El designio de Amalia

22. El virus.

Bien, ¿Cómo le explico a Daniel que me está distrayendo? ¡Apenas puedo esquivar sus golpes! Estamos en el patio interno del palacio, Ethan y Sofia nos observan entrenar sentados en las sillas del jardín mientras juegan a las cartas. Nos encontramos entrenando con Daniel hace un buen rato, no hemos cruzado muchas palabras desde lo sucedido pero mi cabeza no deja de darle vueltas a lo ocurrido apenas me he levantado.

Estoy mareada y confundida, Daniel me besó, a Daniel le molesta que Xavier me muerda, él quiere beber de mi sangre también pero no puede, se quemará tal y como Red dijo, está enojado con el hecho de que Xavier me bese y beba de mi, le incomoda esta situación tanto como a mi me incomoda tener que entrenar con él después de haberme besado.

Lo nuestro nunca sucedería, Daniel es casi un impuro y un cazador, no podríamos estar juntos, tampoco siento algo hacia él más que simple aprecio y amistad. Es todo muy confuso e incómodo, verlo a los ojos se me hace imposible, lo evito mientras intento esquivar los golpes que me proporcionará con los puños.

Después de su beso, me ha dejado tomar una ducha tranquila y vestirme, no hemos dicho nada acerca de ello, tampoco vi intenciones de Daniel para hablar del tema, las dudas me carcomen, ¿Daniel está enamorado de mí? Al parecer todo indica que sí, ¿Cuándo sucedió esto? Me da pena, no podré corresponder sus sentimientos, mi corazón reacciona a otra persona desgraciadamente, no comprendo bien que es lo que siento, pero cuando veo a Xavier, cuando él está con Celeste sufro, mi corazón se hace trizas, pero, cuando está conmigo, cuando me besa es imposible resistirme, es imposible que mi corazón no lata desenfrenado con él.

Daniel suspira pesadamente ante mis intentos torpes de esquivarlo, sigo sin ser buena en esto del combate cuerpo a cuerpo, sigo sin dominar a Atenea, no logro hacer que tome la forma que tomó aquella vez que me encontré con mi madre, Daniel adivina que estoy distraída pensando y se detiene de golpe.

— Amalia, estás distraída, ¿Qué sucede? —pregunta preocupado.

Sofía suspira entre frustrada y molesta desde su lugar, lo sé como van las cosas no podremos seguir entrenando, estoy lo suficientemente distraída como para no saber esquivar un simple puñetazo, a pesar de sentirme débil y cansada estoy dando todo de mi para lograr mejorar.

— Lo lamento, prometo concentrarme, volvamos a comenzar. —respondo agitada, intentando tomar aire.

Estuve reflexionando mediante Sofía me explicaba como usar a Atenea en su máximo esplendor, no lo conseguí a pesar de estar intentándolo hace casi una hora, no logro repetir lo que hice durante aquel día, el arma sigue pareciendo una simple barra de metal pequeña que por momentos lanza descargas eléctricas a quien la toque, es frustrante no tener avances en este tipo de entrenamientos, incluso siento que es una perdida de tiempo seguir con ellos.

Sofía, sin decir nada, le arrojó a Daniel una vara de madera la cual obstruiría las descargas eléctricas que Atenea le daría si llegara a tocarla. Hizo un elegante movimiento con una de sus manos girando la vara antes de intentar atacarme con ella, no volveré a hacer el ridículo frente a él.

Arqueo una ceja cuando Daniel intenta despistarme con una patada del lado derecho, al retroceder por acto reflejo logro detener el golpe que me tenía preparado proveniente del lado izquierdo, la patada tan solo fue un despiste. Debo de estar alerta en todo momento y usar la cabeza; en las batallas la fuerza no tiene sentido si no sabes usar la cabeza, usar la lógica, no solo se puede hacer un ataque frontal, también ese ataque se puede convertir en un simple despiste para lo que vendrá luego.

Y tal parece Daniel ha querido recordármelo. Ambos parecemos sumergidos en una guerra interna, vuelve a envestirme sin lograrlo, lanza un golpe tras otro en distintas direcciones: diagonal, por abajo, hacia arriba o los costados. Debo de admitir que mis reflejos se han vuelto algo buenos a pesar de mi torpeza a la hora de esquivar sus ataques, Daniel parece enfadado y creo saber el motivo: el aroma de Xavier sigue estando impregnado en mi y la brisa del viento ha soplado en nuestra dirección.

Empujo a Daniel con una patada, con manos agiles giro a Atenea y esta se expande, logrando así la forma que tenía cuando me cruce con mi madre, embisto contra el impuro, es un golpe directo sin mucha lógica. Como lo pensé, Daniel lo bloquea con su arma, pero no se espera lo que vendrá luego, una fuerte y dolorosa patada en los bajos. ¿Qué esperabas Daniel? ¿Una patada en el estómago? Me tambaleo al darle esa patada y caigo al suelo.

Daniel pega un alarido soltando la vara y llevando sus manos hacia sus bajos, sus rodillas flaquean mientras el impuro cae al suelo casi llorando del dolor. Ethan hace una mueca de dolor y Sofía comienza a reír lanzando unas fuertes carcajadas, suelto a Atenea la cual vuelve a su estado normal cuando cae al suelo, me agacho frente a Daniel, su rostro está morado, muerde con fuerza sus labios mientras aprieta los puños.

— ¡Lo siento! No quería lastimarte, ¡Lo lamento tanto! — corro un mechón de su cabello tras su oreja, ¿Qué debo hacer?

Daniel jadea e intenta incorporarse, se está haciendo el fuerte, un momento, no se supone que los vampiros no sienten dolor. ¿Daniel me está tomando el pelo? ¡Él no puede sentir dolor! ¡Es un maldito vampiro un golpe como estos es una caricia para ellos!

Mi rostro enrojece de vergüenza por haber caído en su trampa.

— ¡Eres un idiota Daniel! ¡Deja de fingir! —las carcajadas del vampiro no se hicieron esperar.

— Lo siento, Amalia, es que estabas tan distraída que pensé en molestarte un poco para que vuelvas a la realidad— inflo una mejilla y golpeo levemente la espalda de Daniel, tomo a Atenea nuevamente.

He estado tan absorta en mis deberes que por un instante había olvidado divertirme, mi cumpleaños está cerca y con él el comienzo de esta guerra fría, siento que estoy desperdiciando el tiempo, necesito volverme fuerte a pesar de mi torpeza.



#66 en Paranormal
#568 en Fantasía
#365 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, romance, drama

Editado: 04.04.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.