El amor en la oscuridad.

Capitulo 1

 

Recuerdo como en una primavera de mi infancia, deseaba con mi vida un principe azul de esos que te rescatan y te ponen a salvo que se casan contigo y viven felices para siempre. Bueno esto no era un cuento y yo no soy una princesa a mis veinticinco años cumplidos me habia roto el corazon al rededor de cinco veces. 

Me levanto como todas las mañana con un mal humor de los mil infiernos, el baño descarga toda mala vibra que a mi cuerpo pertenecen y luego de un muy rico baño, vuelve a mi el mal humor, gracias al cotilleo que tenia mi familia alla afuera, se podia escuchar claramente como discutian por el ultimo pedazo de pan que habia quedado.

Mi casa no era de aquellas casas donde habian dos pisos ni nada por el estilo, mi casa era una casita muy humilde y pequeña que contaba con 2 habitaciones, una para mi y mi hermana mayor y otra para mis padres. chistosamente mi familia se componia de cuatros personas pero a la hora del desayuno aparecian alrededor de 5 personas mas, llamados cariñosamente ¨Vuitres¨ Solo eran llamados asi por mi, mis tios y primos venian todas las mañana a desayunar el pan de esta familia. 

Entre a la cocina y Pidiendole la bendicion a mi padres me sentaba en la mesa, por mi mente paso un tipo de deja vu.

Bendicion madre, Bendicion padre -Hice una pausa para que cada quien me contestara.

Se limitaron a asentir con la cabeza, parecian que estaban en una especie de transe no le di mucha importancia pero esta mañana veo a mamá mas bonita de lo normal, es mas está mas bonita de lo normal, llevaba un vestido blanco casual, unas zapatillas no muy altas a mamá, nunca le han gustado esas zapatillas es por eso que hoy me encuentro extraño esto.

Papá por su parte se habia retocado su barba y llevaba una camisa en tono pastel. Es raro 

—Me he perdido de una invitacion a una boda -Digo mientras llevo a mis labios el vaso de jugo que mi hermana me habia pasado segundos antes.

—No seas chistosa, Katsya.-Si señores mi nombre es Katsya, Katsya Watson parece nombre de gato, lo se pero ¡Gracias mamá! por tan bello nombre, un grammy por el mejor sarcasmo.

—No es chiste, estan de gala y tú mamá llevas unos tacones cosa que se nos hace muy raro.

—Tu aun practicas los besos apasionados con la almohada y no ando diciendo por la casa que eres rara.

Mamá 1

Yo 0

—Jajaja muy graciosa, madre.

Me levante del comedor, despidiendome de todos me dirigia a mi no tan soñado trabajo, trabajadora de un señor de algunos 80 años era un señor muy amable pero sus hijos no lo son y la señora sharon su esposa tampoco era un manjar de Dios. Creo que si sigo alli es porque solamente le sirvo a ese señor y bueno porque necesito el dinero.

Cuando llego a la casa en la que trabajo veo que las cosas estan mas movidas de la cuenta, hoy es un dia muy extraño, me siento observada pero debe ser que estoy paranoica, me adentro a la casa y por suerte ni la señora sharon ni sus hijos estan, se encuentran de viaje y el señor augusto mi jefe se encuentra en una reunion de amigos, y segun lo que me dijo tampoco le apetecia viajar con su familia limón, siempre me reia cuando los llamaba asi, la casa era de dos pisos  y yo solo me encargaba de dar las medicinas y recordarle todo al señor augusto, es como si fuera su secretaria, pero hoy simplemente estoy sola en la casa.

Alrededor de las 10:50 de la mañana miro por la ventana del pastillo de arriba y veo como una sombra se esconde dentras de un arbol era cosa mia o estaba observando para aca. Se me olvidaba algo importante el señor para el que trabajo es un ex actor. su familia entera ha estado en la television, eso quiere decir que tiene mas dinero que lo que en este pueblo cualquiera podria tener.

Eran las 2:05 de la tarde cuando una camioneta se estaciono frente a la casa, no sabia si era el señor augusto o señora sharon o incluso uno de sus hijos pero rogaba internamente que fuera uno de ellos ya que me sentia extraña en esa gran casa y las otras chicas del servicio no me hablaban no se exactamente porque, si era porque era nueva, tenia un mejor puesto que ellas o tal vez porque yo cobraba mas que ellas.

Eran las 3:15 y la camioneta aun seguia alli y nadie habia bajado, por mi mente paso que era solo unos chiquillos adolecentes haciendo travesura, pero eso cambio cuando senti un frio metal en mi nuca y un olor a cloroformo que me dejaba cada vez mas lejos de la realidad.

 

 

 

 



Liss_03

#1700 en Detective
#830 en Novela negra
#22828 en Novela romántica

Editado: 24.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar