Cazador de Maldad

3 - Nuevos invitados

 El día siguiente es el más fácil de digerir, menos imprevistos y más trabajo bueno que hacer. Después de cazar al demonio del día, vuelvo a la mansión para comprobar que Leon haya dormido bien en una cama que está instalada en la piscina de modo que duerman de manera cómoda y respirar bien con sus branquias y después me voy a entrenar con la ayuda de Josh como lo hago todos los miércoles por la mañana, él usa una réplica de madera de cada arma que hay en la sala de entrenamiento, las que tenemos le provocan graves quemaduras y no creo que le guste entrenar mientras se quema vivo. La sala de entrenamiento está igual que la dejé el miércoles anterior, con la madera de las columnas en las esquinas con varios rasguños producidos por las armas y la piedra de la pared con polvo al no ser limpiada desde hace meses, como no viene nadie a este lugar y mis compañeros no se suelen quejar sobre la suciedad en la sala de entrenamiento solo la limpio al iniciar la temporada para que los vampiros y hombres lobo aprendan a luchar por contacto.

Las armas que uso son de diferentes tipos de metal dependiendo del poder que tenga el demonio, cobre para los débiles y plata y oro para los demonios fuertes, pero estas armas tienen impregnadas una parte de la energía de un cazador impregnadas, lo que les da su gran letalidad. Como podría matar a Josh por accidente, una idea rebuscada que no he querido probar, también entreno con las réplicas de madera que no afectan a nadie letalmente al tener una punta redondeada como si fueran unas tijeras para infantes.

— Ahora que te enfocarás demasiado en los novatos limpiaras esta sala seguramente, le hace mucha falta —Josh siempre bromea sobre lo sucio que está esta sala, aunque él tampoco hace mucho para que esté limpia.

— ¿Te refieres a que tú lo harás? el que encuentra a los míticos soy yo y me haría una pequeña ayuda aprovechando que este año ya rompimos como tres protocolos.

— Si me ganas en este combate tal vez lo haga —Josh levanta la espada de madera sin siquiera hacerme caso, haciéndome responder.

Levanto mi espada y bloque ese golpe, pero él no se queda atrás e intenta dar rodillazo en mi estómago, bajo la espada para golpear su rodilla cuando empiezo a sentir el golpe. Él retrocede justo a tiempo para robarle la espada para tirarla lejos de él, lo que me sirve para hacerlo caer si intenta ir por eso, error que ya no ha hecho eso después de ganarle de esa misma manera, pero ya he improvisado de una mejor manera y no lo dejo ir por la espada, sigo bloqueando sus golpes mientras busco un punto débil, uno que lo haga caer sin que él pueda intervenir con sus poderes de demonio, que lo hacen más resistente. decido golpearlo detrás de las rodillas para hacerlo caer, es un punto débil que siempre funciona, y cuando lo ejecuto efectivamente lo hago caer al suelo, donde lo mantengo en el suelo hasta terminar los diez segundos para rendirse o dar por victoriosa una batalla, con este entrenamiento van quince de veinte que gano en los entrenamientos que hacemos al inicio y al final de la temporada.

— Gané, otra vez —es tan satisfactorio cuando gano y mucho más cuando es con Josh que tiene habilidades sobrehumanas.

— Te dejé que me patearas el trasero, no quería que tu ego se viera afectado.

— ¡No me digas! En fin, tengo que iniciar con las clases de Leon, a las doce siempre aparece el primer mítico y no quiero retrasarme —le digo para que se tome el día libre y pueda estar un día sin mí como si fuéramos hermanos gemelos o algo, esta época es donde me aparto mucho de mis compañeros para tener tranquilidad después de los entrenamientos y de cazar el demonio del día.

— Entonces iré a comprar una pizza con Kevin, haré que se transforme en alguien que no seas tú —le gusta la pizza del lugar donde trabajo y es muy bueno, en esta época Josh ordena un montón de pizzas y las llevo cuando se acaba mi turno justo a tiempo para ver una película, cenar con todos los reclutados y planear el siguiente día.

— Eso es bueno, y si te avisan que estoy despedido o tengo una sanción de ninguna manera le des la pizza a Kevin, pensó que llamar a Taco Go-Go y recibir el pedido con mi apariencia era una buena idea.

— No me sorprende, después de bañarlo en agua caliente para hacer que cambiara de forma en su primer día no le gustó, todavía no te tiene tanta confianza —Josh es muy nostálgico y vuelvo a recordar cuando llegó a la mansión, una historia sumamente interesante.

Aún recuerdo cuando llegó, tres, tal vez cuatro años, se empezó a decir que por las noches llegaba un chico zombi a robarles algunas pertenencias o cosas que había en sus garajes y Josh lo sorprendió cuando intentó robarle la bolsa de compras, lo trajo a la mansión y supe que era un transmutador, solo ellos pueden asumir la forma de un cadáver, mantienen la apariencia de la persona incluso después de su muerte al no tener una propia. Él estaba determinado a seguir con la apariencia de su amigo que había muerto un mes antes, era una víctima de demonio por lo que pude ver, y era el último en ver su apariencia original pocos minutos antes de morir. Lo único que tenemos de su apariencia original, o la que tenía, era un apuesto chico de cabello rojizo, pecas, ojos verdes que aún conserva, una musculatura que aspiro a tener algún día y tatuajes de un dragón chino peleando con un ave mexicana muy colorida. Tuvimos que hacer que dejara esa apariencia lo más antes posible, si seguía pudriendo podía morir y lo hicimos con baños calientes que le afectaban en las heridas aún abiertas donde salían gusanos, después de eso se resignó a tomar mi apariencia y la de algún recluta que pasaba por aquí.



#5834 en Fantasía
#2761 en Thriller
#1477 en Misterio

En el texto hay: venganza, demonio, cazademonios

Editado: 02.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.