Cazador de Maldad

5- Irregularidades

He llegado al árbol del consejo, fueron tres arduas horas de manejar sin poder parar, la mayoría está adentro, puedo percibir el aura personal de cada uno, los únicos que faltan en llegar es el líder marino de la tribu del pacifico, si fuera por mí ya habría abreviado todas las tribus, y el líder de los mausolos. A diferencia de la ropa descuidada o mi uniforme personal, hoy llevo el uniforme oficial de los cazadores, un mono azul marino, un chaleco café con bordes dorados, botas negras y brazaletes negros que cubren la mitad de mis brazos, los líderes debemos venir a la reunión representando nuestro dominio, ósea usar el uniforme correspondiente. Recorro los pasillos del árbol, mucho más grande por dentro, temiendo por lo que sea que me llamen, solo estoy seguro que no será para felicitarme, eso está de más. Entro a la sala correcta evitando a Zane y me siento en la silla con mi nombre tallada con el símbolo familiar, una estrella rodeada de rayos con una espada en medio, la líder de los licántropos me saluda con su hermoso uniforme de conferencias, una maya negra semitransparente con placas flexibles que sirven de protección y de paso tapa las partes comprometedoras, es el traje de batalla propuesto por el consejo mundial para los licántropos, pero como al transformarse no les es tan útil lo usan en todo menos en una batalla.

— Llegó ricitos de oro, ya te extrañaba —tan ocurrente como los licántropos, está en su naturaleza ser tan imaginativos y flexibles.

— Sheila, también te extrañaba, sabes que en esta época de año soy el niñero y estoy tan ocupado —ella le gusta decirme que parezco un niñero, cuidando a tantos míticos que estaría listo para ser padre, no me interesa en lo absoluto tener hijos, pero de todos modos le sigo la corriente.

El líder de los marinos llega antes de que Sheila conteste, que es bueno y malo a la vez, Zox (así se llama el líder proveniente del pacifico noroeste) puede transformarse en los tipos de marinos y en humano, se sacude su cabello cobrizo empapado y por su cuerpo cubierto de escamas verdes y amarillas escurren pequeñas gotas de agua, su cara libre de escamas es tan perfecta y sin imperfecciones, no bromeo, tantos años que llevo yendo a las reuniones y jamás he visto una sola imperfección en su rostro, ni siquiera cuando fuimos novios tuve esa oportunidad, es físicamente atractivo y perfecto. A diferencia de todos que estamos vestidos con nuestros uniformes, él solo usa unos shorts de playa color coral del mismo tono de su cara que le regalé hace años, de ahí en más no lleva nada más.

— Llegó el ex, solo falta la estatua e iniciamos —avisa Sheila jugando con los sentimientos de Zox, yo lo superé rápidamente, esa es una de las razones por las que nunca he salido con ella, nuestra relación sería afilar más la flecha de sus chistes y su actitud sarcástica.

— No vine de las cuevas de la tribu del pacifico noroeste para esto, dejé a mis tritones cuidando el territorio por tu aviso de emergencia—genial, a nadie se le ocurrió decirme cual maldito aviso de emergencia.

— ¿Aviso de emergencia? En mi carta solo mencionaba que la reunión se adelantaba —les reclamo a todos, sobre todo al encargado de la región y uno de mis jefes, el hibrido Janiel, una mezcla de cazador y Mausolo, los híbridos, que es tan irrelevante contarlo por lo raro y secreto que es, son tan sabios y justos que nos mantienen a raya a todos, siendo flexible y estricto a la vez.

— Ahí va de nuevo, no sabe nada —Zox vuelve a atacar, dos años de eso y sigue diciendo que soy un despreocupado que no tiene tiempo para escuchar. Incluso el mausolo que llega hasta ahora lo mira harto de sus dramas. Por más que afirme que ya superó la ruptura las emociones negativas lo hacen traer el tema a colación.

— Zox, tus asuntos afectivos se arreglan fuera de la corte; Nick, no lo puse en tu carta para no alarmarte, debemos mantenerte tranquilo para que no vuelvas a provocar otra pelea con Zane —nos explica la manipulación poniendo de ejemplo por enésima vez una pelea de hace años, le dije sus verdades a Zane y no se lo tomó mal, pero como instigó la pelea fui el responsable. En cuanto a mis problemas de estrés, está en lo cierto, cuando tengo demasiada presión termino haciendo peores cosas que Josh—. Como saben, los llame a esta reunión por una razón preocupante, sabemos que todos ustedes tienen ocupaciones urgentes que es imposible posponer, pero el problema necesita más atención. En algunas partes de la región se han detectado crímenes de clase tres con una marca particular, las del demonio mayor.

— Podemos detenerlo cualquier día, necesitaríamos más cazadores y listo, ya ha pasado muchas veces y en esta época del año cazar un demonio es casi imposible, solo necesito una semana de preparación —ofrezco una solución efectiva a otro problema que alguien pensó en exagerar.

— Nick, no se trata del demonio mayor, si fuera así no hubiera adelantado la reunión. Es raro volver a decirlo después de tanto tiempo, tenemos a un marcado amenazando la seguridad de todos.

Me quedo sin palabras, un marcado es una gran amenaza y entre más fuerte sea el cazador poseído más mortal será. Voy a abofetear a Josh cuando vuelva, sabía que mencionar al marcado lo atraía. Ninguno de nosotros está preparado para hacerlo, el último registrado fue derrotado hace uno o dos siglos, es imposible preguntarle a los que lo derrotaron porque están muertos, no solo eso, no sabemos quién es el cazador poseído, nos podría machacar a todos en cuestión de segundos.

— No estamos preparados para esta emergencia y la información no está completa, sin embargo, podemos asumir que el presunto cazador es Treen Sanobi, nos llegaron noticias de su escape de la prisión del inframundo hace dos semanas tras un accidente con dos cazadores —ahora sí es grave, no solo es muy fuerte, es el enemigo de la familia, mis padres lo capturaron en mi infancia por maltrato a míticos, jurando matarme a mí como venganza—. Nick, esa es la razón por la que no te lo mencioné, eres uno de sus blancos y te reusarás a obedecer a la siguiente orden —al analizar la sonrisa maliciosa de Zane sé que esa orden será terrible para mí, y me va a afectar en lo que más me gusta—. Todos los míticos nuevos que se reporten desde el martes serán trasladados a la Mansión Savelo por razones de seguridad. Y sí, habrá más cazadores vigilando para mantener a todos a salvo, no queremos arriesgar a los míticos de ninguna forma.



#5945 en Fantasía
#2794 en Thriller
#1493 en Misterio

En el texto hay: venganza, demonio, cazademonios

Editado: 02.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.