Chica Lobo

capitulo 1

Jackson Mississippi ese es mi lugar de donde yo eh venido, el sol resplandece y hay un buen clima en la ciudad y como siempre ni mi papá y ni mamá se encuentran tanto trabajo administrando y siendo directores de hospitales le quita tiempo importante con sus dos hijos únicos al parecer. La familia Jones la familia heredera de varios hospitales yo como su hijo mayor Joshua Jones tengo como obligación heredar todos sus hospitales aunque yo no lo desee y eso de compromisos arreglados yo creo que no tengo que preocuparme o es lo que han dicho mis padres las veces que les pregunto.

-no tienes que preocuparte por eso todo está resuelto- me dijieron sonriendo -encerio? No tendré que casarme con alguien a la fuerza verdad?- les pregunté -no creo que sea necesario- se miraron y se sonrieron.

Al llegar a mi escuela me encuentro con mis amigos Ángel y Mateo a quienes les da igual que sea heredero y rico y sólo me toman como un chico normal -Josh te estaba buscando, acaba de salir un nuevo rumor en la escuela- dice Ángel al verme, mi amigo aquí presente es popular entre las chicas y si es un mujeriego no lo odio es buen tipo pero como no me gusta que me cuente los chismes - Ángel, cuantas veces debo de repetirlo? No me interesan los rumores chismes e historias que te cuenten- dije alejandome de el -no es cualquier chisme es de la chica más tenebrosa y solitaria de la escuela- dijo emocionado -sigue sin emocionarme- le respondí secamente -pues me da igual te lo voy a contar- suspire y me detuve -Alexa Calum la chica tal solitaria como un lobo hija de los mafiosos más grandes del mundo y que nadie puede atrapar fue a la escuela enemiga y asusto hasta al director, se canceló el partido que tendríamos con ellos la semana que seguía y ahora ni nuestros pofesores le pueden reclamar dicen que al hablarle te recorre un escalofrio por todo el cuerpo, con por una palabra hace que te tiemblen las piernas y con verla a los ojos te petrifica, testigos han dicho que parece que de su cuerpo sale un lobo amenazandote de muerte. Y el chisme más grande es que te está buscando a ti por eso también vengo a decirte. Me darías la mano de tu hermana si acaso mueres?- dijo sin compasión, y justamente debo confesar algo ahora antes de que me arrepienta, soy fan de las mafias. No se porque pero ese misterio, la accion, los romances ¡Todo! Pero de esa chica nunca habia oido yo ni si quiera de su familia.
Bueno da igual no me emociona en absoluto -que? No pienso darte a mi hermana! Además no hay razón para que ella me busque- dije despreocupado y de repente pensé yo nunca he visto a esa chica ni por un segundo, me preguntó como será -oigan y como es ella?- le pregunté a los chicos -es pequeña a comparación de ti eso lo vas a notar enseguida, su cabello es castaño tiene en uniforme de la escuela puesto pero un suéter grande rojo que tiene orejas en la capucha tapa hasta la mitad de la falda su rostro están tapados por unos lentes es muy misteriosa nadie se atreve a hablar con ella- dijo Ángel fingiendo un escalofrío -tendré en cuenta tu escalofrío me debo de ir- y por todo el rato que pase en las clases susurraban acerca de que esa chica me buscaba hasta los profesores que me veian detenían las clases dándome el sentido pésame, estaba harto y ya no quise asistir a la clases me fui a el gran patio de la escuela y tomé aire -no manches ya dejen eso puede que ella quiera de hablar de un tema conmigo y ya!- dije enfadado gritando a los cuatro vientos -no se ni por que ella me busca yo que recuerde no le eh hecho nada! No si quiera la conozco!- dije fastidiado tomando de mi refresco de repente escuché un ruido proveniente del bosque mire con atencion y unos ojos azules brillaron con intensidad casi llegando a la copa del árbol solte el refresco y camine poco a poco, sentía curiosidad y la oscuridad del bosque no me dejaba observar aunque me acercará mas -quien eres?- pregunté, no respondió tal vez era un chico o chica que se subió a la copa de un arbol y me estaba viendo desde ahí -soy alguien que conociste de pequeño- me dijo con una voz suave y tranquila pero algo seca y fría a la vez -a si? Tu voz no me suena conocida- le dije, no estaba seguro pero creo que esa figura pegada al árbol no era humana.
Se oyó un aullido muy fuerte y esos ojos desaparecieron en un dos por tres. La campana de la escuela sonó para mi eso significaba que me podía ir a casa. Al entrar papá y mamá se encontraban en la casa -Hola a los dos que tal les fue hoy?- les pregunté sentandome en la sala junto con papá -nuestro día aún no acaba, vinimos a ver como estaban y a tomar nuestras maletas- dijo papá revisando el periódico, esperen maletas? -a donde van que no me avisaron?- les pregunté desconcertado -crei que Ana te lo había dicho, surgió unos cuantos problemas en México y también nos llamaron para hacer varias operaciones- dijieron los dos -por si no lo recuerdan mi hermana no sale más que para ir a la escuela eh ir al baño. De seguro la atraparon en la faceta de zombie, al menos sabían si tenía los audífonos puestos?- les pregunté se miraron y despues me miraron a mi -da igual mientras nuestra hija nos ame nosotros la amaremos por lo que es y por lo que le gusta- dijieron satisfechos -además tu ya tienes los 17 años estudias en el penúltimo grado de preparatoria sabes cuidarte solito y que cuides de tu hermana menor no será ningún  problema- dijo mamá despreocupada -pues tienes razón- contesté desanimado y suspire -bueno todo está en orden tarjetas de crédito en la mesa, varios platillos preparados en el refrigerador, hay cámaras de seguridad sólo fuera de la casa y los números que tendremos pegados en la estantería- dijo alistando todo tomaron sus maletas y salieron despidiéndose por la puerta -cuidense! Vendremos lo más rápido que podamos- se subieron al auto y de ahí yo me fui a mi habitación cuando miraba a la ventana contemplando el bosque que me rodeaba y aburrido de terminar mi tarea a la velocidad del viento las copas de los árboles se movían con fuerza y sólo en un punto del bosque y de repente de detuvo la curiosidad me invadió y salí a mirar desde la cerca que partía mi casa del bosque pero las frondosas ramas de los árboles no me permitían ver más a lo lejos. Un gran aullido de oyó y todo el disturbio en el bosque de detuvo y mire la figura de una chica que caminaba algo lento y cuando de repente volteó no podía notar su rostro pero de inmediato reconocí sus ojos aquellos ojos que me miraron esta tarde. Salté la cerca y corrí, no sabía porque y tampoco tenía un motivo por hacerlo, tal vez sólo era curiosidad o simplemente estaba siguiendo mis instintos pero al llegar al punto donde había visto la figura ya no estaba y no había rastro de ella, decidí volver a casa y enfriar la cabeza.



valeria pajaraloca

#8706 en Fantasía
#3919 en Personajes sobrenaturales
#6757 en Joven Adulto

En el texto hay: hombreslobo, romance

Editado: 19.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar