En la boca del lobo.

Prolepsis.

La noche había caído sobre la ciudad cuando las sirenas rompieron el silencio. Un automóvil volcado yacía en llamas en medio de la carretera, pintando de naranja el asfalto y las sombras de los que se acercaban a ayudar. Las ambulancias y los bomberos llegaron rápidamente, desplegando mangueras y preparando camillas.

El Oficial Cristián, con su uniforme aún impecable, se abrió paso entre el caos. Su mirada estaba fija en el vehículo siniestrado, buscando entre los escombros humeantes. Conocía al dueño del coche y el temor por su seguridad le apretaba el pecho.

Mientras los bomberos combatían las llamas y los paramédicos atendían a las personas heridas, Cristián inspeccionaba la zona con incertidumbre. No había ningún rastro de vida; el coche estaba vacío, salvo por un teléfono móvil que se encontraba totalmente estrellado y un llavero personalizado que reconoció al instante.

La sorpresa lo golpeó como una ola fría. ¿Dónde estaba aquella persona? ¿Había logrado escapar del accidente, o alguien la había llevado lejos del lugar? Las preguntas giraban en su mente mientras ordenaba a sus compañeros que buscaran en los alrededores.

La desaparición de aquella persona añadía un misterio escalofriante a la tragedia de la noche. Cristián sabía que no descansaría hasta encontrar respuestas, hasta descubrir qué había sucedido realmente en aquel tramo solitario de carretera.

 



#597 en Detective
#1076 en Thriller
#396 en Suspenso

En el texto hay: asesinato, secreto, policiaco

Editado: 29.04.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.