Ella le pertenece a la mafia [editando]

Capítulo 36

Tenía la mirada perdida sobre aquel celular que estaba sobre la mesa , la ansiedad y la desesperanza iban carcomiendo mi cuerpo  

Lleve mi cabello hacia atrás entre mordiendo mi labio inferior como era posible esto era lo que mi mente trataba de entender me levante de golpe cogiendo el teléfono esto no se podía quedar así , cocina   

Suspire ya sobre el auto , mientras hacía presión al celular que tenía en mis manos  

Bajé del auto los hombre venían detrás de mí conocía perfectamente , donde quedaba la oficina de Marcos , caminaba agrandes pasos no podía tener este problema sola además de eso mi hija está de por medio  jamás dejaría que algo le pasara haría lo que sea por sacarla de todo esto , cuando estaba por llegar a su oficina me quedé congelada  e  inconscientemente  mis ojos se llenaron . De lágrimas haciendo borrosa mi visión aquella escena solté el celular cayendo al suelo tapando mi boca con mi mano relamí mis labios recogiendo el celular para darme vuelta y salir de ese lugar  

— nos vamos  — como ordene  

Como pudo hacerme eso las lágrimas no paraban de salir apenas llegue a casa fui directo a la habitación de mi hija para abrazarla y besarla comprimí mis llantos    

Marcos no merecía ni una sola lagrima mía no merecía , ser parte de mi vida era un maldito desgraciado que nunca cambió siempre fue lo que fue una mierda de persona camine por toda la habitación con la niña en brazos 
  
Medí una ducha para cambiarme  de ropa  ordenando a los guardias que ninguno abriera  la boca , este problema  lo solucionaría yo misma coloque un ligero y casual maquillaje sobre mi rostro metí  las llaves del auto  

Me quiete los lentes negros ya en el lugar donde se suponía que debería esperar acomode el arma , dentro de mi bolso   

— aleska — un suspiro agudo y largo salió de sus labios para luego dibujar  una sonrisa  

Cogió la silla quedando frente a frete soltó el botón del medio de su saco , colocando ambas manos sobre la mesa para clavar , su mirada sobre mí a lo que  yo hice lo mismo  

— eres valiente al venir sola , pensé que traerías a Marcos o acaso está escondido  

Acercó ligeramente su rosto hacia mí para decir las últimas palabras llena de ironía  

— ¿qué es lo que quieres? —de ti nada pero de esa hermosas bebé quiero mucho  

Me levante de golpe dejando , caer las palmas de mis mano sobre la mesa el cual produjo un ruido  

—no te alteres , sabes me alegra que seas madre a un no me lo puedo creer por las noches me pongo a pensar cómo es que aleska una chica inteligente le dio una hija a un tipo tan desagradable  como Marcos  

—es irónico pero también me pongo a pensar cómo es que una cucaracha miserable como tu aún sigue  con vida  

—creo que ambos a un nos extrañamos—no digas estupidez  

Me cruce de brazos , mientras en su rostro solo veía alguien que  merecía estar muerto  

— solo he venido advertirte que no te metas con mi hija  ella es la menos culpable de todo esto  — no ella es la pieza perfecta pero tú puedes cambiar eso aleska, siempre hay un lugar para una zorra como tú en mi vida  

— acaso me propones irme contigo a cambio de dejar en paz a mi hija — no lo pudiste decir mejor pero no solo te quiero a ti si a la niña también  

Arqueo las cejas cruzándose de brazo,  sus palabras  sonaban tan autoritarias  

— sueña con eso crees que después de lo que me asiste , volvería a tu lado — no lo sé esa decisión es tuya a hora me tengo que ir  

Se levantó volteándome y dándome la espalda , empezado a caminar  

—espera D'omico   

— si piensas matarme hazlo pero ten en cuenta  que no  saldrás con vida de este lugar estas , dispuesta a eso  

Maldije una cuantas veces , mentalmente dejando caer el arma sobre el bolso cuando mi mirada se quedó colgado en la de D'omico sentí un escalofrío de miedo en mi  

Para estar muerto se le veía muy bien creo que hasta  mejor   

Camino hasta llegar cerca de mí con una sonrisa de lado , que reflejaba pura maldad en eso ojos hundidos trague saliva al sentir su tacto en mi quijada bajando su mano en mi cuello  el cual lo posiciono con leve presión  

Amplíe más mis ojos acelerando mi respiración.   

—¿qué crees que haces? Suéltame  

Dije con una voz fuerte  e  imponente calvando mi mirada a hacia él , el cual hiso lo mismo ya no era esa chiquilla llena de miedo que le temía cada vez que me tocaba a hora era yo la que podría jugar a su mismo nivel  

—hay D'omico eres tan patético  

Mencione entre risas colocando ambas manos sobre la suya  

— patético yo creo que has olvidado quien soy aleska — no he olvidado quien eres  

Hice una mueca con los labios , cuando sentí otra mano bajar hasta mi cintura y apretarla jalándome más  hacia el sentí su frío aliento inhalar cerca de mi cuello  

En un brusco empujón me separo de su lado  

— espero le cuentes de nuestro encuentro secreto a Marcos menciónale , que pronto recibirán noticias mías   

Menciono son una sonrisa de labios serrados dándose la vuelta y esta vez Camino con seguridad  como si fuera  invencible a cualquier ataque , golpe varias veces el volante del auto saliendo de miss,  labios una serie de insultos  

Respira aleska , tenía que calmarme  era lo que me repetía a mí misma pero como hacerlo cuando el muy carbón de D'omico  había vuelto de la muerte para acabar  conmigo y arrancar mi felicidad cosa que no se lo permitiría puse en marcha el auto con dirección a casa  

Lo primero que hice fue darme una ducha  

Me senté sobre el sofá de la sala con un plato lleno de papá fritas sobre mis , piernas Damián  solo me miro y siguió su camino no lloraría por nadie , que no valía la pena luego de  llevar la última papa  a mi boca lo había decidido al diablo Marcos al diablo D'omico  al diablo todos por mi hija era capaz de hacer cualquier cosa  

Lleve el vaso de agua sobre mis labios bebiendo con frenetizad  el líquido  

Cuando Marcos llego a casa me mostré de lo  más tranquila , no podía evitarlo vivíamos en la misma casa pero era  claro que él no me quería lo único que hacía era fingir hacerlo aquella  escena  en su oficina  

Trague saliva lleno de un rencor y amargura dejo , barios besos sobre el rostro de mi hija la cual tenía una sonrisa amplia  

—mi hija preciosa eres lo único bueno que la vida me ha dado , juro  que nadie te hará daño cuidaré de ti mi pedacito de algodón  

Metí mi cabeza en su barriguita para hacerle cosquillas , huela también rico   

— mamá se encargará de todo tu solo debes de dormir y crecer fuerte lo entiendes Aislinn  

La cargue sobre mis brazos paseando con ella por toda la habitación , hasta que se durmiera  y no tardó en hacerlo   

Amarre mi cabello en un moño acomodando el  polo blanco de tiras caminando hacía la cama donde Marcos me esperaba con una sonrisa amplia solo estire los labios sonriendo para coger las cobijas metiéndome dentro de ellas  

Quise gritarle unas cuantas cosas cuando sentí como su brazo recorría mi cintura solo me mordí el labio inferior  

— esta noche no estoy cansada  

— sucede algo , sabes que puedes decirme lo que  sea  

Lo que sea , eres un maldito desgraciado me daba asco dormir con el hombre que en  la mañana se besaba plácidamente con una chica respire volteándome  

— no pasa , nada solo que la bebé estaba muy inquieta — te entiendo  

Dejo un beso sobre mi frente,  se acomodó quedando mi cabeza sobre sus brazo pegada a su cuerpo fue como me quede, como me había podido hacer esto , pero era Marcos seguía   siendo el mismo.



#1671 en Otros
#292 en Acción
#449 en Humor

En el texto hay: secuestro, mafia, vengannza

Editado: 24.01.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.