Confía en mi

Biblioteca

Ocean

Por dónde empiezo? Bueno, me cambié de escuela para poder vivir con mi hermano Alec, mis padres sólo piensan en el dinero y cómo los ven los demás, pretenciosos son un asco. 

Me levanté y había una nota de Alec en la que decía que llegaría tarde, dejo la nota y me preparo un sándwich con extra queso y salgo por mi hermosa moto que con mis esfuerzos compré, era algo que mis padres no me habían comprado, lo obtuve por mi propia cuenta y se sentía bien, la cuido como mi más preciado tesoro y no dejo que nadie absolutamente nadie se suba a Mónica, es muy celosa. 

Llegó a la preparatoria Dawland, dejo a Monica y piro, ser el nuevo tiene sus ventajas como por ejemplo nadie sabe quién eres o mejor dicho quién aparentas ser cuándo estás con los demás. 

Entro al salón y veo como todos ponen su atención en mi, corrección casi todos, había una chica en el fondo al lado de la ventana, atrás suyo hay un sitio vacío, digo mi nombre y alza la mirada, nuestras miradas se cruzan, tiene hermosos ojos marrones, piel pálida, melena marrón claro mas abajo de los hombros, me acerco sin dejar de mirarla y me siento atrás de ella. 

.... 

Me dirijo a la biblioteca, vaya! debo decir que esta es muy grande, me situo en una de los estantes y cojo el libro de ciencias cuando la veo, tienes sus hermosos ojos puestos en un libro cuya portada no logro ver. 

Hola - digo, sin embargo pasa de mi, que rayos nadie me había ignorado antes, tal vez está tan concentrada en lo que lee - hola - digo una vez más esperando una respuesta. 

Disculpa, podrías hacer silencio estoy tratando de leer - dice en voz baja sin apartar la mirada del libro, pero que diablos ninguna chica en mis 17 años de vida había pasado de mi, cabe recalcar que también era muy guapo de pequeño, al contrario yo pasaba de ellas. 

Oye cuál es tu problema sólo quería hablar contigo y tú me ignoras - eso sonó raro ya que no soy su amigo como para tener el derecho de reclamarle eso. 

Disculpa? - dice cerrando el libro para voltear a verme - no se te ha pasado por la mente que quizá no me interesa hablar contigo y por eso es que no te respondí - dice y camina, pero voltea - ah y otra cosa no eres mi amigo como para reclamarme nada - dice finalmente y se va.

Primero qué carácter, me gusta y segundo tiene razón no soy su amigo y ahora mucho menos quiero serlo, yo voy por más. 



#18400 en Otros

En el texto hay: amor, amistad, amigos

Editado: 23.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.