Empezar a vivir

1

 

Hay veces que no sabemos la razón por que nos pasan cosas terribles, pero decimos que quizás sea una prueba divina para saber qué tan fuertes somos aguantando todo lo que nos presenta la vida.

Me encuentro sola en mi habitación mirando caer las gotas de lluvia a través de mi ventana. Hoy el clima estaba atroz, pero me encantaba este clima lluvioso. Mi madre cada vez que llovía no me dejaba salir y esta vez no fue la excepción, así que me quedé encerrada en casa hasta que la lluvia cesara.

Agarre mi diario que estaba en mi mesita de noche, siempre me ha gustado escribir y expresar mis ideas a través de las letras.

Querido diario: hoy ha sido un día bastante bueno por supuesto que ha sido bueno. Siendo sincera conmigo misma; la verdad ha sido un día de mierda. Estoy harta de sufrir en silencio, llorar casi todas las noches no estaba bien ... Mentir como me siento emocionalmente mucho menos.

Mientras comenzaba a escribir un nudo se apoderó de mi garganta que me dolía mucho, pequeñas gotas rozaron por mi mejilla y por más que quise evitarlo, no pude. Lo bueno es que no había nadie en la casa. Owen el esposo de mi madre se había ido a visitar a su hijo y mi madre estaba en el trabajo.

No deje de lloriquear, mis ojos ardían mucho de tanto llorar, lo que pasó después fue muy gracioso, me empecé a reír mucho y no sabía el motivo. Pero ya estaba sonriendo como el gato sonriente.

Ah sí, hoy también estuve llorando de nuevo, pero al final terminé riéndome.

Cerré mi diario y bajé a la cocina para prepararme unas palomitas de maíz, miré el reloj y eran exactamente las 7:00. Esta noche será muy larga. Luego subí a mi habitación para ver una película o una serie, después de largos cinco minutos decidí ver una película. Abrí mi laptop y busqué "Crepúsculo" era lo que iba a ver hoy.

Mientras ya casi terminaba la última película de toda la saga. Introduje mi mano en la bandeja y tome un puñado de palomitas y no dude en llevarlo hasta mi boca. Posteriormente, sentí el sabor en mis pupilas gustativas. La lata de soda que estaba a mi lado se había acabado, tuve que bajar a la cocina por otra bebida.

Me giré y asomé mi cabeza por la ventana de la cocina para ver si llegaba mi mamá. Pero no había nadie, ni siquiera un alma andante.

Al terminar de ver toda la saga, comencé a seguir a los protagonistas de la película. Siempre lo hago cuando veo una película o serie.

No me acuerdo exactamente la hora que era, pero la lluvia ya había cesado y escuche el auto de mi madre, la mire desde la ventana y no dude en bajar para darle un abrazo.

—¿Qué haces despierta a esta hora?

—No tenía sueño, te estaba esperando para darte un abrazo y prepararte algo —sonreí amablemente—. Sé que debes estar cansada mamá, quiero ayudarte.

—Gracias —hablo, dejando su cartera en la mesa—, estoy bien y anda a tu habitación que mañana es tu primer día de clases.

Mierda mañana empiezan mis clases y no me he organizado, así nunca seré la mejor alumna.

—Está bien mamá —digo—, buenas noches. Te amo mamá.

—Buenas noches.

Salí de la sala y le di una última mirada a mi madre y pensé:

¿Por qué nunca la he oído decir, te amo hija?

Al llegar a mi habitación lo primero que hice fue organizar mi rutina y luego puse las alarmas para levantarme temprano.

Las alarmas de pronto empezaron a sonar y no me dejaban dormir. Me levanté de la cama toda enojada ¿Por qué?, porque estaba soñando mi boda con Tom Holland.

Me puse de pie y fui directo a mi armario para buscar el outfit que usaré el día de hoy. Tenía que dar una buena impresión en mi primer día de clases.

Siempre me decían que la primera impresión de alguien es muy importante. Después de decidir lo que iba a usar. Pase a cepillarme el cabello que estaba todo rebelde como todas las mañanas.

Utilicé la plancha de rulos para que mi cabello tuviera ondas, aunque era demasiado lacio y pues claro que no ayudaba mucho. Me rendí y dejé la plancha a un lado.

Al bajar al comedor no encontré a mi madre, noté un papelito sobre la mesa, me acerqué y empecé a leerlo: El señor Williams me ha hablado y dice que es urgente, deje en la caja un poco de dinero tómalo y no olvides de cerrar la puerta —mientras leía, el teléfono sonó de pronto.

—¿Diga?

—¿Te acuerdas de mí, hermosa?

Levanté una ceja.

—¿Quién eres? —respondí.

Y colgó, seguro era de esas personas que le gustaba hacer bromas, como si yo tuviera el tiempo suficiente para escucharlas.

Qué manera de perder mi tiempo.

Miré el reloj y eran las 8:00. Así que tengo el tiempo suficiente para llegar a la secundaria, tomé las llaves de mi casa y agarré mi bicicleta.

En el camino me puse mis auriculares con orejitas y empecé a cantar, al llegar estacioné mi bicicleta en donde estaban las demás y caminé hasta llegar a la entrada, no sé qué pasó, pero ya estaba en el piso. De pronto un chico alto de contextura delgada con gafas oscuras bajo de la camioneta negra.

Me levanté toda enojada y lo miré.

—¡Eres un imbécil! —exclamé, enojada—. ¡¿Acaso no sabes cómo estacionarte o qué?!

—¡¿Y tú eres una distraída?! —respondió de la misma manera que lo hice—, y quítate esos audífonos que son raros.

Antes que se marchara le saque el dedo corazón y solo se limitó a sonreír de oreja a oreja.

—Qué chico tan desagradable —musité para mí misma.

Al entrar veía a todos los chicos con su grupo de amigos. Un grupo de chicas debatiendo sobre un libro. Otras chicas sacándose selfies para inmediatamente publicarlas en Instagram. Al otro lado, mire a un grupo de chicos mirando los traseros de las chicas (Que asqueroso). Mi mirada se desvió a un grupo de chicos estéticamente deportistas y además altos como una jirafa (Literal), luego me percate que el idiota estaba susurrándole algo a su amigo de cabello negro.

Minutos después una joven esbelta y con un vestido color rojo pasó por mi lado derecho que a simple vista se veía una diosa. Ella se unió al grupito y al llegar le planto un beso al idiota.



#15455 en Novela romántica
#2730 en Chick lit

En el texto hay: #empezar #amor #flor

Editado: 15.01.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.