D U P L U S

PREFACIO

No es difícil recordar el primer día que nuestras miradas se cruzaron. Lo sé porque justo ese día, mi vida cambió. No digo que sea por algo que hizo, o quizá sí (aunque no se me ocurre como). Realmente no lo sé. Podemos llamarle destino, casualidad, alineación cósmica o de la manera que sea, es irrelevante, lo que sí es trascendental, al menos para mí, es todo lo que experimenté al dejarme llevar por la necesidad de verle otra vez.

Te cuento que al principio, me emocionó que me permitiera ser parte de su cotidianidad, y con el paso del tiempo, amé lo que lográbamos ser estando juntos, nos hicimos buenos amigos en corto tiempo. No te miento al decir que realmente llegué a creer que estábamos algo así como "predestinados", (muy cursi, lo sé); me empeñé en construir mi idea del futuro a su lado; sin embargo, igual de repentino a nuestro acercamiento, hubo un cambio drástico en su actitud; pasé días intentando hallar una razón para esto, hubo sucesos que aún no logro entender; quería descubrir que pude haber hecho para que me apartara, le pregunté directamente que ocurría, pero nada tenía sentido.

Poco a poco, dejó de presentarse en los lugares que frecuentábamos, y luego de un par de semanas desapareció. Obtuve como despedida un confuso mensaje de texto, en el que me indicaba que lo había descubierto todo, que se encargaría de acabar con mi engaño, que hallaría la forma de volver a su lugar; y aunque tuve la intención de dejarlo pasar e ignorar lo que ocurría, porque no tenia idea de a que se refería, necesitaba respuestas. Me dediqué a dar con su paradero, y te juro que jamás pensé que la respuesta a todo, sería lo más tormentoso que hasta ahora he tenido que enfrentar en mi vida.



A.C.

#6472 en Thriller
#3610 en Misterio

En el texto hay: misterio, confusion, romance

Editado: 19.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar