El rastro de la luna

Inicio

“Cuenta una leyenda que existen un par de amantes que van de vida en vida con la promesa del reencuentro, amándose desde extremos separados. Él se encuentra en la superficie de la luna y ella dentro del imperioso y flameante núcleo del sol, él selenita y ella Helionita o Solaris como en lo común son llamados los habitantes del astro rey. Se cuenta que un día mediante la intervención de Hipnos, fueron sometidos al sueño en conjunto, se soñaron mutuamente y se enamoraron, pero en la realidad esa relación no tenía salida, puesto que si alguna vez sus formas primitivas se encontraran, estallarían al instante, pues él es de hielo y ella de fuego, es muy claro el porqué de la repelencia corporal. Ambos lloraban al alba y su llanto llego a oídos de Eros quien le pidió a su madre Afrodita que interviniera por los amantes, y así fue, ella llamó a Ariadna y le solicitó le entregase un trozo del hilo que esta le había otorgado a Teseo para librarse del minotauro en Creta. Ariadna se lo proporcionó a la diosa y en las manos de la segunda, se convirtió en rojo, el hilo rojo del amor. Afrodita tomó el meñique de ambos y unió cada extremo del hilo a sus dedos, enlazándolos para siempre, y como no podían estar en las formas naturales, mediante los sueños se encontrarían, en otras vidas de seres terrestres, es decir en el mundo onírico eran habitantes de la tierra, y en cada vida en el planeta azul tenían que encontrarse”.



#4116 en Fantasía

En el texto hay: luna, amorimposible, hombrelobo

Editado: 01.08.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.