I See You

CAPITULO 1: NOTHING ON ME

¿Un sueño? ¿Una pesadilla? ¿Es real o solo viví una ilusión? Me pregunte tantas veces. A veces solo quisiera regresar el tiempo y....

Las noches jóvenes son lo mío. Las noches locas es cuando un cazador busca a la presa más jugosa, es fácil identificarla, pero en ciertos periodos encuentras a otras que superan a la primera presa.

Las fiestas juveniles son las mejores, son los momentos más memorables para aquellas generaciones que quieren vivir a lo máximo porque están en una etapa donde quieren comerse al mundo con esos yates, playas, antros, bares y principalmente despilfarrando el dinero en lujos innecesarios. Pero solo un experto puede vivir esas experiencias y aprovecharlas para ligarse y explotar su sexualidad. Si, ese soy yo.

Las noches jóvenes son mi especialidad. He ido a incontables fiestas en los últimos 4 años. He conocido a tantas personas, no hay lugar en la ciudad que no conozca a alguien. A veces veo a extranjeros y.…no se imaginan la cantidad de chicas de diferentes países que tienen su modo para hacer el amor. Básicamente si quieren consejos de como conquistar a chicas de este país u otro fuera, soy el indicado para decirles como ligárselas y avanzar a segunda base en una noche. Incluso si quieres casarte con ellas puedo ayudarte.

Muchos me han dicho que debería dejar esto y encontrar mi alma gemela. La verdad no creo en esas cosas. Disfruto el fruto prohibido cuando quiero ¿Qué más podría pedir? Estar enganchado en alguien para siempre es realmente absurdo.

Esta noche tengo que ir a la zona roja, John me ha dicho que se trata de algo clandestino. Esas fiestas suelen ser los más destructivos, ilegales y nunca duran el menor tiempo posible por los federales. Son lo peor, no se disfruta nada y se adelantan a tomar cantidades exageradas de alcohol, peleas callejeras, drogas, etc. Pero no tengo nada más que hacer hoy. Quizás pueda llevarme a una chica linda a un hotel y concluir la noche.

Kai ¿Dónde estás? La fiesta ya comenzó y déjame decirte que aquí hay de todo – Llamo mi mejor amigo de la Universidad, estaba al teléfono.

- ¿De qué edad?

Preparatoria, la verdad hay buenas presas aquí amigo. - Menciono emocionado.

Loey es el tipo de amigo que no tiene límites, estoy seguro de que se habrá metido con menores de edad, no lo ha querido admitir, pero sé que es verdad, para mi mis limites son de 18 años. No estoy tan enfermo como él.

Acepte la invitación y me prepare con una camisa roja y pantalón negro. Me encanta vestir de modo casual elegante, eso les agrada a las chicas, un chico bien vestido con confianza y seguridad al hablar. El secreto es el modo en cómo les hablas y las palabras correctas para entablar la conversación. Y lo demás...bueno.

Cuando estábamos en la localización de la fiesta clandestina, me percate rápidamente que había demasiadas chicas con locas con botellas, latas de cerveza, además de cubas en vasos rojos llenos. Definitivamente esas chicas eran ilegales y ya se creían maduras para hacer lo que les dé su gana. Para Loey era el paraíso.

¡Amigo! Aquí hay un festín – Lo mire con asco. En fin, en realidad no haría algo al respecto, es su problema de él y ellas.

- Como sea... - Le conteste desinteresado.

Observe el panorama completo, era una bodega abandonada. Había un DJ de no mayor de 25 años. Música urbana. Las chicas movían sus cuerpos sin parar e iban al suelo haciendo movimientos sugerentes entre ellas mismas. Mientras que las chicas que tenía a su chico les bailaban de la misma forma. Cualquier hombre se prende con esos movimientos sugerentes. Muchos que ya no aguantan las ganas y se van detrás de la bodega a hacer cosas de sexuales de muchas maneras posibles.

Solo estaba observando alrededor y veía a puras chicas ilegales, pero entre la pista improvisada de baile de concreto, vi a alguien diferente. Si era una chica relativamente de mi edad, tal vez un año menor o mayor que yo ¿Cómo lo es? No tengo idea, pero era...atractiva. Pelo largo teñido de rubio, usaba tacones y un vestido pegado color negro, labios pintados de rojo y para mi sorpresa no tenía atributos grandes, para mi gusto no era nada compatible, pero la forma en cómo se movía y esa sonrisa de satisfacción por la música...no sé, pero era muy linda verla de lejos.

¿Kai? ¿Qué ocurre? Conozco esa mirada – Llego Loey y trataba de deducir quien era la chica a la que miraba.

- ¿Quién es ella? - Dije con una voz inusual que nunca había empleado a referirme a alguien.

¿La delgada? ¿En serio? No es la clase de chica que te gusta, no tiene de donde agarrar amigo – Lo mire con enojo. Se saco de onda al verme y después fui directo a la pista sin titubear.

El mundo se detenía, la vibración de la música era intensa, me metía entre la gente hasta que su mirada se cruzó con la mía. Me miro de pies para arriba y dio una sonrisa coqueta y volteo hacia sus amigas disfrutando el ritmo de música. Era una buena señal, no espere más y llegue por detrás y baile al ritmo de la música llamando su atención, sonrió nuevamente y así seguimos un rato.

- Pareces toda una profesional en esto – Ella hizo un gesto incrédulo.

- Pues tú no te mueves mal, pero podrías mejorar – Me califico al verme los pies.

Una vez cansados nos retiramos de la pista. Sus amigos también nos siguieron, al principio me miraron raro al cruzarme con ellos, pero después todo fue más relajado.

¿Estas con alguien? - Pregunto la chica

- Estoy con un amigo, pero creo se fue con su novia.

- Entonces acompáñanos - La invitación fue clara, parecía que estaba interesada, aunque no había cruzado palabras de conquista.

Nos sentamos en la mesa, todos los amigos de ella murmuraban y la miraban con impresión. Eso era raro e incluso confuso ¿Por qué estarían juzgando a su amiga? ¿Sera por mi presencia?



#7380 en Novela romántica
#1229 en Thriller

En el texto hay: amor, psicológico., jekyll

Editado: 01.06.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.