Esto es amor

17

Tal y como esperaba reprobé Lengua y Matemáticas. Me arrepentí de no haberle pedido clases privadas a Myung Soo, pero había sacado la mayor puntuación en el examen de Química, así que eso me ayudaría a nivelar mi calificación final.

Mi vida académica no iba tan mal, en cuanto a la personal...

Después de que Myung Soo y yo hiciéramos el amor aquella vez nuestra relación pareció consolidarse. Sí, él aún no sabía si me amaba o no, pero estaba esforzándose en averiguarlo.

Salvo ese detalle nuestra relación era perfecta.

Lamentaba no poder decir lo mismo sobre Woo Hyun y yo. Desde la pelea no me dirigía la palabra y lo cierto era que no pensaba ser yo quién diera el brazo a torcer primero, así que me limitaba a ignorarlo a mi vez.

El equivocado era él, no yo.

A la mañana después de la pelea (y de mi primera vez con Myung Soo) Sung Kyu y Hoya habían llegado al departamento mientras mi novio y yo desayunabamos. Traían con ellos a mi hermano, ebrio y confuso.

Me alarmé al verlo así, pero Sung Kyu dijo que no era nada grave y entre él y Hoya lo llevaron a acostarse.

Woo Hyun estaba peor cada día.

Me enteré por Myung Soo, quién se enteró por Sung Kyu, quién a su vez se enteró por Hoya que Woo Hyun había comenzado a ir a nuestro antiguo departamento (que ahora le pertenecía sólo a Yoon Joo) por las tardes. ¿Lo feo? Que ella ni siquiera se dignaba a dejarlo entrar. Se comunicaban mediante mensajes de texto.

Solté un suspiro al pensar en ello y terminé de peinarme. Era Sábado y Myung Soo y yo iríamos al cine con Sung Yeol a ver una película de terror.

A Sung Yeol no le gustaban las películas de terror, pero en esta salia una actriz que él admiraba mucho. No quería ir solo y después de la ayuda que nos había dado habría sido imposible negarnos.

¿Cuál ayuda?

Era un poco vergonzoso contarlo, pero lo haré.

Transcurrió una semana entera antes de llegar a ese Sábado en particular. Semana en la cual Myung Soo y yo lo hicimos dos veces más.
Aprovechamos el tiempo entre nuestra salida del colegio y la salida del trabajo de nuestros respectivos hermanos. Supongo que pudimos haberlo hecho más veces, pero dedicamos tiempo al estudio.

Aunque la primera vez había sido especial para los dos tenía que admitir que me había dolido mucho, claro que al final me había sentido tan bien que no quería que Myung Soo se detuviera.

Las dos veces siguientes no había dolido nada y era gracias a Sung Yeol, quién le había prestado a Myung Soo un libro sobre el tema. Puro placer garantizado, había dicho. Y no tenía idea de porque Sung Yeol tenía un libro así.

—¿Jongie? —llamó Myung Soo desde la puerta de mi habitación.

—Ya voy.

Me di la vuelta para salir, pero él me detuvo, empujándome contra la pared.

—Si sigues viéndote tan lindo me pondré celoso de que otros hombres te miren —murmuró, mordiendo el lóbulo de mi oreja.

Solté un gemido.

—¿Qué pasa, Jongie? ¿Quieres decir algo?

Me dedicó una sonrisa pícara y llevó ambas manos a mi trasero, acariciando mis nalgas con movimientos circulares.

—Myung Soo —gemí de nuevo.

—¿Qué? Si no hablas no puedo saber lo que quieres.

Me mordí el labio inferior. Él sabía muy bien lo que quería si me tocaba de esa forma, pero... Maldición, Woo Hyun y Sung Kyu se encontraban en la sala.

—Yo no...

—¿Tú que?

—No podemos —murmuré, cerrando los ojos.

Myung Soo rió y me besó, subiendo sus manos hasta mi rostro.

—Ya lo sé. Nos espera una estúpida película —comentó, pero mantuvo su rostro muy cerca del mío.

—¿Te olvidas de nuestros hermanos? —repliqué, con la respiración agitada.

—Ah sí. Ellos —y entonces una enorme sonrisa ilumino su rostro. Caray, cuando sonreía se veía tan apuesto, tan atractivo, tan irresistible—. Tengo una idea: demosles nuestros boletos del cine y que vayan ellos con Yeol mientras que nosotros nos quedamos aquí para foll...

—¡No podemos! —me alarmé. Sus palabras sólo servían para ilusionarme—. Sung Yeol no querrá salir con ese par de ancianos.

Myung Soo soltó una carcajada y se separó, llevando ambas manos a su estómago.

—Lo sé. Le aterra quedarse a solas con Sung Kyu.

Sonreí, un poco aliviado, un poco decepcionado.

—Demonos prisa entonces o vendrá a buscarnos hasta aquí.

Me acarició la mejilla y salió de la habitación.

Me froté el rostro, controlandome. No era bueno para mi corazón que Myung Soo hiciera esas cosas.

Ahora la habitación de huéspedes me pertenecía sólo a mi, dado que Woo Hyun se había mudado a la sala.

Se me fue el buen humor al pensar en mi hermano de nuevo.

Pese a las palabras de Myung Soo tenía que hacer algo para ayudarlos a él y a Sung Kyu a arreglar aquel malentendido.

Tomé una chaqueta y salí a reunirme con Myung Soo.

Woo Hyun me lanzó una mirada llena de curiosidad al verme listo para salir, pero no se atrevió a hablarme.

—¿A dónde van? —fue Sung Kyu quién tuvo que preguntar.

—Al cine con Sung Yeol —respondí.

—¿Otra vez con ese atontado? Pues es cosa de ustedes. Cuídense y no lleguen tarde.

Y Sung Kyu volvió la atención a la pantalla de su laptop. Woo Hyun y yo nos miramos, pero al final ninguno fue capaz de decir algo.

La película no estuvo tan mala. A decir verdad había visto peores, pero ir al cine con Sung Yeol era realmente una experiencia... Hablaba durante toda la película, comentando cada escena.

Myung Soo parecía querer golpearlo para que se callara, pero yo opté por simplemente reír. Un chico riendo en una película de horror, debieron verme raro.

Volvimos a casa caminando después de pasar a dejar a Sung Yeol. Por lo que entendí su padre había ocultado muy bien las llaves de su auto y ahora se encontraba sin modo de usarlo.

—Ya le había tomado mucho cariño a ese auto —comentó Myung Soo mientras caminábamos tranquilamente hacia casa. Aún no oscurecía del todo, pero las calles ya estaban vacías así que íbamos tomados de las manos.



#14335 en Novela romántica
#2397 en Fanfic

En el texto hay: homosexual, woogyu, myungjong

Editado: 10.07.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.