Confesiones De Un Demonio

Mi perdición.

Todo comienza con un breve historial sobre lo que ha sido la vida sobrehumana ¿han escuchado esas historias urbanas y de fantasía, mitos y leyendas? Pues esta no es una de ellas.

 

Esta mañana hubo un nuevo informe en las noticias, un enorme agujero en la tierra género un caos en la ciudad en horas de la madrugada; fue duro el impacto y hubo muchos muertos debido a los accidentes, la causa del agujero es desconocida. No faltaron las opiniones científicas fin del mundo, cambios de la naturaleza; desordenes ambientales entre otros.

Pocas personas pudieron presenciar y describir su llegada, existían algunos videos virales algunos decían que vieron salir del agujero a una mujer inofensiva y muy atractiva, otros decían que su rostro provocaba temor y barbaridades como que tenía cachos, sus ojos negros y rojos y su columna deforme.

 

Ridículos, más de lo que esperaba.

 

Pero en realidad se trataba de alguien "no humano" una Semi diosa de hecho, y como Semi diosa, hermosa como ninguna, llego a la tierra sin saber nada de ella y sin ninguna clase de sentimientos, Piece era un demonio en carne propia, sin una misión; desconocía su origen, pero el no tener dominio de su nueva forma la convertiría en un ser especial.

Su frondosa cabellera negra, sus brillantes ojos grises casi blancos “eran tan limpios” y su piel canela hacían de ella una mujer aparentemente dulce, poseía elegancia natural, la joven demonio era carente de todo aquello que permitía vivir como un humano normal; pero con gran capacidad para relacionarse con sus víctimas, engañaba, era sádica, con episodios de ira, violencia y doble personalidad.

Piece era un personaje frio y vacío, encantadora a pesar de su inexpresividad y extrañamente inspiraba confianza. Cometía sacrificios humanos por placer.

Como toda noticia inconclusa con el tiempo dejo de interesar, sus alas fueron llevadas a un centro investigativo para su análisis, nadie supo que dentro o salió de aquel hueco. Hasta entonces todo parecía normal.

 

Estoy mezclada entre esta raza tan frágil donde las emociones gobiernan.

No soporto verlos, odio saber lo que piensan, odio saber lo que dicen;

Apenas y se toleran.

 

Me encuentro experimentando una vida terrenal, estoy explorando un mundo que no conocía, pero del que ya había oído antes. Caminaba mucho esos primeros días.

 

Piece era una especie de demonio Ígneo “viven entre la negrura de las estrellas y planetas, son una raza muy diversa. La mayoría tiene poco interés por la humanidad, prefiriendo dedicarse a sus propias y extrañas intrigas. Son extraños demonios basados en ideas, construcciones matemáticas, manifestaciones de la razón humana y emociones que a veses se rehúsan a admitir” No creía en ningún dios que La pudiera controlar, los demonios suelen atormentar a las personas, poseerlas, matarlas y hacer de ellas sus mascotas o su persona favorita para hacer lo que les plazca.

 

Estuve en el espacio mucho tiempo, un agujero negro ocasiono mí llegada a este universo, no me quedo más que buscar vida y divagar de planeta en planeta. Por fin llegue a un lugar donde pude ocultarme “la tierra” estaba muy lastimada, aun no me adaptaba a la gravedad, la caída fue severa e hice un enorme hoyo rocoso y profundo tanto que perdí mis alas; se me dificultaba respirar y tome una forma humana involuntariamente, creo que será suficiente para pasar desapercibida.

Las calles siempre están llenas, camino desorientada, todos son indiferentes… lo cual es bueno pero tenía que buscar un lugar para quedarme. No tengo recuerdos de lo que pudo haber pasado conmigo antes, no hay secuelas ¡nada! Tengo la mente en blanco y no sé qué pasara conmigo ahora

Me faltaba poco para recuperarme; caminaba por un callejón donde se encontraba la entrada de un lupanar, al cabo del mes ya había matado a muchas personas, vi salir a un joven un poco ebrio y muy risueño, por primera vez me detuve a detallar a una persona sin intenciones de matarla.

Pensé.

Justin de 26 años, estabilidad económica perfecta; un hombre con mucho carácter, fuerte pero inseguro de lo que siente y hace. También un completo fantoche; Derrochador, orgulloso, vanaglorioso, aparentemente feliz pero con el corazón inmensamente vacío. Todo eso yo podía sentirlo.

Verlo ahí tan joven y lleno de vida, confundido, peleando consigo mismo, a veces borracho, colerizado y desencajado era… algo perfecto para mí.

Bueno, siempre ha tenido privilegios y él lo sabe, se aprovecha de eso, es el ser más patán e inmaduro que he visto desde que llegué a la tierra ¡ideal para dañarle la maldita vida! Justin quería tener a toda mujer a sus pies. Simplemente lo observaba, lo admiraba demasiado para hacerle algo, quería conservarlo.

 

¿Cómo puede haber seres humanos así?

Tal parece que encontré un nuevo oficio.



Farahngis

#2793 en Ciencia ficción
#1695 en Detective
#819 en Novela negra

En el texto hay: demonios, chica mala, amor a muerte

Editado: 26.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar