house of dreams

pagina 2

 

Santiago se levanta de la silla y mira hacia el cielo “comencemos a jugar, ya que pronto lloverá”, jorge igualmente se levanta del banco y me dice “ya que perdiste, te tocara ir a contar”, con cara de tristeza camino hacia el árbol para comenzar a contar, ya en el árbol me volteo y veo como todos comienza a correr para después perderse en el bosque.

Después de un rato, por fin termino de contar, levanto por ultima vez la vista para ver que el cielo esta oscuro por las nubes. Comienzo a caminar para ver si encuentro a mis amigos, los arboles me dificultan la búsqueda, pero eso no me impide seguir buscándolos.

Pequeñas y pocas gotas caen al suelo, haciendo que la tierra se vuelva barro. mis zapatos se empiezan a ensuciar de barro mientras sigo caminando, pero desde lejos observo algo curioso, me muevo sigilosamente de árbol en árbol hasta llegar hacia el objetivo. Me recuesto sobre el gigante árbol de hojas amarillas, me volteo rápidamente para poder asustar a itala, la cual se encontraba atrás del árbol.

Itala suelta un grito haciendo que mis tímpanos resuenen, mis ojos y los de ella se encuentran y en ese momento ella solo me hace una pregunta “¿no me digas que fui la primera?”, con una sonrisa en mi rostro contesto “lamentablemente me temo que sí, eres la primera” ella al escucharme agacha la cabeza.

Antes de que pudiera retirarme de ese lugar para seguir buscando, siento que algo me agarra la camia, al voltearme, veo que es itala la que me agarro la camisa “espérame que voy contigo” dice ella. Itala sigue caminando junto a mí, pero después de un rato los pies de ella no aguantas mas “descansemos un poco, siento que me voy a desmayar” dice itala mientras se sienta en una roca, yo la quedo mirando fijamente pero igual me siento con ella en la misma roca.

Las gotas caen sobre nosotros. el aire frio hace temblar nuestros cuerpos. El día cae lentamente sobre nosotros. después de un rato de estar sentados, me levanto motivado para seguir buscando, salgo corriendo dejando atrás a itala, y en mi camino me encuentro una cabeza de un animal muerto, las moscas lentamente consumen la piel de la cabeza del caballo.

En ese momento, por alguna razón, mi mente me dice que patee aquella cabeza del animal muerto, sin pensarlo dos veces me decido a patear la cabeza, haciendo que esta caiga hacia una pequeña bajada.

Viendo como la cabeza la cae, no dudo en seguirla para saber donde quedara, corro hasta llegar hacia una pequeña cueva que se encuentra un poco alejada de donde estaba y en la entrada se encontraba la cabeza del animal con los ojos salidos.

Me acerco y levanto la cabeza del animal sin ningún temor, pero en ese momento, al frente mío, una puerta aparece delante de mí, en ese momento todo mi cuerpo se congelo por alguna extraña razón. Rezaba para que esa puerta no se abriera en ese momento, pero mis rezos nunca los escucharon, y la pesadillo comenzó.  



#3541 en Thriller
#1889 en Misterio
#1344 en Suspenso

En el texto hay: locura, suspenso, terror

Editado: 22.07.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.