Charlotte

¿Me perdonaran?

Aunque seguía durmiendo y me había dormido temprano el dia anterior, no pude dormir bien ya que me estaba arrepintiendo de todo lo que había dicho, y la verdad no quería despertar, pero lo hice no por iniciativa propia sinó porque tuve una pesadilla y tuve que despertar, aunque mi padre me había acostado horas después me levanté y me puse mi pijama de vaquita pensaba en sentirme cómoda, pero esa pijama no me ayudó de mucho ya que tuve varias pesadillas pero la peor fue la que tuve en la mañana, esa me hizo despertar de golpe salí corriendo de la habitación mientras lloraba, baje corriendo las escaleras y vi a Ethan, al señor José, al señor Arturo, a mi padre y a Laura, pero en ese momento no podía pensar en nada la pesadilla volvía a mi mente cuando vi a mi padre corrí hacia el mientras lloraba.

-¿Que pasa Charlotte?- Pregunto inquieto.

seguí corriendo y lo abracé.

-Porque estas llorando, tuviste una pesadilla- me abrazó también y me cargó mientras se levantaba de su silla.

-!!Si no quiero que te vallas, no me dejes como mamá lo hizo!!- Dije llorando y gritando.

-Yo siempre estaré para ti y sobre tu madre ella nunca quiso dejarte- Dijo mientras intentaba calmarte.

-Tengo miedo papá no me dejes- Dije mientras lo abrazaba más fuerte.

-No tengas miedo, todo estará bien- Afirmó.

-Papá, tuve una pesadilla- y tu te ibas y nunca más volvías, mamá estaba y estaba llorando y ella simplemente también se fue dijo que era mi culpa, mamá se fue por mi culpa no es asi- Dije dudando y confundida por el sueño que había tenido.

-Tu no tienes la culpa tu madre, bueno ella se tuvo que ir estaba mal, pero tú no tienes la culpa- insinuó.

lo mire a los ojos y le dije lo siguiente:

-Gracias por estar para mi se que no siempre soy fácil y que puedo llegar a hacer llorona, malhumorada, fría y cruel, pero yo te quiero mucho y lo siento, siento todo lo que te dije ayer no volverá a pasar prometo que no volveré a llorar por mamá y que no volverá a pasar- me interrumpe.

-Hija, no te trates así- Dijo mientras acariciaba mi cabeza y la ponía en su hombro.

-Prometo ya no meterme en problemas ni tampoco molestarte, pero perdóname ya no lo volveré a hacer- Dije casi suplicando y con un tono bajo.

-No tengo que perdonarte nada eres mi hija y siempre te voy a querer, además aunque si me molesta un poco tu forma de ser a veces me gusta que seas así me recuerdas mucho a tu madre y quiero que llores todo lo que quieras y que grites y que me hables cada vez que te sientas mal, se que me aleje y que no supuse que estabas mal y aunque nunca pensé que te sintieras así, siempre sonríes y te enojas por cosas pequeñas- Afirmó.

-Linda pijama de vaquita, niña dinosaurio- Insinuó Ethan.

Cuando escuche esa voz caí en cuenta que ellos también estaban ahí y voltee a verlo enseguida.

-Papi, bajame ya, porque no me dijiste que habían más personas- Dije mirándolo a los ojos mientras inflaba mis mejillas.

-Esta bien, pensé que te habías dado cuenta- Dijo mientras me bajaba.

[Cuando mi padre me bajo me acerque a Ethan, pensando qué tal vez no me había perdonado o que seguía enojado conmigo] 

-Linda pijama- Dijo riéndose.

-No te rías, además las vacas son muy adorables- dije mirándolo.

-Sabes apenas me percate que eres más bajita que yo, de ahora en más te llamaré enana- Dijo poniendo su brazo en mi cabeza.

-No hagas eso soy alta mido 1,65 antes de que se me olvidé quiero decirte algo- Mencioné mirando hacia otro lado.

-¿Que pasa?- mencionó confundido.

-Nada solo quería disculparme contigo, por como te trate ayer no debí gritarte a ti ni a Matías eso estuvo mal y prometo que no volverá a pasar- Dije mirando a otro lado.

-Hay mi niña dinosaurio, no te escucho será mejor que me lo digas mirándome a los ojos y que alces la voz porque la verdad no te escucho- Dijo para retar.

-ehhh.... ya lo dije- 

-Porque tienes la cara roja- Pregunto Laura.

-No la tengo roja está normal- 

[Mi cara porque se puso roja cuando Ethan dijo eso y porque estoy nerviosa, esto no me había pasado]

-Claro, que si mira tienes la cara roja espera me equivoque estas sonrojada quien lo diría jajajaa- Mencionó Ethan mientras tocaba mi cara y se reía.

-Suelta, deja y claro que no estoy sonrojada nunca lo e estado y ahora cambiando de tema dónde está Matías- dije tratando de evadir las afirmaciones de Ethan.

Tocaron la puerta en ese momento evitando que Ethan dijera una palabra.

-Yo abro- Mencioné mientras me dirijo a la puerta.

-Hola Charlotte, ¿Podemos hablar?- 

-Papi saldré un momento ya vuelvo- dije mientras cerraba la puerta de la casa.


-Gracias por aceptar hablar conmigo- Dijo preocupado y ansioso.


-Claro porque no hablaría contigo eres mi amigo- 

-Lo sé y lo siento, no quise hacerte llorar ayer en la oficina de verdad no me gusta verte llorar y me sentí muy mal por lo de ayer y quería disculparme contigo- Dijo mirando al suelo y con lágrimas en los ojos.

-No te preocupes, además yo soy la que debería disculparse, yo fui la que te grité y que se enojó contigo por algo de lo que no tienes la culpa y eso me hace sentir mal- Dije acercándome a él y con un tono de calma.

-No quería hacerte llorar ayer de verdad- Dijo mirando al suelo.

-Tranquilo, llore porque ya no podía seguir escondiendo lo que siento, tú no tienes la culpa- Dije acariciando su cabeza.

-Esta bien, oye no me había fijado,, pero linda pijama- Dijo alzando la mirada.

-Ethan, se rió de mi pijama, sabes eres mejor que él- Dije sonriendo.

-¿Ethan está aquí?- Preguntó.

-Si está adentro, ¿Quieres entrar?- Afirmé.

-Eh.... creo que si, bueno si está bien que lo haga- Dudando.

-Claro entremos, el señor José también está aquí me ayudas a inventar una escusa e irnos- Dije mirándolo con ojos de perrito.



#14562 en Novela romántica
#8796 en Otros
#1373 en Acción

En el texto hay: superacion, suspenso, jovenadulto

Editado: 19.07.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.