Flores para el cajón

Mugunghwa

Todavía espero regresar a ese jardín

donde los pensamientos me recibían

de tricolores vibrantes y salvajes;

la noche y el día convivían en parsimonia;

el invierno y verano se observaban desde

polos opuestos aprendiendo uno del otro;

donde en una punta el ceibo albergaba su pureza y dulzura

mientras en la otra punta la flor eterna que nunca se desvanece crecía a paso seguro,

pero la flor desapareció y el ceibo aceptó su naturaleza indomable.

El jardín se volvió cenizas y aún aguardo hallar la manera de volver



#15776 en Novela romántica
#9722 en Otros

En el texto hay: poemario, poema, poemas cortos

Editado: 02.06.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.