El yo, el tiempo y la muerte

INTRODUCCIÓN


La mayoría de los seres humanos buscamos la aceptación en todos y cada uno de los aspectos de la 
vida, se busca el goce de la misma necesidad la cual en cada persona tiene un significado distinto, algunos  buscan satisfacer necesidades primarias y llegar a  
trascender, se tiene una gran soledad en el sentido  
común, buscan y sin encontrar lo querido o deseado,  
muchos buscan su propio ser, que en esencia es vivida por entes fantasiosas que van desde el sentido de poseer a un sujeto como objeto de amor, esto es por la educación que en nuestro país se nos aplica, tomando en cuenta quienes tienen un grado alto de frustración, se encuentran los sujetos que se etiquetan por la clase media, la lucha de sobrevivencia ante una sociedad con  cambios que se encuentran moviendo la conciencia  hacia factores poco sanos para el ser. 


Lo que en el mundo se conoce como consumismo,  
tener, poseer, aquí se encuentra la pérdida de identidad del sujeto, se ocupan de tener un rol social el cual sobresalga de los demás, dejando la necesidad de sentir satisfacción, ahora aquellos que no tienen incertidumbre de la vida podría llamarse clase alta, aunque en el momento de crisis no podrán dar solución a cada uno de los momentos de insatisfacción, y lo único que puede ocurrir es el desmerecimiento de la vida misma, no  
soportando la pérdida del amor. 


En algún momento de la vida pretendemos ser amados y realizando la tarea de costumbre de todo ser humano que es dar para recibir, de esa manera muchos se entregan a un amor vacío y vano de amar, hay amores verdaderos aquellos que no tienen necesidades secundarias, la cual me refiero a la económica, o bien placer, si nos guiamos en el camino del amor, es la verdad absoluta de dar sin distinción alguna y claro está  el otro responderá de la misma manera, habló de una entrega interna, cuando el amor es puro, no se da, no se recibe, ni mucho menos se pide a cambio, un ser que encuentra su mitad logra compartir que es el resultado en del equilibrio interno, satisfacción, seguridad y lo mejor que refleja la felicidad misma la cual se expresa en su máxima extensión. 


Un amor verdadero es aquel que nos ofrece un equilibrio interno como externo, la socialización es aún mucho más amena, y bueno fuese que perdure toda la vida e incluso después de la muerte, este amor lo concibo como un amor perpetuo, el cual no se puede encontrar, pues si es buscado nos llevaremos sorpresas, pues este busca exteriores de otros seres en desequilibrio, sin embargo no busca el ser interior en cada sujeto que conoce, se fija en el físico, posición social, así como su economía, por lo tanto este mismo no cubre con la formalidad de amar, se equivoca en su búsqueda y puede estar así durante mucho tiempo sin encontrar ese amor, claro que en un momento llega pero con tal confusión y es en lo sexual, así, lo que era cómo visión del deseo amado tiende a no amar, puede ser quien este a un lado pero este mismo ya no lo concibe como tal y deja de frecuentar.

Es por ello que las relaciones llamemos amorosas traen consigo un tumulto de sensaciones las cuales en un debido tiempo dan por confundido aquel que las padece, pues en su momento todo es fantástico, y al término de esa fantasía pierde también la moral y mucho más, por ello es necesario prepararse para cuando llegue el enamoramiento y mucho mejor la persona indicada, lo cual pues es unánime no saberlo del todo quien es, como es y la duda aún más compleja si existe la persona indicada. 


No quiero dar la solución ni mucho menos digo la tenga  de cada conflicto amoroso que se va dando en los seres  humanos entre los géneros masculino y femenino,  aunque sí puedo dar a conoces a mi experiencia como  saber si es el indicado o indicada, pues al consultorio me llegan corazones rotos por amores extraviados, amores que no encuentran su mitad o simplemente por no querer dejarlos ser por las creencias, y muchos se encuentran en esa búsqueda de ese amor que sea eterno, sea para siempre, aclaro que para ese amor perpetuo debe la persona querer encontrar su contrario



Wilber Gordillo

#11729 en Otros

En el texto hay: hay superacion hay amor hay perdn

Editado: 03.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar