Golpe en el orgullo

Capítulo 1

Siempre te he amado bajo todos tus herrores tus defectos todo, pero esto es demasiado, me estas engañando, ingrato, poco hombre
    -tengo que hablar contigo -dije parandome frente la cama. Los dos saltaron como niños que han sido descubiertos comiendo golosinas antes de la cena
    -te espero en mi habitación en cuanto termines de vestirte - me retire con pasos veloces. Intentando no llorar.
Cuando entre en mi habitación las lágrimas se desbordaron ya no puedo contenerme más. Pero tengo que hacerlo. Estoy segura que Lucas entraara en la habitación en cualquier momento. Me senté en el sofá de mi habitación esperando. Se oyen golpes en la puerta,  debe ser el. 
    -hola, mira dej 
    -¿desde cuando? -lo interrumpió no quiero las de sus habituales excusas como cuando encontré ropa interior femenina en nuestra habitación, o como cuando encontré labial en una de sus camisas, como esas historias esos pequeños detalles hay muchos que eran descartados de mi mente cuando el me daba sus excusas 
    -un año -respondió sentándose en el otro sofá de la habitación
    -asi que un año. ¿Por qué?
    -me aburrí de ti 
    -pero deje todo por ti deje mis estudios, mi familia, mi legado, todont
    -pero yo la amo a ella que parte de eso no entiendes. Ha i una cosa más jamás te dije que dejaras todo por mi 
    -no seas idiota, dijiste que ullera  contigo porque me amabas y no me podías dejar atrás -se puso ruijido. El sabe que todo  lo que digo es verdad. Se me ocurrió una genial idea que hasta me saco una sonrisa, te daré donde más te duele en el orgullo 
    -me iré de aquí 
    -pero no tienes que irte, ahora que lo sabes Angélica puede vivir aquí y tu también solo no te metas con Angélica  
    -!!!NO¡¡¡ -se acobardado por mi grito -no. Yo ahora estoy por debajo de una amante 
    -si -me pare enfrente de el 
    -tengo un plan, tu me darás 2000 piezas de oro cada mes, yo me lárgate de aquí y obviamente nos diborciarenos y yo te daré donde más te duele 
    - bien. Y donde es donde más me duele 
    -no es obvio. En el orgullo. Abriré una tienda de ropa y te ganaré -el idiota solto una carcajada 
    -y como aras eso soy la marca más reconocida y además soy un hombre 
    -porque yo se como se siente usar tu ropa, aunque le pagaras a una mujer para que te dijera como se siente no sabrías lo que se siente en verdad. Y que seas un hombre no te da mayor ventaja 
    -crees que puedes hacerlo, serás la única mujer
    -el suelo refresco por la lluvia se frormo por pequeñas gotas -se quedo callado por un instante y después se fue.  
       
                                               2 días  después   
Estoy preparándome para irme de esta casa. Ya firmé el divorcio solo falta que me entregue el dinero 
    -ten -Lucas me dio el dinero de mala gana. Y yo le entrege un papel
    -ten esta,  es mi nueva ubicación, aquí entrega el dinero  
    -bien
    -adios 
    -adiós -adios Lucas, adiós antigua Julieta. Me detuve y me di la vuelta hacia Lucas 
    -solo te voy a hacer la última pregunta 
    -pregunta
    -¿alguna vez me amaste?
    -si te ame con locura antes de conocer a Angélica -asenti
    -adios, de verdad adiós y gracias por todo. Al salir mi antigua casa sentí como si una parte de mi corazón se hubiera ido pero ya no abia vuelta atrás ya abia tomado una decisión

          
   
                                  Fin del primer capítulo 
   



Mart

#12195 en Otros
#728 en No ficción
#20005 en Novela romántica
#3336 en Chick lit

En el texto hay: orgullo erido

Editado: 22.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar