Emily

PRÓLOGO

Ama como lo hiciste con ella, como amaste a Emily.

Esas fueron las palabras que dijo su madre antes de dejarlo. Él sabía bien que Emily había sido amada por todos, inclusive más que él, sin embargo, nadie daba por sentado el que fuera verdad. Todos afirmaban que él la había amado más que su propia vida.

Emily seguía presente en los corazones de todos pese a sus ya seis años de muerte por lo cual, la defunción de su madre no hizo más que volver a abrir esa herida que muchos apenas estaban empezando a sanar.

Él aún no la superaba, ¿y cómo hacerlo? Emily era una niña inolvidable, llena de vida y con la facilidad de ser querida. Aún recordaba sus ojos azules parecidos a los suyos, su piel tersa y paliducha al igual que su largo cabello negro que la hacía ver mortífera ante todos. Él la extrañaba, la extrañaba demasiado.

El día de la muerte de su madre, él sujetó su mano hasta el final, hasta que supo que aquella mujer fuerte y hermosa que conformaba su única familia, lo había abandonado. Él lloró, lloró como lo había hecho cuando su padre lo había dejado, lloró como lo había hecho cuando la misma Emily había muerto a su lado mientras él la sostenía en su regazo con cariño.

Lloró completamente solo, porque así es como te sientes cuando te deja un ser querido, porque así es como te sientes cuando las personas que más amas te dejan atrás sin siquiera voltear a ver a quién están destruyendo en mil pedazos.

Él lloró porque había perdido a su madre pero también lloró porque la había perdido a ella, había perdido a Emily.



JJLDallas

#4674 en Novela romántica

En el texto hay: ballet, amor, drama

Editado: 03.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar