El mundo que ella vio

Un simple reflejo de luz

Hoy quiero verte de nuevo,

Sin embargo, tu mirada me dice que tú no deseas lo mismo.

Porque la agonía de torpes palabras te hicieron dudar,

De que yo de verdad te amo,

Y de que siempre lo he hecho.

 

Dime, mi joven amor,

¿Por qué debes dudar de tan hermosa belleza?

¿Cómo puedes tan solo decir que no lo eres todo?

Si para mí, no hay igual a ti;

Porque aunque nadie lo crea,

Tú eres el universo entero,

Lo eres todo

 Todo para mí.

 

Con talento sin igual,

Destrozas lo que es imposible;

Incluso el mismo cielo te admira en secreto,

Y cuando lagrimas caen con tortuoso dolor,

Yo deseo ser más fuerte por ti.

 

Mi niño de sueños, mi niña de aventuras,

¿Puedes confiar un ligero segundo en mí?

¿Tan siquiera lograrías amarme?

Tanto, como yo lo hago cada noche.

 

Anhelo hacerte feliz,

Deseo verte reír y decirme que me amas de verdad,

Aún si toda mi ilusión es una simple fantasía.

Quiero verte frente a mí

,Frente a este espejo,

Que siempre te amará.



#17158 en Otros
#2717 en Acción

En el texto hay: poesia, reflexion, amor

Editado: 27.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.