Ella le pertenece a la mafia [editando]

capitulo 22

—! No aleska no digas una sola palabra!

Menciono caminando rápido y ella viene detrás, suplicando que la deje ir a su estúpida graduación, a mí me importan dos rábanos y un pepino si quiere ir  después de lo que hizo  aquel día no dejaría que valla aquella graduación

—lo único que sabes decir es¿ no aleska?

Me volteó a verla la imprudencia abundaba en ella tenía los brazos cruzados con el ceño fruncido la miré  retándola pero su mirada era fuego acaso nunca se rendía, que era lo que le haría la metía en una jaula

—No me dejarás en paz cierto — no

Menciono dibujando una sonrisa en su rostro mientras movía la cabeza suspire dando mi brazo a torcer, suficiente tenia para estar aguantándola  moví  la quijada a un lado 

— Iras a tu puta fiesta pero antes de las doce, me tienes que estar acá — acaso soy una princesa

— No tú más bien eres el dragón del cuento

— Así yo soy el dragón y tú eres el ogro

Frote mi cien , me decía ogro después de todo lo que había hecho por ella volteó los ojos dándome la vuelta no quería más charlas por hoy 

La paz que se sentía cuando no se escuchaba a aleska , era increíble quité mis lentes para refregar mis ojos ,dos horas llevaba  pegado a la pantalla de la lapto  tratado  de ver los balances

Tenía muchos problemas hasta hora, eche mi cabeza así atrás para pensar algunas cosas 

— !! Marcos !! — no de nuevo a hora que era lo que quería acaso no se podía quedar quieta  un minuto, hay aleska  uno de estos días termine por matarte — ¿ qué quieres?

La imprudente entró con una sonrisa sentándose  al frente a mi como si nada

— me puede ayudar a elegir mi vestido

—qué piensas que soy tu consejero de moda personal— no  pero... — ¿pero qué? No te voy ayudar largo tengo trabajo

—ándale ayúdame si — Dije que no

Soltó un suspiro mientras se levantaba  me miró por última vez, miré mi pantalla antes de hablar porque siempre tenía que caer cuando aleska  me  pedía algo 

—bueno te ayudo —en serio — tengo cara de  que bromeo — no

Aquí estaba yo sentado al borde  de la cama en espera de aleska mire en  toda su habitación después de un largo tiempo salió con cinco vestidos  a cada lado , fruncí el ceño que quería que le uniera todos los vestidos o que , el amarillo era muy feo para una noche como su graduación el azul tenia estilo pero con sus ojos mataba el color el rojo era muy llamativo además de eso es muy abierto no puede usar eso  imposible, en cambio el negro tenia encanto con el pequeño detalle  de un escote pero no me gustaba definitivamente todos estos vestidos habían pasado de moda o simple mente no eran de mi agrado

—En serio— salto aplaudiendo sus manos en una sonrisa

—vamos prepárate  algo tengo mucha hambre

— hazlo tu dios también te dio,  manos  no siempre estaré para preparar tu comida 

— aleska vamos — rogué  su comida era deliciosa por  eso  quería que cocinara para mi

—ágamos un trato — cual —la miré cruzándome de brazos—siempre que quieras te cocinare

— Perfecto, pero cuál es tu condición 

— Iras conmigo a mi graduación 

Sonrió, achique los ojos mirándola ella  estaba mirándome como niña buena que no mata una mosca

— sabes ...déjame pensarlo ! No ! —perfecto nunca más voy a cocinar tendrás que pedir siempre tu delivery de comida

Era una chantajista eso era más que eso era una maldita chantajista 

— está bien asistiré a tu estúpida graduación pero tú me cocinaras a la hora que quiero

Asintió con la cabeza, alzando la palma de su mano como promesa  baje detrás de ella hacia la  cocina para verla preparar mi comida no valla ser que por  pura malicia me quiera envenenar

Puras tonterías era lo que decía cada vez que abría la boca, una sonrisa de lado  era lo que tenía cada vez que la veía bailar con la canción que había puesto en el aparato de música

Por un segundo me puse a pensar  en ella y D'omico  como llegaron a conocerse y por qué ella lo odiaba tanto que deseaba verlo muerto

El cuento de que se había casado por que la obligaron era mentira y mucho menos ese que me contó de que fue engañada quizás si D'omico , no era una santa paloma pero su odio iba más haya algo me ocultaba y estoy dispuesto averiguarlo , el plato de comida fue puesto frente a mi eran macarrones

 

Sonreí agradeciéndole por la comida se sirvió otro plato para sentarse al frente mío

—¿ Marcos has estado con otra mujer ?

Pregunto, levante la mirada pase el fideo casi entero que produjo un dolor en mi garganta a que venía la pregunta ella cómodamente tenía el tenedor en la boca 

— Por qué quieres saberlo — curiosidad

— Has escuchado la frase... — la curiosidad mato al gato— esa misma — pero tu acaso no sabes que el gato tiene siete vidas

Fruncí el ceño era imposible hablar con ella y salir ganando  de alguna discusión, era mejor callar los dos términos de comer en completo silencio

Bostece sobre la cama, baje las escaleras siguiendo el olor  a café recién echo una vez en la cocina aleska  estaba de espalda, recosté mi cuerpo en el umbral de la puerta mientras  la observaba a un no se había dado  cuenta de mi presencia  dibuje una sonrisa de lado recorriendo su cuerpo

— Marcos que haces entre las sombras

— como supiste que era yo —primero nadie vive en casa, en segundo tienes olor a bebe

— ¿por qué dices que huelo a bebe?

Camine acercándome así donde estaba 

Mirando la sartén donde había  huevos revueltos sonreí, aleska  estaba cumpliendo su parte del trato, esto realmente se veía exquisito cogí el tenedor para llevar el primer bocado 

— hoy vamos a elegir el vestido cierto

Asentí con la cabeza mientras comía porque últimamente me quedaba pegado como un bobo viendo aleska , algo de ella me llamaba la atención y eso era algo que no podía estar pasando,  ya que sentir algún sentimiento arruinaría todo no podía amar alguien que una vez sentía algo por el hombre que me robo todo



#1302 en Otros
#222 en Acción
#403 en Humor

En el texto hay: secuestro, mafia, vengannza

Editado: 24.01.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.