El designio de Amalia

12. Tentación.

Jorge estacionó el auto frente a los dormitorios de los vampiros, anteriormente había avisado a Xavier mi llegada. Por más que no deseara verlo en este momento, por más que me rehusara a seguir bajo su control, debía hacerlo por el bien de todos. Celeste me aconsejó seguir bajo su influencia puesto a que los cazadores querían saber que estaba planeando mi padre y Xavier era su marioneta preferida, así mismo, por más que quisiera apartarme de él no podía, el pelirrojo era algo más que la persona que me cuida, era mi caballero. Como caballero tenía que protegerme y velar por mi seguridad, era mi mano derecha y estábamos unidos, más no quiso explicarme como o porque estábamos unidos, era un tema que aún no me concierne según sus palabras.

Siendo sincera tampoco esperaba muchas respuestas o explicaciones de lo que es un caballero, a este punto todos me repiten como loro lo mismo y me he dado por vencida en la tarea de averiguar que es, por ahora. Xavier esperaba ansioso frente a la puerta del edificio sosteniendo un paraguas, sus ojos azules profundos mostraban cansancio, no lo juzgo, estuvo buscándome desesperadamente por toda la ciudad.

El nerviosismo y el claro enfado profanaban el océano de sus ojos, Celeste tocó mi brazo llamando mi atención.

— Espera aquí, hablaré con él.

Asentí con la cabeza, Celeste me dedicó una sonrisa ladeada antes de bajar del coche, la expresión de Xavier cambió en cuanto la vio, sus ojos azules feroces se posaron sobre ella, brillaron y tenues chispas rojas inundaron el océano provocando un remolino, una sonrisa fanfarrona se dibujó en los labios de Xavier.

— Celeste Andrade... eres una molestia, —lo oí hablar desde mi posición, su tono jocoso y seductor de voz fue algo sorprendente— ¿Has venido por más?

¿Qué tipo de relación tienen estos dos? Mis mejillas se enrojecieron al oír aquella pregunta, ¿Más qué? ¿Por qué volvería Celeste por más?

— Xavier...—suspiró Celeste y se cruzó de brazos observando al suelo— he venido a hablar por Amalia, nuestra relación no tiene arreglo.

— Eres jodidamente detestable, ¿Sabes? —respondió el vampiro, Celeste se encogió de hombros.

— No funcionaría.

— No ahora que apareció Amalia.

— Me odias sin razón.

— Te odio por joder mis planes.

— Xavier... basta.

Hubo un momento de silencio, incomodo para ambos, Xavier desvió su penetrante mirada de Celeste y mordió su labio inferior. Me es imposible no sentirme ansiosa por lo que estoy oyendo, ¿Qué pasó entre los dos para odiarse de esta forma? ¿De qué está hablando Celeste?

— ¿A que se refiere con más? —susurre intrigada, Jorge pareció darse cuenta de mi gran ansiedad, inclusive me estoy mordiendo las uñas pensando en todas las posibilidades que pueden ser ciertas.

— Celeste y Xavier antiguamente entrenaban juntos. —acotó Jorge. — Xavier se refiere al entrenamiento que solían tener, antes de comenzar a odiarse claro, algo sucedió entre los dos para acabar con esa amistad y comenzar una enemistad. Han estado peleando desde hace meses, la ultima vez Xavier salió mal herido.

— Entiendo...

No entiendo absolutamente nada y algo de todo esto me carcome por dentro, enciende una llama desconocida para mi yo actual, me molesta toda esta situación, la aborrezco, oír todo esto me hace pensar que algo más que simple amistad pudo haber allí, pero es imposible, Xavier no... Celeste no...

No lo acepto.

— Le hemos dado sangre de cerdo a Amalia, aún no termina de recuperarse... pasará esta noche en el dormitorio de los vampiros así que cuídala bien. —Celeste se removió incomoda en su lugar.

— ¿Cómo sucedió esto? —exigió saber Xavier, celeste vuelve a posar su mirada en él con cierto dolor.

— Daniel me ha dicho que ella perseguía a una mujer pelirroja... debemos tener cuidado a partir de ahora.

— ¿Debemos? —Xavier arqueó una ceja.

— Volveré a ser su guarda espaldas.

— Volverás a ser su guarda espaldas... ósea que tendremos que volver a estar juntos. ¡Perfecto! — se quejó el pelirrojo.

Creo que es momento de bajar del automóvil, la situación se está volviendo demasiado incomoda para los tres, ellos dos y su extraña relación y yo que he partido una de mis largas uñas por la mitad sin medir la fuerza con la cual mordía el dedo por culpa del enfado que todo esto me está proporcionando, un enfado que tampoco logro comprender. Abro la puerta del automóvil y salgo con mucho cuidado de no resbalarme o pisar algún charco de agua, está chamuscando, pero no me importa, corro un mechón de mi cabellera tras mi oreja en lo que avanzo en dirección de los susodichos.

Mi mirada está posada sobre Xavier, la rabia que siento es reflejada en mis ojos, el pelirrojo me observa confundido más no digo nada al llegar a su lado.

Pensaba que Xavier era fiel a mí, me hizo creer que no había nadie más en su corazón que yo y ahora, mágicamente que Celeste aparece, sentimientos reaparecen en sus ojos azules que no puede contener más allá del odio hay algo que no logro descifrar aún. Me carcome por dentro toda esta situación, saber que entre ambos hubo algo, algo que aún no descubro que es y no estaré tranquila hasta descubrirlo.

No debería estar preocupada por eso, pero lo estoy. Mi mente debería estar pensando en como actuar una vez mañana entre al aula y las cosas que diré frente a mis compañeros humanos, en la crisis social que está ocurriendo actualmente en la sociedad humana y las manifestaciones que se han provocado, muchos humanos descontentos con el plan de mi madre se han levantado en contra de los vampiros en marchas en los centros de las ciudades más grandes mostrando su descontento con todo lo sucedido actualmente y nosotros, quienes estamos en contra del pensamiento político de mi madre, debemos planear como movernos, que decir, como calmar la situaciones y que la gente confié en mí.



#66 en Paranormal
#565 en Fantasía
#363 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, romance, drama

Editado: 04.04.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.