Desde la muerte

La historia de un espíritu

Mucho sobre mí no es necesario que sepan. Esta es mi historia, sí. Pero no soy una escritora usual y mi historia no va a ser muy lógica. Mi historia es sobre mi final. De seguro se preguntan ¿Cómo alguien puede escribir una historia cuando ya no existe? Pues estoy muerta. Soy lo que ustedes llaman un "alma en pena".

Deambulo por el mundo desde hace 3 años, así que probablemente si les digo cosas sobre mí solo encontraran noticias sobre mi desaparición. Pero no quiero que se espanten antes de decir lo que tengo que decir.

Quizás sea raro o creerán que es una broma que soy un "fantasma", pero la verdad es que si lo soy y no es tan cool como solía creer, es decir, antes de morir ni siquiera me imaginaba en estas circunstancias.

Sí, en un principio parecía genial seguir en este mundo, poder explorar lugares donde jamás imagine llegar. En un inicio parecía un sueño, pero el sueño se volvió pesadilla. Después de haber recorrido cada rincón, cada lugar, entendí que el mundo no es el lugar para un muerto. No lo es.

Sí, puedes recorrerlo todo en días y es genial, pero nadie puede verte. Nadie puede oírte, es un deambular solitario. Las personas te traspasan y en un inicio esa soledad parece un sueño, pero con el tiempo se vuelve triste. Odio todo esto pero, la soledad es mi condena, supongo, antes de morir jamás aprendí a aceptar la soledad, siempre necesitaba a alguien. Ahora estoy sola y verdaderamente es el peor castigo que he de tener.  

Se preguntaran ¿y que hay con las demás almas que deambulan? Pues jamás me encontrado con una aquí en este mundo jamás he visto a otro espíritu, nada. Desearía que alguien me acompañara quizás haría a esta condena un poco más llevadera, pero no creo que eso suceda. Lo peor es que jamás te topas con otro muerto, porque cada muerto cumple su condena de diferentes formas.

Se preguntaran también ¿Cómo es que escribo si estoy muerta? Pues es lo único que puedo hacer en el mundo de los vivos. Lo único que puedo tocar y usar es un viejo computador que encontré mientras deambulaba por este lugar y por alguna razón es como una unión entre la vida y la muerte.

He deambulado durante tanto tiempo que aquel computador fue como una salvación. Aun así no hizo este castigo tan llevadero como me habría gustado. Ahora pues sentada frente a él me doy cuenta de que quizás es más útil de lo que creo.

Sí, esto parece un mal chiste, ¿verdad? Eso es lo que crees en este momento, de seguro hasta te parece chistoso lo que te cuento, quizás yo estaría igual si hubiera escuchado algo así en vida, pero una vez que lo vives en carne propia o mejor dicho en alma propia la sensación de angustia y soledad se vuelve tu forma de vida. No se lo deseo a nadie.

Y pues sigue sonando igual de descabellado así que debería comenzar por el comienzo. Sí, por el comienzo. Desde antes de morir y como llegué a tales circunstancias. Aunque realmente esa era mi idea inicial. Muchos vivos se muestran incrédulos a la muerte y muchos, mientras viven, olvidan el final y ese es el error. A la muerte no le gusta ser ignorada eso lo sé de sobra.

Puedo navegar por mis recuerdos e ir al acontecimiento como si lo estuviera viviendo nuevamente, lo cual a veces es genial, pero también esos recuerdos pueden convertirse en condena. No sé cuantas veces he revivido aquel momento. Ya perdí la cuenta de todas las veces que he estado en aquella escalofriante oscuridad. Una vez más no cambiara nada, pero quizás así me crean.

Esta es mi historia, la historia contada por un espíritu, quizás nada cambie, probablemente seguiré deambulando por el mundo con la soledad de la muerte, pero es primordial saber la historia de un inicio para que el final tenga algún sentido. 

 



Miva

#968 en Terror
#5129 en Thriller
#2065 en Suspenso

En el texto hay: traicion, muerte, almas en pena

Editado: 02.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar