Elizabeth

Capítulo 8.

Capítulo 8:

Mi madre le dio dos besos, mas por compromiso; que por realmente le apeteciera. Le observó de arriba abajo, buscando algún defecto o mas bien inspeccionando su aspecto. Sí, no le ha hecho mucha gracia los tatuajes que sobresalían y quedaban a la vista. No sabía donde meterme, me daba demasiada vergüenza que lo hiciese y sin descaro alguno. Joder. 

Siempre lo he dicho, es una bruja y solo le falta la escoba.

Coincido totalmente contigo.

—Señora Collins —le saluda de manera educada. 

—¿Qué te trae por aquí? ¿Qué es de tu vida? —le interroga, no le gustaba su presencia y no disimulaba ni un poco. 

Creo que piensa que huirás con él.

Mala idea no es, pero no podría y menos si la felicidad de Nick esta de por medio.

—La familia de Ethan es cliente del bufete de mi padre, ya sabe; Wells y asociados —le explica con una sonrisa.

—Cierto, había olvidado que tu padre era dueño de unos de los bufetes mas grandes de Londres —asiente mi madre y le sonríe, ¿ya mencione que no me gusta nada esa sonrisa?—. Nicholas se esta encargando de la empresa —le comenta, creo que intenta fingir que esta orgullosa de ello y no es así.

Por mi parte ruedo los ojos.

 —Lo sé, Nick lo menciono —se sincera y a mi madre no le gusta ni un poco lo que sale de sus labios.

—¿Os habéis visto? ¿Qué más a mencionado mi hijo? —le vuelve a interrogar, joder. 

—Mi querida Eloise, ¿puedes acompañarme a tomarnos unas fotos? —aparece Ethan, quien no sabe cuanto agradezco su intervención; los nervios me estaban consumiendo.

Por su parte Eloise asiente casi reacia a irse y sin demora es alejada de nuestro lado, mas tarde le daría las gracias. Ahora tocaba dar algunas explicaciones al chico frente a mí y no, no me hacía ni una pizca de gracia hacerlo. Lo sé, merecía saber la verdad y aunque quiero evitarle todo esto, tenía derecho a saberlo. A saber que en el pasado fui una cobarde y dejé a mi madre decidir por mí. Demonios. 

—Connor —pronuncié su nombre, respirando con profundidad y mordiendo mi labio inferior con notable nerviosismo—. No sé que tanto Nicholas haya mencionado, pero quiero que sepas que no era mi intención herirte y si lo hice, lo siento mucho —me disculpe, porque sentía que se lo debía—, Y sobre Ian y la boda, no hay nada que pueda hacer. Es una decisión tomada, vale. —quizá intentaba convencerme a mí misma de ello.

Maldición.

Mi cuerpo entero tiembla y no sé muy bien porque. Tal vez sea porque le tengo enfrente y en algún momento soñe que mi boda sería con él y no con Ian.

Aún puedes dar marcha atrás.

¿Y que pasará con Nick? Sé muy bien de lo que es capaz Eloise y cumplirá su palabra. Le contará a William y harán de la vida de mi hermano un infierno, solo porque le gustan los chicos. Y no, no quiero ser culpable de eso; no lo deseo.

—¿Dejarás que siga controlando tu vida? —su pregunta me descoloca por completo, abro la boca para responder; pero no me lo permite—. Estas a tiempo de dar marcha atrás y de ser feliz, Elizabeth. Lo tuyo con Ian no tiene futuro y de verdad, no quiero ser testigo de ello. Te aprecio mucho, más de lo que puedas imaginar y verte caminar hacia una infelicidad garantizada, no me gusta —se sincera y eso me toma por sorpresa, no esperaba esas palabras y menos de su parte.

Muy en el fondo, sé que tiene razón y voy camino hacia eso. ¿Pero que podía hacer? Si me negaba a la boda, a Ian; Nick sufrirá las consecuencias de mis putas malas decisiones y yo no deseaba que sufriese. Si debo dejar mi felicidad a un lado, por la suya; lo haré. Y nadie me hará cambiar de idea.

Le observo por varios segundos, buscando en mi mente que decirle; vale más bien buscando una excusa. Una valida y lo bastante creíble. Pero nada venía a mí, mi mente está en blanco. Sus palabras surtieron, quizá, el efecto deseado o solo me replanteaba si tenía más opciones.

—Piénsalo, solo hazlo —me pide—. Sin presiones, solo por una vez, decide por ti que es lo que más quieres y cuando lo hagas; hazme el favor de pelear por ello. ¿Vale? —me sonríe de manera encantadora, ¿cómo podía decirle que no a él?—, Debo dejarte, mi padre me esta haciendo señas para que me acerqué a su lado; quiere presentarme a sus colegas. Nos estamos viendo, Liz —me explica y se despide depositando un beso en mi mejilla.

Me quedo como idiota viéndole irse, mientras todo lo que ha soltado se repite en mi mente. ¿Pelear por lo que más quiero? ¿Y que sería eso? Joder. Más que ayudarme, me ha confundido más. Genial.

Venga, sabes muy bien que debes hacer.

Realmente no lo sé.

Suelto un suspiro cansino y me acercó a la barra, donde me pido un vaso de refresco. No me apetecía beber, era lo mejor.

Echo un vistazo al lugar, mi madre se encontraba junto a Elena y otras persona, conversando de quien-sabe-que. Apoyé mi mejilla en mi palma, aburrida de estar ahí. Ahora que le ponía atención, ¿dónde estaba Ian? ¿No se supone que debería estar aquí, fingiendo ser un prometido feliz? Que va, a él le daba igual todo. Por eso no entendía porque aceptó desde un principio, ¿no se le hacía más fácil negarse? Y recordemos que esta enamorado de otra chica, la cual debe odiarme a profundidad. ¿Sus padres no estarán de acuerdo y por ello le obligan a casarse conmigo?

Aunque Robert y Helena no parecen ese tipo de padres, pero convengamos que en ocasiones las apariencias engañan y puedo dar de ejemplo a Eloise. Por allí la ves, fingiendo que esta orgullosa de Nick y de mí, pero no es así. Es todo lo contrario, creo que más bien le hemos decepcionado.

Le das demasiada importancia a lo que piense esa bruja.

Vaaaale, quizá tengas razón y le doy mas importancia de la que merece.

Doy un sorbo a mi refresco, necesitaba que esta tortura acabase pronto. Odiaba este tipo de eventos, en los cuales terminaba por aburrirme como un jodido hongo. No le encontraba lo divertido, se los aseguró. Sé que mayormente se hacen cenas así, con fines buenos. Pero todos sabemos que la mayoría aquí, viene a mostras cuantos ceros tienen sus chequeras. Imbéciles.



#4861 en Novela romántica
#1918 en Otros
#497 en Humor

En el texto hay: amorprohibido, matrimonio arreglado, chantaje

Editado: 21.04.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.