Infierno Helado (libro 1)

Capítulo 1

Estoy en medio del bosque, corro sin saber hacia dónde voy, sólo sé una cosa, tengo que huir del cazador.
Las copas de los árboles cubren mi visión del cielo, escucho a las aves revolotear por encima de mi cabeza. Mi pie se enreda con algo y caigo al suelo con un fuerte golpe.
No pienso en el dolor, sólo me levanto. Pero ya es tarde, él ya está frente a mí. Es una figura encapuchada y oscura con armas sobresaliendo de su traje negro. No veo su rostro por la oscuridad pero me lo puedo imaginar sonriendo, sabe que va a matarme y disfrutará haciéndolo. Pero no iba a morir sin siquiera pelear.
Grito mientras siento el poder venir a mí, mis brazos, mis piernas, mi torso e incluso mi cabeza, se envuelven en llamas, estoy prendida en fuego y cuando se acerca lanzo las llamas hacia él. Lo escucho gritar y me escucho gritar a mí también. Él lo hace por dolor, yo lo hago por el poder que está siendo liberado de mi interior. Elevo mis brazos y dejo que todo salga de mí, es lo que soy, es mi naturaleza.
Entonces siento algo atravesar mi pecho y cuando bajo la cabeza para mirar, me doy cuenta de la flecha en él. Mi fuego se apaga y miro como la sangre empieza a manchar mi camisa.
No era sólo un cazador, era una docena de ellos. Estaba rodeada y sin siquiera tener tiempo de gritar, me veo en medio de un tiroteo.
Cuando despierto estoy asustada, tengo que repetirme mentalmente que sólo fue in sueño, un mal sueño.
No importa cuántas veces haya soñado lo mismo, la misma persecución, el mismo cazador, la misma hazaña. Siempre termino despertando con miedo y sudor, con el corazón acelerado por las imágenes que se reproducen en mi cabezaq.
Me levanto y miro hacia mi ventana, la casa abandonada de los Thompson ya empieza a verse mejor gracias a mi madre y una que otra ayuda de parte de Jared y mía.

Desde que supe la verdad de mi familia, mi verdad, todo cambió. Yo solía ser una adolescente de diecisiete años que iba a cursar su último año de preparatoria, almorzaba con sus dos mejores amigos y regresaba a casa con su madre y hermano, ah y ¿Cómo olvidar el pensar y lamentarse por la muerte de su padre? Todo eso cambió cuando mi madre y Jared me llamaron para tener una charla familiar, esa charla cambió mi vida.

Descubrí que soy un origen o que voy a serlo dentro de poco, depende de cuando mi poder quiera salir a la luz.

¿Y qué es un origen? es un ser que tiene el poder del hielo o del fuego, por eso los orígenes nos dividimos en dos. Los orígenes de fuego y los orígenes de hielo. Este don se transmite a través de la familia. Mi madre y mi padre son orígenes de fuego y eran almas gemelas, es literal ya que cada origen tiene una. Algo que es sumamente extraño, es lo que pasa cuando dos almas gemelas se encuentran, según mi madre se llena un vacío, algunas veces puede que el origen no sienta ese vacío hasta que encuentra a su mitad y siente automáticamente que todo cambió, sus ojos también cambian de color, se tornan del mismo color que el de la mitad más fuerte, por eso mi madre tiene los ojos grises de mi padre y por supuesto Jared y yo los heredamos, pero negros eran los ojos de mi madre antes del cambio.
Las antiguas leyendas dicen que se nos eligió a una persona de nuestro mismo origen para enamorarnos y pasar el resto de nuestras vidas juntas. Para mí eso es demasiado cliché. Pero tiene su propósito. Querían evitar que tanto orígenes de fuego como los de hielo se mezclaran, eso está prohibido. ¿Y quién lo prohibió? los orígenes mayores, los Primeros.
Pero eso no es el problema principal, para nada. Los cazadores lo son.

Gente que sabe de nosotros y quieren exterminarnos, no se sabe con exactitud lo que son, se ven como humanos pero claramente no lo son, sino no podrían matarnos con tanta facilidad.
He tenido pesadillas desde que supe la verdad. He Muerto cada vez, siempre logran atraparme.

Me organizo, arreglo mi cama y luego busco un conjunto adecuado para la cena de esta noche. La antigua mejor amiga de mi madre regresa a Old Town con sus tres hijos. Mi madre está emocionada, desde que supo de su regreso se propuso arreglar su vieja casa, me hacía levantarme temprano a pesar de que eran vacaciones. Jared, mi hermano tampoco se salvó del todo. Pero la ayudamos con gusto porque no la habíamos visto tan feliz desde que papá fue asesinado por un cazador y es que cuando el alma gemela de un origen muere, una parte del otro también lo hace. Así que le agradezco a la señora Thompson por devolverle esa sonrisa a mi madre.

Mientras estoy en la ducha me pongo a pensar en mí como origen ¿ Lo haré bien, seré un desastre? Ocultarle la verdad a Natalia y a Cody será difícil, puede que un día no logre controlarlo y todo se vaya por el caño.

Deja de preocuparte. todo saldrá bien, estarás preparada.
¿Y si no?

Cuando bajo me encuentro con mi madre en la cocina. Al sentir el olor de la comida mi estómago ruge, compruebo mi reloj, son pasadas de las doce.

-Hola mamá.- La saludo con un beso en la mejilla y luego voy a la nevera por un poco de jugo de naranja.- ¿Dónde está Jared?- Le pregunto mientras me sirvo un poco en un vaso.

El cabello de mamá es de un color cobrizo, una extraña mezcla de café y rojo, sus ojos son de un gris intenso y su rostro es fino. Yo me parezco demasiado a ella, mismo cabello, mismos ojos, mismo carácter. Jared por otro lado se parece más a papá, su cabello castaño, sus ojos grises y su nariz fina. Es la viva imagen de nuestro padre.
-Salió hace poco con Karum.
Karum es el mejor amigo de Jared, es un orígen de hielo y tiene una personalidad interesante. Muy interesante.
-¿Vendrá a cenar?- Era una pregunta con trampa, mamá sabía que si Karum venía, por ley Natalia también debía hacerlo, al igual que Cody.



Abby Conrad

#12034 en Fantasía
#24464 en Novela romántica

En el texto hay: guerra, fuego, hielo

Editado: 15.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar