house of dreams

pagina 5

El líder de manada clava sus cuernos en el otro reno, este comienza a gritar de agonía y de dolor, pero unos segundos después cae muerto en el suelo, el líder se agache y con sus cuernos le abre el estomago al reno muerto, los demás renos comienzan a comer el reno que les dio su líder.

Rápidamente sacan y tragan todas las partes del reno muerto, pero por alguna razón nadie toca la cabeza. Algunos renos se comienzan a pelear con otros para poder comer algo, pero todos se calman al escuchar el grito del líder, todos retroceden para que su líder pueda comer en silencio, este come solo un poco, pero con sus dientes le arranca la cabeza el reno muerto.

Camina hacia nosotros mientras con su mandíbula sujeta la cabeza, al llegar hacia nosotros tira la cabeza hacia mis pies. La recojo con mis manos y la alzo para que mi copia la pueda ver, este se ríe y aplaude sin parar.

El reno suspira y se pone al lado de nosotros, agarro a mi copia y la subo en el reno, después de monto yo. El reno sale corriendo por todo el bosque con nosotros montados sobre él, mientras va corriendo nos muestra lugares que ni siquiera sabía que existían, también vemos animales extraños como ardillas con cuerpos de perros, caballos con caras de osos y muchas cosas más.

Después de un rato de estar viendo todos los sitios del bosque, veo un árbol y en cima había una casa de madera, le doy una pequeña palmada al caballo para que pare, este frena y me bajo junto con mi copia. en el árbol había trozos de madera para que se pueda subir, agarro a mi copia y la siento junto al árbol mientras yo comienzo a subir. El árbol era grande y en algunas partes no había madera por lo cual se me dificultad subir, parecía infinito ya que subía y subía cada vez más, pero no llegaba, después de un rato por fin logro llegar a la casa de la cima del árbol.

Mis pies se apoyan con dificultad en el ultimo trozo de madera, y con mis mano empujo la puerta de la casa de madera, al entrar veo unas cuantas cajas y una televisión vieja en mal estado, en la ventana se encontraba un joven de piel morena, tenia el cabello un poco largo como una mujer, me le acerco lentamente y sin hacer ruido, le pongo mi mano en su hombro y le grito “te atrape” este se asusta y cae por la ventana, antes de que pudiera cae le agarro la mano “pero en que demonios pensaste al asustarme, por que no solo me llamaste” grita mientras esta a punto de caerse solo mi mano lo sostiene de que no se caiga del enorme árbol.

Jorge sigue gritándome por aquel acto que acabo de ocasionar “ey, súbeme. Tu ocasionaste esto así que súbeme”, este sigue gritando y suplicando para que lo suba, pero mi mano se cansa cada vez más. Lo miro directamente a sus ojos y le hago una simple pregunta “si te dejara caer, ¿crees que podrías volar?” jorge queda con una cara de no saber que responder, pero ignoro su cara y lo alzo de la mano hasta subirlo a la casa de madera.              

El poco a poco deja de temblar ya que se encuentra a salvo, se voltea y me mira “que locura acaba de pasar. Ves todo esto, la casa y todas las cosas que se encuentras, desde hoy autoproclamo esta casa como nuestro refugio principal”.



#3591 en Thriller
#1925 en Misterio
#1360 en Suspenso

En el texto hay: locura, suspenso, terror

Editado: 22.07.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.