Cicatrices

Sinopsis

—¡Mamá!, ¿lónle dejate mi vestilito losa?,—la voz de Flavia retumbaba por toda la casa y me molestaba, me molestaba su maldita voz, su maldita risa, su maldita ternura.
Me hacía recordar a ella—y la odiaba por eso.

—Te he dicho que no me digas mamá—grité mientras subía las escaleras para llegar a su habitación—no soy tu maldita madre, entiende eso mocosa—mi corazón amenazaba con salirse del pecho cuando vi sus lágrimas caer por sus regordetas mejillas pero no podía sentirme mal por ello, era la verdad.

—¿Polqué no me quieles?—me dijo mientras miraba fijamente mis ojos, pudiendo apreciar esas perlas azulinas con una pizca de verde que en algún momento amé. Ser dura con ella era romper mi alma en mil pedazos, nunca en mis 24 años he lastimado a una persona—y menos a una pequeña rubia—no puedo culparla de los errores de ellos, pero al verla afloraban todos los recuerdos que trataba de borrar de lo más profundo de mi alma.

Respire profundo, conté hasta tres y me vi con el valor de arrodillarme a su altura.

—Jamás te voy a querer bastarda—y fue ahí cuando fallecí, y de paso Flavia conmigo.



#45225 en Novela romántica

En el texto hay: odio y drama

Editado: 09.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.