Génesis

Capítulo 1

Génesis
 

Decir cómo empezó la guerra es muy difícil de responder, al menos que seas un demonio y sepas cuándo fue el momento preciso donde Damián empezó el conflicto contra todas las especies del universo, aunque algunos dicen que todo empezó por un amor prohibido, otros dicen que fue la envidia al no tener posesión de un cuerpo propio. Hay muchas suposiciones, pero nadie sabe el verdadero motivo, y no es como si se pudiera ir directo a donde él se encuentra y preguntarle el motivo exacto, ya que nadie conoce su verdadero rostro; pero lo que sí se sabe es acerca de las especies que luchan a su lado, incluso  los demonios, entre ellos ¨los stringoi¨.


Por eso las druidas formaron un campo invisible en todos los universos para detener la entrada a todos los espíritus malvados; aunque ellos nunca esperaron que el poder de Damián fuera tan grande como atacar de otras maneras. 


Ya no se sabe en quién confiar, desde el momento que se descubrió que Damián y los demonios a su alrededor empezaron a poseer cuerpos y manejarlos a su antojo.


Aunque con el paso de los años nadie conseguía ninguna pista de los posibles traidores, y la guerra se volvió más difícil en el momento que sus contrincantes se volvieron invisibles. La desesperación de todas las especies se volvió palpable en el momento que se volvían casi extintos; pero nadie esperó que después de tres siglos Damián empezara a comunicarse con los licántropos, aunque para ser sinceros, ni por la mente de alguien se esperaba que matará al alfa real para poder dialogar con su antecesor.

****

¿Cómo se podría describir el momento? Pues no se sabría cómo describir lo que pasa en el lugar, el día relucía ser feliz, o eso era lo que creía la manada del alfa real Erick. El reloj cuando marcó las diez en punto de la mañana, inesperablemente el cielo empezó a oscurecer de repente, el alfa sabía lo que significaba el cambio de clima, y era guerra, así que alistó a sus soldados y se encaminaron a los límites de la frontera, donde el ambiente se sentía pesado cada vez que alguien se acercaba.


Pero los soldados, el beta y el alfa real se detuvieron cuando varias flechas fueron impactadas en el pecho de cinco hombres, y eso significa una cosa; era hora de la pelea.


La hora empiezó a correr, igual que la sangre de muchos soldados comienzó a acelerarse sin parar, pero el momento se volvió decisivo cuando hieren al alfa, perder no era una opción, pero ganar se veía muy lejos como para ser una opción. La batalla se volvió infinita, el alfa desesperado dio órdenes a los soldados que aún se encontraban de pie y a su beta que se mantuvo a su lado en todo momento.


¡No se rindan! ¡Max! ¡Cuidado!—exclamaba—, ¡Esperen mi señal y ataquen!

La meta del alfa era pelear sin parar contra la oscuridad, y proteger a su manada, pero uno a uno iban cayendo, los guerreros estaban cansados, unos aunque estaban heridos seguían peleando, y otros ya se encontraban en el suelo luchando entre la vida y la muerte. Los restantes muertos... todo parecía que pronto terminaría y muchos morirían, pero nadie se esperó que de un momento a otro, las sombras desaparecieron  anunciando inesperadamente el final de la guerra, o eso se creía, ya que el traidor al ver al alfa en la posición acordada, dio la señal sin que nadie se dio cuenta, y una flecha golpeaba en el corazón del alfa real.


Un grito desgarrador se escuchó cerca del campo de batalla, y una loba blanca llegó hasta el cuerpo de su amado, ella débil vio a su pareja eterna morir, así que la loba blanca se convirtió en una humana completamente desnuda e inconveniente, así parecía, aunque el beta al escuchar cómo el corazón de su luna empezó a detenerse y nadie le ayudó, se transformó en humano y la cargó rápidamente. Sali corriendo al pueblo a buscar del doctor para que ayude a la luna, pero como en muchas situaciones, no siempre se llega a tiempo.


—Beta, la luna ha muerto, no podemos hacer más nada. El lazo era tan fuerte que la perdida del alfa Erick el dolor la llevó a la muerte instantáneamente. —dijo el doctor dando su diagnóstico.


—Es momento de traer a los caídos, ya es hora de despedirnos de los héroes de batalla y de empezar una nueva era.— respondió Max a la manada.

****

El tiempo de luto al alfa, a la luna y los héroes caidos en batalla a pasado, igual que el nombramiento del nuevo alfa real. Aunque muchos piensan que es la destrucción de la manada, otros creen que será la salvación, pero ¿Cómo lo iba a saber? Él solo era un adolescente de 18 años de edad, para muchos solo un joven inmaduro, pero como todo; las apariencias engañan.


El tiempo pasó, la manada se empiezó a sentir débil, porque su alfa no conseguía a la luna. Él hacía todo lo podía mientras viajaba a otros universos para visitar a las especies que existen u otras manadas, pero nada de esto funciona, no la encontraba,  es como si la tierra se hubiera tragado, ya que no aparecía por ningún lado. 


Un día inesperado llegó una carta sin nombre del emisor, donde solo se podía leer en el sobre. “Para el alfa real cody”.


El alfa al abrir la carta no se esperó las palabras que habían ahí dentro:


" Pequeño alfa real, tú luna se encuentra más cerca de lo que crees, te recomiendo que agudices tus sentidos y dejes de perder el tiempo buscando en otros lugares. Aunque a Meredith no le gustaría saber que su mejor amigo dejó de buscarla..."


Cody no entendía porqué nombraban a una vieja amiga que había desaparecido antes de que él pudiera transformarse.... Pero después de unos minutos de analizar bien lo que decía la nota, fue al bosque y agudizó sus sentidos y salió corriendo a una pequeña cascada que se encontraba en el límite de su territorio, ya que recordó que una vez en su niñez junto a Meredith, consiguió una cueva detrás de la cascada, pudo sentir un aroma que lo empezaba a desesperar, justo en el momento que empezaba a estar serca de la cascada, pero lo que Cody no sabía, era que la persona que buscaba no quería ser encontrada por nadie, y mucho menos por él.



#10452 en Fantasía

En el texto hay: misterio, ficcion, ficcion general

Editado: 17.09.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.