Confía en mi

"Noche de fiesta"

Por favor, por favor, por favor - dice Jessica mientras junta sus manos en forma de súplica 

No - digo, las fiestas no son lo mío, la última vez que fui con Jess a una fiesta fue hace.. 

Por favor Vea hazlo por tu mejor amiga-dice mientras se sienta al borde de mi cama- si no voy contigo mamá no me dejará ir, cree que eres buena influencia porque eres aburrida 

Ey!! - le lanzo un almohada de emoji feliz - primero no soy aburrida y segundo prefiero quedarme aquí con Pipo - digo mientras le rasco las orejas. 

Que probabilidad hay de que me acompañes a esa fiesta - acaso me cree tonta.. siempre pierdo en esto, no sé cómo lo hace 

Si llegamos a ir prométeme que no te separarás de mi - digo señalandole con mi dedo índice. 

Oh vamos! Vea es una fiesta acaso quieres que parezcamos siamesas - buen punto pero no me sentiría cómoda además no conozco a nadie. 

Bien, pero al menos prométeme que te quedaras cerca - rayos estoy cabando mi propia tumba 

Sí, sí, tres, dos, uno.... - dice mientras me mira a los ojos muy intensamente cómo si así va a leer mi mente. 

Uno... - 

Uno - mierda! Eso sí funciona, siempre me gana. 

Suerte para la próxima - sonríe, me da una palmada en el hombro y se dirige hacia mí armario - bien tenemos que ver que te pondrás  - esto sólo me pasa a mi, miro a Pipo y me gustaría se él en estos momentos. 

...... 

Llegamos y la casa es muy grande y bonita. Tengo puestas unas botas color negro hasta la rodilla con un vestido moldeando mi cuerpo de color azul oscuro que me llega hasta el muslo, llevo mi cabello suelto y una chaqueta de cuero. 

Una vez dentro Jess desaparece, sabía que esto iba a suceder, la mayoría de chicos los reconozco de la preparatoria, pero no me hablo con ninguno de ellos, me dirigo a la cocina por una bebida y me encuentro con una escena muy comprometedora así que decido salir de ahí, diablos para eso hay cuartos en la planta de arriba. 

..... 

No encuentro a Jess por ninguna parte, así que decido salir un rato a tomar aire en la parte de atrás de la casa, un tipo se me acerca, huele a alcohol y está muy borracho. 

Hola bonita - está muy cerca - cómo te llamas? ,-su aliento es deprorable - quieres pasarla bien esta noche? 

Por favor aléjate - digo, pero me rodea con su manos en mi cintura - sueltame - intento empujarlo con mis manos, pero es más fuerte que yo - sueltame! 

Dijo que la sueltes - reconozco esa voz y en un abrir y cerrar de ojos el tipo se encuentra en el suelo retorciendose de dolor por el puñetazo en la cara - estás bien? - la verdad es que no me siento nada bien en estos momentos - te hizo daño? - 

No, pero no quiero estar aquí - esta sensación en mi pecho es horrible, no encontré a Jessica por ningún lado y no me sorprende de hecho me lo esperaba. 

Caminamos en silencio hasta llegar a un parque que queda cerca, agradezco que no hablara. 

Yo.. Lo siento - digo sin dejar de mirar al frente - por lo  ocurrido en la biblioteca y gracias - parece que lo que dije le sorprendió porque volteó a verme - por lo de hace un rato, si tú no hubieras llegado él... - mi voz se entrecortada tan solo pensar en el momento - no sé... Qué... 

Pero llegué eso es lo que importa - su voz es tan tranquilizante - quieres un helado? - 

A esta hora? - pregunto, son como las 2 y media de la madrugada, además debía volver y encontrar a Jessica. 

Sí, mi abuelo solía decir que no hay nada mejor como el helado - dice medio nostálgico 

De acuerdo.. Estoy de acuerdo con tu abuelo - no puedo rechazar el helado. 

Eso es un sí? - pregunta dubitativo. 

Bueno después de todo sería descortés de mi parte irme así sin más después de haberme ayudado. 

Sí - Digo y sonrío. 

 

 

Vaya noche de fiesta. 



#18400 en Otros

En el texto hay: amor, amistad, amigos

Editado: 23.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.