacia el altar, la dulce melodía nupcial resonaba en las paredes de la iglesia provocándome una nostalgia que contenía en el borde de mis ojos.

Las siguientes flores en ese enorme ramo eran dalias rosas que brillaban con su propia luz, esas flores fueron el primer regalo que recibí de mi mejor amiga. Siempre fuimos un desastre para darnos regalos de cumpleaños, así que las dos teníamos un lío mental cuando se acercaba la fecha de la otra. En mi cumpleaños número catorce me regaló un collar con una dalia rosa como medalla, alegando que significaba su compromiso de por vida para hacerme feliz.

Iris sigue caminando, sonriéndole a todos los invitados con suma gratitud. Los cantos del coro suenan tan enternecedores que no puedo soportar el dolor en mi pecho.

Antes de que mis ojos se nublen veo los geranios de diferentes colores que se dispersan en ese ramo. Simbolizan la alegría de pasar cada momento contigo, recuerdo que nuestras salidas nocturnas al parque siempre terminaban en nosotras dos tiradas sobre el césped mirando las estrellas y fingiendo que hacíamos figuras al unirlas, te di una pulsera con forma de geranio para recordarte que no importaban las lágrimas derramadas o las tristezas que vivieras, yo siempre buscaría la forma de sacarte una sonrisa. Habría miles de geranios en esta vida para que tú y yo los recogiéramos.

Cuando llegas a la capilla, tu padre se despide con un beso en la mejilla y ahora tus ojos se clavan en los míos, veo esa sonrisa juguetona que siempre me pone los vellos en punta, ¿te estás burlando porque soy una bebé llorona, cierto? A pesar de mi apariencia rebelde y descuidada soy una chica sensible, ¿te sorprendió la primera vez que lo descubriste, cierto?

Las últimas flores en ese ramo son las margaritas, ese fue mi regalo de cumpleaños hacia ti, aquel perfume que adoraste y que ocultaba mi secreto más profundo. Mi madre me dijo que cuando amara a alguien le regalara margaritas ya que era una forma de confesarse silenciosamente. Yo decidí que quería que te impregnaras de mi amor por ti, quería que llenara cada uno de tus sentidos y se volviera tu aroma favorito. Mi amor secreto revolotearía a tu alrededor y se combinaría con tu piel, permaneciendo latente al menos por unas horas.

—¿Vas a llorar? —escucho tu suave risilla que me hace olvidar mis penas. Tus uñas perfectamente adornadas al estilo francés limpian los rastros de miseria en mis mejillas. Acomodas el adorno floral que está en mi cabello, allí te deposité en un hermoso broche de iris como el de tu nombre. Mi desordenado cabello solo puede lucir femenino cuando te tengo conmigo, representas la pureza de cualquier ser místico, de una virgen a la que le rezas para curarte de tus pecados, esa eres tú, mi amada Iris.



#12474 en Otros
#3628 en Relatos cortos
#19773 en Novela romántica

En el texto hay: romance y drama, lesbianas

Editado: 09.09.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.