El libro que nunca debimos leer

El libro que nunca debimos leer

El libro que nunca debimos leer

Por: Miguel Ángel Tobón Sánchez

Ya terminamos la universidad, pero aún debemos volver para realizar algunos procesos de papeleo que nos permitirán asistir el siguiente semestre a las nuevas clases, es una tortura tener que regresar al lugar del que esperábamos salir con tantas ansias, es como si un preso luego de cumplir su condena volviera a la cárcel por voluntad propia, pero así debe ser cada seis meses para poder aspirar a que algún día nos entreguen el diploma que certifica que ya somos unas personas profesionales y preparadas para realizar una labor que le servirá al mundo para subsistir.

Pero esta vez las cosas no serían igual que antes, porque algo diferente estaba a punto de ocurrir.

Diego: Que fastidio estar aquí todo el día, esperando que una máquina quiera cambiar de número. (Suspiro)

Mónica: Pero al menos ya casi terminamos la universidad, tan solo falta un año y medio, eso es poco.

Lucía: Si, y mientras estemos juntos, todo va a ser más fácil.

Mónica: Miren ya nos toca a nosotros, vamos a terminar con esto rápido.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Diego: Menos mal ya acabamos con todo ese proceso, vamos a dar una vuelta aprovechando que estamos aquí, porque no hay que negar que este lugar es bastante acogedor, tiene muchas zonas verdes para ser un sitio en medio de la ciudad.

Lucía: Si, los lugares así son muy románticos, muy especiales, como para estar con un novio, besarse, ver la luna, las estrellas y tomar muchas fotos.

Mónica: Tú siempre con tus sentimientos a flor de piel, si paso más tiempo contigo me voy a infectar de amor. ¡Qué asco!

Diego: ¡Miren allá!, esa ardilla está tratando de comerse ese viejo libro. ¡Vamos a verla!

Lucía: Eres un idiota, todo lo quieres curiosear, pareces un niño pequeño, acabas de espantar a la pobre ardilla. 

 

 

Diego: Solo quería saber que decía este libro, a lo mejor es el diario de algún pionero, o cuente los secretos mejor guardados de la universidad, quizás diga que hay fantasmas, está construida encima de un cementerio o algo así.

Lucía: No digas esas cosas, tú sabes que yo me asusto muy fácilmente.

Mónica: El libro que nunca debí leer, es un título muy interesante, pero no tiene autor, debió borrarse por el tiempo.

Lucía: Alguien debió haberlo perdido hace mucho y…

Diego: ¡Y ahora es nuestro!, ¿qué les parece si vamos a algún lugar y lo leemos juntos?

Mónica: Me parece una excelente idea y nos seguimos reuniendo hasta que lo terminemos.

Lucía: No me parece buena idea, ese libro se ve un poco… tenebroso.

Diego: No te preocupes, yo te defiendo de los monstruos que van a salir de aquí.

Mónica y Diego: Jajajajajajajajaja

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Diego: Este lugar es perfecto para leer, solo, alejado de la sociedad y muy amplio, perfecto para defendernos cuando los monstruos nos ataquen.

Lucía: Que gracioso eres, espero que las letras estén dañadas por lo viejo que esta ese pedazo de pasta y hojas.

Mónica: Eso sería una lástima, porque ya me creo mucha intriga saber que dice en ese antiguo libro.

Diego: El libro que nunca debí leer. 1994, primer día…

Desde que este maldito empezó a perseguirme no he tenido un solo día en paz, mientras como, mientras duermo, mientras salgo, mientras trabajo, es un maldito acoso que ya me tiene cansado.

Escribo estas líneas para decirle a las personas que tengan esta bitácora en sus manos que no pasen de esta hoja, que la quemen, la boten, o se deshagan de ella, ya que solo traerá problemas a sus vidas, estas hojas están malditas, contienen adentro un demonio que se libera cuando leen el conjuro maldito creyendo que simplemente están pasando por las líneas de otro cuento de fantasmas, es real, por favor, no continúen o ya será demasiado tarde…

Lucía: No quiero escuchar más, Diego por favor, tiremos ese cuaderno a la basura, me está dando mucho miedo, de verdad.

Diego: Solo es una historia, algún fanático tratando de imitar a R.L. Stine, o algo por el estilo, mira mejor recuéstate en mi hombro, abrázame y escucha  lo que sigue.



Angel TS

#1418 en Terror
#5355 en Thriller
#2975 en Misterio

En el texto hay: terror, romance, terror y suspenso

Editado: 06.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar