Fairy Tale

El inicio del fin.

De esa forma, una larga fila interminable se formó en las afueras del castillo, y el hada madrina pasaba todo el día cumpliendo deseos: humano, tras humano, tras caballo, tras elfo, tras dragón, tras gato, tras ganso, tras humano, tras fauno...

 

Entraron con cautela a aquel pueblo, la debastacion no se hizo esperar, todas las cabañas estaban hechas añicos, la madera estaba podrida, la naturaleza ya habia reclamado aquel lugar, el musgo crecia por todas las paredes y los arboles crecian dentro de las casas que aun luchaban por permanecer de pie.

 

Pronto, todo el mundo empezó a creer que tenían derechos sobre el hada madrina, y que ésta estaba obligada a cumplir sus deseos, y empezaron a maltratar a la humilde hada madrina, sin siquiera agradecerle por los deseos que ésta les cumplía.

 

Así, poco a poco, el bondadoso corazón del hada madrina se fue marchitando; y a pesar de que por mucho tiempo, ella trató de mantener la esperanza, porque, realmente, ella cumplía los deseos de los demás como un acto de nobleza, sin esperar nada a cambio, el continuo maltrato y desagradecimiento de todos aquellos a quienes bendecía, hicieron que, tal como la rosa que nunca se riega, el corazón del hada madrina se marchitara y se convirtiera en una pasa arrugada y sin vida.

 

Goldy y Red se miraron, en definitiva aquí no encontrarian nada; Red miro atravez de una ventana, limpiando el cristal. Dentro se encontraban dos esqueletos tumbados sobre la cama y alado de este una pequeña cuna, Red no necesitaba adivinar que ese pueblo fue destruido por el fuego fatuo, era obvio, la pequeña sala donde se encontraba la chimenea tenia rastros de explosion y el techo calcinado. Sin contar que los huesos estaban quemados.

 

Goldy se adelanto no prestando atencion, frente a ella estaba lo que debio de haver sido una iglesia, quiza con suerte, encontrarian algo.

 

Al ver, cómo, poco a poco, toda su esperanza se convertía en desesperación, y al sentirse usada y abusada por aquellos a los que quería ayudar, el hada madrina se convirtió en una terrible bruja, y, en cambio, empezó a maldecir a todos aquellos que habia ayudado, fueron dias oscuros, la primera guerra, no pudimos ni protegernos.

 

Nuestro reino era una tierra de paz, los cuatro reinos vivian en armonia, todos protegidos por nuestras princesas.

 

Red entro despacio a aquella casa, le recordaba a la de su abuela, la pequeña mesa con un pequeño florero, la silla de su abuela, la cocina, donde esta, le preparaba las mas deliciosas galletas.

 

En el sur se encontraba el bosque de “Rosen” El hogar de Sleeping Beauty, en el norte el reino del invierno “Schnee” de Snow White, en el este el castillo de “Crystal” de Cinderella y por ultimo en el oeste la gran biblioteca “La Bête” de Belle. En la primera guerra nuestras princesas fueron derrotadas y la… Strega Maledicti Sunt (Bruja Maldita), como mis compañeros y yo la llamamos, las elimino de las formas crueles, Sleeping Beauty termino trasnformada, junto con su bosque, en un hervidero de espinas punzantes… ah Cinderella, junto con su reino, lo transformo en un paraja desolada e inospita de cristal… la muerte de Belle, fue la mas cruel.



#20107 en Fantasía
#12103 en Thriller

En el texto hay: luchas y peleas, fantasiaepica, magianegra

Editado: 26.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.