El Castillo De Cristal

Capítulo 16

-¿Corime?- me acerqué a su cama donde ella dormía y la moví.

-¿Qué pasa?- ella se levantó tallando sus ojos.

-Es hora de irnos, Arem nos está esperando abajo.

-¿Quién eres tú?- preguntó asombrada.

-Soy Wish, tu amigo...

-Pero tú eres real... eres una persona...

-Toma mi mano y vamos, Arem nos espera, ya tendré tiempo para explicártelo.

Ella tomó mi mano y bajó las escaleras junto conmigo, en la puerta del castillo estaba ahí parada Arem con una gran sonrisa.

-¿Están listos?- preguntó alegremente.

-Sí, ¿A dónde vamos?- preguntó Corime.

-Ya verás, iremos con mi familia, con tus padres y con la amada de Wish, el prometió que la volvería a ver ¿lo recuerdas?- Arem extendió la mano hacia Corime y las dos se tomaron de la mano.

-Vamos, nos están esperando.

Las dos caminaron tomadas de la mano hacía la luz del sol que resplandecía más de lo normal. Pude ver como todos se despedían de ellas, las hadas los árboles, las aves y los animales. Poco a poco sus siluetas se fueron perdiendo entre la luz del sol y las montañas.

Todo parecía normal, el aire era cálido, todo afuera marchaba como cualquier otro día, Corime nunca más volvió a despertar de su siesta, su corazón no pudo más y dejó de latir, no sin antes dar un último suspiro.

Arem nunca volvió de Marte en cuerpo, pero cumplió su promesa de regresar por ella en alma para vivir eternamente. Tomaron su último aliento juntas en la cama y desaparecieron tomadas de la mano como Armina lo deseó.

Cuenta la leyenda que cada miles de años dos corazones se vuelven a encontrar, ellas estaban destinadas a conocerse y a amarse, pues eran las dueñas de aquellos dos corazones.

Yo le prometí a Corime que estaría para siempre junto a ella, cuando ella dejó de respirar mi alma se liberó a lo único que me ataba a este mundo. Fue como despertar de un gran sueño.

Mi alma fue libre después de años de vivir en un castillo atrapado junto a Corime, cerré la puerta del castillo y con una mano acaricie el enorme portón.

-Te extrañaré amigo, gracias por todos estos años... me di la vuelta y caminé a paso lento directo a la luz del sol por donde hace un momento Arem y Corime habían avanzado, hasta que mi silueta se perdió de igual manera.

Poco a poco la luz del castillo se fue extinguiendo hasta quedar completamente oscuro y solitario...

FIN

 



#21110 en Novela romántica
#9641 en Fantasía

En el texto hay: lesbianas, lgbtq, amor lgbt

Editado: 26.07.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.