Extraño Milagro De Navidad

21

—Petal White, ven conmigo a comprar regalos —Sky está frente a la puerta.

Ya no me sorprende. Ahora que solo falta diez días para navidad él y yo hemos estado juntos cada día, a veces comiendo, a veces solo encontramos algo interesante por hacer.

Mi dinero se está acabando pero ese es el plan. Si me voy a ir de aquí no quiero dejar nada en el banco, ese dinero me costó mucho y no quiero que nadie se lo quedé. Es lo menos que puedo hacer por mí después de aguantar todo eso en el trabajo.

—Supongo —me encojo de hombros.

Sky mira detrás de mí. — ¿De nuevo estás sola?

Asiento. —Sip, mamá debe estar comiendo con alguien o comprando rota, mi hermano llegó ayer y bueno… —él tiene mucho dinero.

Sky se cruza de brazos. —Entonces, ¿Quieres ir a comer? Ayer vi que en un restaurante a unos veinticinco minutos de aquí tienen crepas con malvaviscos derretidos y manzana, ¿no suena delicioso?

Asiento. —Sí, suena bien —miro hacia atrás—. Solo iré a cambiarme de zapatos.

Sky mira hacia abajo y sonríe. —Deberías irte así, me gustan tus pantuflas rosadas.

Ruedo los ojos. Sky es como el amigo que siempre quise tener, como el chico que soñaba conocer y de quien debí enamorarme. Que lastima que llegó muy tarde a mi vida, ojala nos hubiéramos conocido antes.

—Pasa, espérame mientras me cambio —le pido.

Él entra a la casa, cierro la puerta y me dirijo a mi habitación. Entro para colocarme unas zapatillas blancas, me siento en la cama para amarrarlas.

—Vaya, que interesante habitación —Sky está en la puerta.

Yo frunzo el ceño. — ¿Qué haces aquí?

Pero Sky ya está dentro y está viendo las fotografías de los cantantes que me gustaban hace casi una década atrás. — ¿Nunca modificaste tu habitación? —Mira ahora los libros—. ¿Entonces así se veía tu habitación cuando eras adolescente?

Termino con los zapatos. —Sí, yo creo que está normal.

Sky se sienta a mi lado sobre la cama. — ¿Qué soñabas cuando veías al techo?

Junto mis cejas. — ¿Qué?

—Sí —sonríe—. De jóvenes solemos soñar despiertos, ¿no? Cuando me acostaba en mi cama y veía al techo pensaba en muchas cosas. Astronauta, bombero y panadero, siempre quise ser panadero.

Resoplo. —Te hubieras comido todo el pan.

—Sí —ríe—. Entonces, ¿Cuáles eran tus sueños?

Bajo la mirada mientras mezo mis pies. —No sé, de niña pensaba que podía ser famosa o algo así, luego… solo quería ser normal.

Después del accidente que ocasionó mi cicatriz mi único sueño era tener la cara como la de las demás niñas. No quería tener una marca en mi rostro, no quería tener que “ser fuerte” como el doctor me había dicho el ultimo día que estuve en el hospital, solo quería ser normal.

Sky se deja caer hacia atrás y se recuesta en mi cama, por suerte había guardado la ropa que tenía encima de ella. Él toma mi brazo y me mueve para que me recueste a su lado.

—Ven aquí —señala hacia arriba—. ¿Qué sueño quieres cumplir?

Muerdo mi labio y me cubro la cara con la mano. Estando en esta posición tengo a Sky del lado izquierdo, del mismo lado donde está la cicatriz. No puedo dejar que la vea. Ahora ya debe saberlo, con lo que dijeron mis familiares esa noche y lo que dijo James, ya sabe porque me oculto detrás de mi cabello.

—Sky, mejor vámonos.

Sky niega y sigue señalando al techo. —Vamos, ¿Qué sueño te gustaría cumplir?

Sigue siendo el mismo sueño, ser normal. —No sé.

Baja la mano y suspira. — ¿Nunca quisiste ser algo demasiado grande que te asusta? Esos son los mejores sueños, los que te hacen pensar que estar loca pero que en tu corazón, en el fondo de él, deseas que ocurra.

Hago una mueca. — ¿Cuál es el tuyo?

Su mano se mueve y toca mi meñique. —Bueno, sé que será un poco divertido pero mi sueño es ser papá.

Acomodo mi cabello con mi mano derecha y la mantengo debajo de mi mentón sosteniendo el cabello. — ¿Papá?

—Sí —ríe un poco—. Sé que es algo que relativamente puede ocurrir fácilmente pero, no sé. Quiero casarme y tener hijos, aunque a veces no estoy seguro, no quiero traer personas al mundo y luego yo dejaré de prestarles atención por estar ocupado con otras cosas.

Giro sobre mi cuerpo así es más fácil ocultar la cicatriz. —Pero puedes hacerlo, solo tienes que encontrar a alguien y ya. No es un sueño muy grande.

Sky bosteza y gira también, ahora nuestros rostros están frente a frente. —Pero ese es el problema, soy un asco para las citas. Además no quiero solo casarme, quiero encontrar a la persona correcta para pasar el resto de mi vida a su lado.

—No sé porque pero creo que serias un gran papá, uno de esos que avergüenzan a sus hijos —afirmo sonriendo.

Me señala. —Tú serias una tía peligrosa, siento que te burlarías de mí con mis hijos.

Junto las cejas. — ¿Quieres que sea la tía de tus hijos?

—Por ahora sí —afirma colocando sus dos manos debajo de su cabeza mientras me mira de lado—. Podríamos contarles sobre este año, sobre el hecho que tenemos suéteres y tatuajes que combinan.

Resoplo. —Sí, claro —pero pensar en eso rompe mi corazón. Supongo que me gustaría seguir cerca de Sky lo suficiente como para conocer a sus hijos pero eso no sucederá—. Hablo enserio, serás genial. Espero que encuentres a alguien y que tengas los hijos que siempre has soñado.

—Ahora tú —susurra—. ¿En qué sueñas? No tiene que ser nada fuera de lo común, o sí.

Pienso mis palabras antes de decirlas. —Pues, solo… me gustaría poder tener una vida normal, ¿sabes? —Me aseguro que mi cicatriz no se muestre cuando coloco mi mano izquierda debajo de mi cara—. Yo… sí, me gustaba James pero nunca le gusté, sabes lo que pasó con Gust. Solo quisiera ser de esas chicas que obtienen lo normal, no quiero que todo salga como yo quiero, solo quiero algo bueno. Algo.

Sky me observa en silencio, luego suspira. —Yo creo que las cosas buenas toman tiempo en llegar —afirma lentamente—. Yo soy feliz pero muchas veces me pregunté si alguna vez encontraría alguien, ¿sabes? No una novia o algo así, solo… cuando perdí a mi mejor amigo, me sentí muy solo. Pero ahora estoy aquí con una chica asombrosa, una que rápidamente se ha convertido en mi amiga y que sé nos esperan muchas aventuras juntos.



#12946 en Novela romántica
#7551 en Otros

En el texto hay: navidad, milagros, navidad y romance

Editado: 22.12.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.