Cazador de Maldad

12- Cazador extra-oficial

Despierto en mi habitación ordenada como antes rodeado de Nate, Josh y Kevin observándome como locos, como si fuera un experimento a punto de tener una reacción. No puedo moverme, lo intento sin obtener un resultado, solo puedo mover las piernas, alertando a los tres, no me sacan de la cama y en un giro inesperado, me han encadenado a la cama con resistentes cadenas, no pienso atacarlos por varias razones y por tantas heridas…ya no hay heridas abiertas, o existentes, de reojo no tengo ninguna a la vista o que esté sintiendo, incluso mis manos están en perfectas condiciones con una suavidad como la piel de un bebé, las pocas marcas que me quedarán son las cicatrices en el abdomen (me pusieron una camiseta corta que se encontraron cerca de mi cama). Se limitan a observarme con detenimiento, me dan grandes ganas de gritarles “Ya desperté, ahora digan qué diablos me hicieron para curarme”.

— Estás bien, Nate curó tus heridas ayer usando el método de curación que usaban en su manada, primero que nada, no te liberes, estamos esperando efectos secundarios o ataques de violencia —Josh me ponen al tanto de lo que pasó, con que Nate podía curar a más que solo su manada.

— No fue fácil, me desmayé al terminar por la gravedad de tus heridas, aunque cabe la posibilidad de… —lo miro confundido por los nervios en su expresión, me trasformó en un licántropo y lo mato—. Bueno, de…pues…eh, un hombre lobo.

Un terror indescriptible me azota como ese demonio lo hizo, he perdido lo único que me hacía feliz y eso no es lo peor, no solo ahora tendré que obligarme a mantenerme tranquilo todo el tiempo o evitar matar a nadie que pase en mi camino si me transformo por ira, la mansión se iría por el desagüe, no literalmente, eso es imposible. Cada mansión o propiedad protegida por los cazadores debe tener uno habitando y/o estando en funciones, ahora que ya o soy uno nos van a quitar la mansión y nos echarán a la calle sin piedad, estamos alojando a un licántropo fuera del sistema, eso ya es suficiente para mandarme a vivir con él quiera o no, aún peor, mis padres se van a decepcionar, me dejaron solo viviendo con los míticos que aceptaron quedarse pensando en que sería responsable, cumpliendo las reglas establecidas sin meterme en problemas, ahora pensarán que no hice nada bueno en los años que llevan fuera. Soy un desastre, soy un licántropo que se quedará sin hogar teniendo una amenaza de muerte. Y como si no hubiera cosas peores, los demás se quedarán en lugares desconocidos, la mayoría lo puede aceptar, saben a dónde irán o quieren ir, pero Josh no tiene a donde ir, no es un mítico con representante en el consejo, tampoco es un cazador, no encaja en ningún grupo al ser un caso aislado, todos vamos a perder lo más importante, lo he echado a perder por ese maldito demonio inútil.

— ¿Estás llorando? —Josh se preocupa al verme llorar, cosa de lo que no estaba enterado, estaba demasiado ocupado viendo todos mis errores y consecuencias.

— Lo siento, pero era la única manera de salvarte, no era nuestra intención —me ruega Nate con menos seriedad, algo me dice que…

— Amigo, ya para —entonces sí era una maldita broma—. Si no se murió por las heridas lo hará de un colapso nervioso.

Toda esa tristeza, frustración y preocupación se transforman en enojo, lo que alarma a Josh. Jugaron con mis sentimientos después de hacerme quién sabe qué, con mayor razón estoy enojado.

— ¡Par de pendejos!, ¿Nadie les dijo que su maldita broma era de muy mal gusto y más si me acaban de despertar?! Les juro que les rebanaré el cuello por mentirosos.

Busco por todas partes el cuchillo que tengo escondido en mi cama, casi me da un infarto gracias a sus bromas terribles que ni siquiera dan risa, no pienso matarlos para que sepan lo que hicieron mal. No está en ninguna parte el cuchillo, me fuerzo de más por si lo dejaron más alejado en caso de haberlo descubierto.

— Lo siento, por favor, pero no me mates, pensé que sería divertido —Nate sigo rogando para no matarlo, ser echado a la calle será la menor de sus preocupaciones.

— Te voy a golpear por estúpido, no te metas con lo que me importa, ¿oíste? Te mataré si vuelves a hacerlo —amenazo de muerte a Nate dejando que Josh se acerque a mí, sé que solo se dejó llevar por ese licántropo de porquería.

 

Tres horas después ya se me han acabado las ganas de gritar, tuvieron que explicarme todo antes de volver a estallar. KnamGam escapó de la mansión con el libro de los demonios, le rompió el brazo a Nate y aventar a Josh a otra mesa cerca escapando sin alguien que lo parara, comprendieron que no podía curarme gracias a tantas heridas provocadas por KnamGam, no sabían tanto sobre la invocación de fuerza absoluta, Nate intentó el ritual ese que usa con los miembros de su manada conmigo, sin tener signos de efectos secundarios decidieron que la mejor forma de vigilarme teniendo seguridad era atarme a la cama y buscar cuchillos ocultos, eso último fue prioridad si tenía un ataque de ira, tal vez fue por la broma o no, pero anotaron los ataques de ira como el presunto primer efecto secundario. Quisiera pensar que es la peor parte, el simple hecho de dejar escapar a un demonio tan fácil de matar con un libro tan peligroso y prohibido en una mansión con supuesta protección, sería tan fácil lidiar únicamente con encontrar y traer de vuelta ese libro que alguien debió haber quemado si tanto quería evitar tantos desastres. La llamada del mismo consejo es la señal inequívoca de lo metido en problemas que estoy, no van a esperar que venga, todavía sigo en cama esperando efectos secundarios de ese ritual, todos los representantes, solo vendrá Sheila por tener tiempo extra, fue la única que confirmó y los demás tienen, vendrán a verme para darme una noticia, no han dicho de que se trata, yo sí sé lo que quieren decir, no dicen lo que me puede enojar. Por evitar decirme siquiera el tema o relevancia ha de ser muy fuerte.



#5946 en Fantasía
#2795 en Thriller
#1494 en Misterio

En el texto hay: venganza, demonio, cazademonios

Editado: 02.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.