Ella le pertenece a la mafia [editando]

Capítulo 6

Me estire sobre la suave cama,  abriendo  los ojos de par en par el dolor  de mi cabeza era insoportable 

Lleve mi mano a mi  frente para recordar algo de lo que había sucedido y lo más importante ¿cómo es que llegué a esta habitación?, me senté sobre el filo de la cama tratando de recordar pero nada todo lo que hacía era, ver unos lindos  ojos azules, frote mi cien  sacudiendo leve mente mi cabeza

— Carajos mi ropa —grite  

Recorrí todo mi cuerpo solo traía puesto una camisa, que diablos había  hecho tape mi boca con mi mano , mordí mi labio inferior al pensar lo que estaba pensando a hora mismo

 

 <<Acaso me acosté con ese  chico, por dios santo >>

 

 Busque en toda la habitación pero no encontré a nadie me levante de golpe de la cama mirándome en el espejo de la habitación de la cual colgaba  una pequeña nota la quite con brusquedad para leer lo que decía

Princesa fue una agradable noche haberte conocido, claro quitemos la parte de que me vomitaste encima me hubiera justado haberte conocido en otra circunstancias besos y abrazos, de parte del chico. De bellos ojos como me pusiste ,  una recomendación más termina con tu prometido no te merece  

A hora lo recuerdo,  yo estaba en la discoteca Andrea por dios de seguro se ha vuelto  loca buscándome espero no le haya dicho nada a mi madre a hora como se supone que iré a casa en esta fachas , cuando estaba buscando mis prendas la puerta sonó 

— buenos días señorita — buenos días 

— el joven ordeno que le entregáramos estas prenda


Mire a  la persona,  que traía en el brazo  mi ropa sin dudarlo lo cogí , no podía darme el lujo de rechazarlo —gracias— me desvestí para meterme a la ducha,  arregle un poco mi cabello para colocarme el vestido de tiras  , no tenía teléfono 

Camine con dirección a  casa de Andrea 


Rogando de que, no le haya dicho nada a mi madre 

— por dios santo aleska sabes el susto que me  has dado estuve a punto de ir con la policía pensé que te habían secuestrado o algo peor

Vote todo el aire que tenía comprimido, mientras a la familia que tenía no sabían nada todo estaba bien 


Luego de haberle,  contado todo Andrea la cual todo el tiempo estaba con la boca abierta y cada palabra que decía era como si los ojos se le iban a salir 

Pero eso no era importante, a hora lo que verdaderamente para mí era prioridad a hora era matar al bastardo  de D'omico  ese desgraciado que me vio la cara de boba 


Pero yo era la culpable por dar segundas oportunidades a imbéciles, como el que no merecían  nada de mí. Al llegar a casa todo estaba tranquilo nada nuevo, mi hermana estaba  recibiendo clases de piano mamá en el salón de belleza; mi padrastro en la empresa solo tenía que quedarme en casa a esperar la llamada de D'omico  o quizás se aparezca nuevamente con flores y chocolates o esta vez me traería serenata 

Como lo imagine apenas deposite mi cuerpo sobre la cama, el teléfono me empezó a sonar no tenía que ser adivina para ver quién era deje que sonara 

— ¿qué quieres a hora? — aleska perdóname, déjame explicarte 

— que me vas a explicar, es más para que te he respondido el teléfono no quiero saber nada de ti  y una cosa más no quiero que te  aparezcas por mi casa adiós y que te valla bien con la rubia esa  que de seguro fue más que un beso

Colgué  la llamada tirando el teléfono al lado de la cama, no sé cómo contuve las lágrimas cuando  escuche la voz de D'omico 


Yo lo amaba el sentimiento que sentía por él no se iba a desaparecer así por así pero cuantas veces  le tenía que perdonar cada cosa que hacía para dañarme yo era su novia y pronto se iba a casar conmigo 


En algún momento todos, pensamos que seremos capaces de cambiar alguien pero solo es una mentira que nosotras mismas nos empeñamos a creer y eso hacía con D'omico  creía que cada vez que lo perdonaba él iba a cambiar 

Limpie las gotas de lágrimas que empezaron a deslizarse por mi mejilla esta vez no iba a votar ni una lágrima por alguien que no me merecía que cada vez que  me causaba una cicatriz más en mi Alma 

—¿hermanita  te encuentras bien? 

—si enana , solo que recordé algo triste 

— estas segura hermanita sabes que puedes contar conmigo para cualquier cosa si tenemos que matar alguien lo hacemos , sabes que tengo los mejores datos de como desaparecer un cadáver 

— enana que te he dicho de esos vídeos 

Envolvió sus brazos a  mi cuerpo , necesitaba ese abrazo me sentí debilitada la capa gruesa que envolvía mis sentimientos había sido rota me aferre más al cuerpo de mi hermana mientras las lágrimas no cesaban — tranquila —dio palmaditas en mi espalda tratando de calmarme , y fue en ese preciso instante cunado todos los recuerdos tristes volvieron a mí y mi cabeza en peso a formular esas preguntas que muchos nos hacemos cuando nos encontramos vulnerables ¿porque mi madre , no era la que me  abrazaba? ¿ Por qué me siento tan sola ? Siempre tenía que ser yo la que luchará contra el mundo?

Así como cada, día el sol tenía que salir yo cada día tenía que seguir luchando por lo que quería  y eso era mi carrera la carrera a la cual amaba y quería ejercer 

Nada ni nadie me impediría que consiguiera llegar a mi meta, camine por los pasillos de la universidad tranquila como todos los días no era la primera vez que escondía mis pesares detrás de una sonrisa 

— ¿te encuentras bien amiga? —me encuentro increíble nunca había estado mejor, después de clases vamos por unos helado 

— aleska a mi tu no me puedes mentir , con esa sonrisita falsa — está bien me encuentro fatal Andrea como quieres que me sienta , alegre mi prometido me engaño me puso los cuernos 



#1249 en Otros
#204 en Acción
#378 en Humor

En el texto hay: secuestro, mafia, vengannza

Editado: 24.01.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.