Inocente hasta que recuerde lo contrario

El hijo de la madeja

Mientras espero que llegue el micro con destino a Mar del Plata, me pedí un tostado de jamón y queso en pan árabe en el café de la terminal.

El mozo está en la barra conversando con el hombre de la caja. El lugar está casi vacío. Además de mí, solo hay un hombre tomando un café mirando hacia la calle. Miro el televisor, está puesto el canal de las noticias. No volvieron a hablar de Aldana. Al parecer no es un caso tan importante como para darle seguimiento.

Reviso mi celular. No tengo llamadas. La policía no me contactó, por lo que puedo deducir que aún no soy sospechoso. Busco en la lista de contactos y llamo a Urrutia para reportarme.

-Pibe. ¿Qué pasó? -La voz rasposa de mi jefe es inconfundible.

-Estuve hablando con el fiscal Castro. Sospecha que a Álvarez lo mataron y lo hicieron ver como una muerte accidental.

-¿Y te pudo confirmar que el finado era Álvarez? -pregunta con frialdad, como si lo único que le interesara es validar la identidad de la víctima.

-No. Y para colmo, un amigo reclamó el cadáver y lo cremó.

-¿Un amigo? -indaga incrédulo. Usualmente son los familiares quienes se encargan de esto.

-Sí. Muy raro todo. Un tal Parodi. También figura como único beneficiario de la póliza.

-Esperá un minuto. Ahora te llamo. -dice y corta abruptamente.

El mozo llega con mi orden. Me sirve el plato con el sanguche, un vaso de vidrio, una botella de jugo de naranja y me deja un ticket con el valor del almuerzo. Pago y comienzo a devorar la comida como si fuera un gran manjar. El mediodía pasó hace un rato y llevo sin comer desde ayer. Estoy famélico.

Cuando estoy masticando el último bocado el celular vuelve a sonar.

-Ahí pregunté -dice Urrutia en cuanto atiendo, como si nunca hubiéramos dejado de hablar- Parece que a pesar de una anomalía aprobaron el seguro.

-¿Anomalía? ¿Qué anomalía?

-El informe dice que encontraron un acta de defunción a nombre de Ángel Parodi, pero está revocada. El investigador asignado adjuntó un reporte que la declara error administrativo.

-¿Qué opina?

-Que esto se te está yendo de las manos. Mejor volvete y lo mando como sospechoso a los bogas.

-Ojalá fuera tan fácil. Si en medio de toda la movida caigo preso van a saber que estuve indagando la muerte de Sergio. No. Mejor sigo con el plan.

-¿Qué plan? ¡No seas boludo pibe! ¡Volvete! -dice molesto- Si caes en cana yo les digo que te mandé a investigar. Vos no te preocupes por eso.

-Estoy yendo a Mar del Plata a entrevistar a sus conocidos -respondo como si no lo escuchara- Alguien tiene que saber algo que me ayude a despegarme este muerto.



#3499 en Detective
#1060 en Novela policíaca
#11435 en Thriller
#6523 en Misterio

En el texto hay: persecucion, amnesia, estafa

Editado: 13.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.