Dos Lirios

Capítulo VII

Estos últimos días, Izumi ha estado ignorándome completamente, estoy muy preocupada por eso, tal vez ya no me ama, pero no creo que sea eso. Entonces que es lo que sucede realmente, ¿por que Izumi me ha estado ignorando? ¿tal vez hice algo mal e hice que se enojara?, no lo sé, no se me ocurre nada.

—Akane, Akane.

— ¿Qué sucede Matsuri?

— Has estado con esa cara de tonta desde que la clase termino, ¿qué es lo que sucede?

— No, lo sé, no sé qué es lo que sucede últimamente.

—Esto es muy serio, para que estés así, sabes que me puedes contar todo.

—Si es muy serio, Izumi ha estado ignorándome últimamente, y no sé ¿por qué?

— Ya veo, por eso es que Izumi se comporta fría últimamente, es como una versión de ti, la reina de hielo dos. Deberías ir a hablar con ella Akane, tal vez al preguntar sepas por qué te ignora

— Tienes razón Matsuri, ¿sabes dónde puede estar?

— No lo sé, cuando salió del salón no le dirigió palabra alguna a alguien, y tampoco dijo a donde se dirigía, es la hora del almuerzo ¿tal vez esté en la azotea?

—Si, tal vez este allí, iré a ver, gracias Matsuri por tus consejos

— Bueno, ni siquiera te di un consejo, pero bueno, espero que tengas suerte Akane, porque es muy molesto ver sus cambios de actitud.

Me dirigí lo más rápido que pude a la azotea, sé que no debería estar corriendo en los corredores de la escuela, pero, necesito llegar lo más rápido que pueda a la azotea, finalmente había llegado, no sabía si Izumi estaría o no allí pero tenía esa pequeña esperanza de que si, abrí la puerta, todo lo que vi era una azotea vacía, hasta que vi en un rincón de la misma una chica, esa chica era Izumi.

— Izumi, que bueno que estas aquí.

Izumi estaba completamente en silencio, estaba ignorando por completo a Akane.

—Izumi, ¿que hice mal para que estés así?

— Enserio no lo sabes.

— No, aun no comprendo que es lo que hice mal.

— Akane, yo también he estado pensando, y te quiero pedir perdón por mi actitud, quería que entendieras como me sentía. Lo único que quería era tener una cita romántica contigo

— Así que era eso Izumi, la que se debería disculpar soy yo, no entendía cómo te sentías y tampoco lo que querías, lo siento mucho Izumi. ¿Qué te parece si este sábado salimos solo nosotras dos?

— ¿Segura? No quiero obligarte a hacer algo que no quieras.

— Estoy muy segura, volver a ver tu sonrisa es lo que más quiero.

— Akane, eso es muy vergonzoso.

— Pero, te estoy diciendo la verdad.

— Ya lo sé, pero me da mucha vergüenza escucharte decirlo.

— Akane, ¿puedo besarte?

— Sí, puedes besarme.

Con ese beso transmitieron lo que sentían la una por la otra, y solucionaron su pequeño "problema". Su relación de novias apenas está comenzando, aún tienen que superar muchos obstáculos y no saben que es lo que les depara el futuro, pero saben que estando juntas lograran superar cualquier obstáculo o barrera.

 

 



#14741 en Novela romántica
#2781 en Joven Adulto

En el texto hay: romance

Editado: 16.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.