Cazador de Maldad

15- Será mejor ocultarlo

El miércoles no está nublado cual película de Hollywood en un momento considerablemente triste, irónicamente está más soleado que nunca, estamos a tres, casi cuatro días de mayo, significa que ya no podré usar mi uniforme de cuero por un tiempo, o por lo menos la chaqueta, una parte importante de mi look. No puedo decir que Benjamin está empacando sus cosas, no trae nada consigo al igual que los otros reclutas, al no estar preparados para su transformación aleatoria se ven obligados a dejar eso en el pasado esperando tener a un amigo que les ayude a sus objetos personales en caso de no ser un marino, solo Leon podría decidir el destino de sus objetos personales, su departamento todavía sigue pagado, lo revisé unos días antes pasando por ahí, sé su domicilio por las incontables veces que fui a llevarle pizza, una vez llegué a darle dos pizzas al día por un proyecto ambiental de ese momento.

Benjamin está más que dispuesto, esperando la llegada de Zox con muchas fuerzas, no me odia personalmente o es indiferente a todo el drama de la mansión, ayer admitió su gran experiencia y nos quería mucho, solo no sabe demostrarlo de una manera correcta para él, mostrando una buena conexión entre nosotros. Un tema urgente a discutir es sobre la transformación de Leon de tritón a humano y viceversa, es un orgullo para mí, no puedo negarlo, solo no quiero decirle a Zox por el posible significado que pueda tener, los marinos con el poder de transformación suelen terminar en todos los casos como un líder, algunos buenos y otros malos. En su cultura marina es visto como una señal de un nuevo líder surgiendo, una generación fresca lista para tomar el puesto en busca de un gran cambio. Si su líder fuera reciente no le tocaría asumir el mando de inmediato, o directamente no lo haría, tendría la suerte de tener el don de la transformación y punto. Todo se complica al saber la edad de Zox, tiene 125 años, la adultez marina ya lo está alcanzando cada vez más rápido, en años humanos estaría entrando a los cuarenta, acelerando el proceso más rápido con el tiempo. Leon no necesita esa clase de presión en estos momentos, ser un mítico reciente es difícil, tener problemas en la mansión ajenos a él aún más, su bajo interés de ir con marinos es peor y vivir justo en el surgimiento de un marcado ya es un martirio. Se verá obligado a esconder ese poder por ahora, yo sí le dejaría oportunidad de tomar decisiones por su cuenta, yo solo estoy para protegerlo y educarlo en sus principios míticos, si Zox se entera lo llevará en contra de su voluntad negando cualquier argumento o excusa de Leon, ahí tienen que obedecer y punto, no están ahí para dar opiniones nuevas o diferentes, están ahí para ayudar a los otros haciendo lo que escogen sin posibilidad de echarse para atrás. Por mi parte yo me tragaría un melodrama de un mítico si suena realista, no tanto por la clarividencia, analizo sus palabras en busca de un error pequeño, ya sea de contexto, falta de relaciones entre ideas y uno que otro nombre cambiado en cada versión. Del consejo soy el más fácil de convencer por ser más liberal y permitirme ser flexible, si quiero esconder su poder tendré que mantenerlo en la piscina el mayor tiempo posible.

— Leon, necesito hablar sobre tu poder antes de que venga Zox, es muy necesario tu presencia —lo mando a llamar en la oficina general de la mansión, es la versión hecha con madera y sin papeles importantes de la oficina de mis padres, solo la uso para arreglar las transferencias de míticos al no querer llevarlo a mi habitación sin sillas y con la cama hecha un desastre—. Como sabes, hoy viene el líder de los marinos con el mismo poder de transformación que tú en busca de llevarse a Benjamin, eso ya lo sabes. Sin embargo, él también pedirá tu transferencia al no haberte hecho una pregunta esencial que debería hacer los primeros días.

— ¿Qué clase de pregunta es y porqué hasta este momento me lo estás diciendo? Justo antes de que llegue —sin tener idea de la peor parte, Leon se enoja conmigo por ocultarle información, sobre todo la parte de elegir su destino.

— Al terminar la temporada te tendría que preguntar algo que en este caso y por el poco tiempo que hemos tenido tendré que aclarar ahora. ¿Quieres ir devuelta a tu departamento, quedarte en la mansión o a la sede de la tribu de Scotia por el resto de tu vida? Si eliges quedarte aquí o en tu departamento siempre puedes volver a reconsiderarlo, pero si eliges a la tribu de Scotia ya no podrás volver, es un camino sin retorno.

— ¿Me estás ocultando algo más? —me dice disgustado al escuchar esa parte mala, no puedo hacer nada, ni justificarme, solo lo dije antes de obtener más problemas.

— No te lo dije pensando que era lo mejor, no quería abrumarte con eso cada día y más con ese marcado, sé que fue un error decírtelo más tarde. No te quise decir muchas cosas para no involucrarte, ese marcado me quiere matar a mí y me juró venganza desde mi infancia, quería evitar muertes y daños a inocentes.

— Debiste decírmelo antes, ocultando todo eso no me proteges de ninguna manera, me tienes como un ignorante todo el tiempo, ¿eso es todo o todavía tienes muchos secretos ahí? porque si ese es el caso mejor hago lo que tú no puedes, decir la verdad —me acorrala poniéndome más nervioso, sabe amenazarme sin hacerlo del todo, sabe que si se expone como más que un marino frente a Zox no dudará en llevarlo a su sede.

— Estoy organizando una venganza al demonio y a Treen, el cazador tras el marcado, por eso fui ayer con el líder de los vampiros, para localizarlo y hacer lo posible para vengarme, da igual si lo mato o lo daño de gravedad, así no podrá volver a quitarme todo lo que alguna vez tuve.



#5833 en Fantasía
#2757 en Thriller
#1475 en Misterio

En el texto hay: venganza, demonio, cazademonios

Editado: 02.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.