Dos Lirios

Capítulo VIII

Se que es muy raro llevar 2 meses como novias y no haber tenido ninguna cita durante todo este tiempo, pero de alguna manera en el fondo de mi corazón sé que ella me ama mucho.

No me importa si hay veces en las que puede ser despistada con lo que quiero y siento, y hay otras veces en las que es muy fría, yo siempre amare su forma de ser, pues esa forma de ser fue la que cautivo mi corazón y lo hizo latir con locura.

— Izumi, ¿me estás escuchando?

— Eh... ¿Qué sucede Akane?

— Solo te estaba preguntando si este sábado a las 10 de la mañana estabas libre, Izumi ¿Qué es lo que te sucede últimamente? Siempre estás en las nubes.

— Es que, desde que me dijiste que tendríamos una cita este sábado no he parado de soñar despierta por lo emocionada que estoy

— ¿Solo por eso te emocionas?

— Akane, no puedo creer lo que me acabas de decir...además, como no me puedo emocionar, el simple hecho de tener una cita este sábado hace latir mi corazón.

—Pero, no es necesario que te emociones así por una simple cita

— Akane, ¿acaso no tienes corazón? ¿cómo le puedes decir eso a tu novia?, definitivamente tu no entiendes para nada el corazón de una chica.

— ¿Sabes que soy una chica?

— Lo sé, perdón por eso, es que a veces no entiendo cómo puedes ser así de fría incluso con tú propia novia preguntando (voz exageradamente aguda) ¿Por qué te emocionas tanto?, es una simple cita

—Por nada en la vida hablaría así

— Lo sé, solo intenté hacer lo mismo que hace Matsuri

— ¿Qué es lo que hace Matsuri?

— Akane, ¿Es enserio?

— Si es muy enserio, no sé a qué te refieres diciendo "solo intente hacer lo mismo que hace Matsuri"

— ¿Acaso no prestas atenciones a tu alrededor?

— Solo cuando es necesario

— ¿Qué clase de respuesta es esa?

— Quiero decir, en las clases, cuando estoy con mi hermosa novia y cuando estoy en el consejo estudiantil

— ¿Qué es lo que estas intentando Akane?

— ¿Por qué lo preguntas?

—Porque tú nunca me halagarías sin razón alguna

— Acaso no puedo halagar a mi novia

—Claro...puedes, yo nunca dije que no podías, tampoco que no me gustara.

En ese momento, ella se acercó a mi rostro, creí que me besaría, pero no lo hizo solamente me susurro al oído.

— (susurrando) Izumi, estás roja como un tomate, (risita), ¿Acaso es porque dije que eras hermosa?

—...Aka-

—¿No es muy temprano en la mañana para que ustedes dos ya estén acarameladas?

— ¡Matsuri!

— Que forma tan agradable de saludarme, ni siquiera un "hola"

—Perdónanos Matsuri, es que nos sorprendimos mucho cuando escuchamos tu voz así de repente

— ¿Acaso ustedes dos recién notaron mi presencia? Tan insignificante soy para ustedes

— N-No, No, nada de eso Matsuri, te queremos mucho, si no fuera por ti nuestra relación no hubiera llegado a este nivel

«¡Por mí! por dios Akane daté algo de crédito por lo menos, lo único que hice fue empujarte en el momento preciso»

— Akane, ¿sabes que Matsuri está bromeando contigo?

—Eh, ¿es en serio?

— Si, Akane, solo estaba bromeando contigo

— Eres mala Matsuri

— Gracias por el cumplido

— No fue un cumplido

— Ya, ya, si continuamos hablando llegaremos tarde, ¿por cierto Matsuri, desde cuando has estado detrás de nosotras?

— Pues, desde que comenzaron a hablar de la cita que van a tener ustedes dos mañanas a las 10 de la mañana

— ¿De que estas hablando?

— Akane, ahora es imposible que te hagas la tonta con ella, ya sabe todo

— (suspiro) Está bien Matsuri, mañana Izumi y yo vamos a tener una cita, pero por favor no se lo digas a nadie

— Tranquila, no lo voy a ir contando por ahí

— Gracias Matsuri

— Hay que apresurarnos o llegaremos tarde

—Está bien

Se que en el mundo hay personas como Matsuri, que entienden y aceptan nuestra "complicada" relación, solo hay que buscar con cuidado y esas personas aparecerán para que puedan apoyarnos y nosotras compartir nuestra felicidad junto a ellas.

 



#14741 en Novela romántica
#2781 en Joven Adulto

En el texto hay: romance

Editado: 16.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.